10.1 C
Tijuana
jueves, febrero 22, 2024
Publicidad

A la Berlinale

Diversidad de narrativas aztecas nutrirán la septuagésima cuarta edición del encuentro fílmico de la capital alemana (15 al 25 de febrero).

Infancias, triciclos, caos selváticos, cocinas y pueblos originarios, son las nuevas miradas, enfoques de actualidad, asombro y pertenencia de realizadores mexicanos, cuyos trabajos cinematográficos fueron seleccionados en el Festival Internacional de Cine de Berlín, entre estos el estreno mundial de “La cocina”, de Alonso Ruizpalacios, voz ingeniosa y particular de la filmografía nacional contemporánea; a la par de la cinta italiana “Another End”, estelarizada por Gael García Bernal –atrapado en un túnel de dolor, encontrando consuelo en sustitutos humanos para fallecidos–, las cuales competirán por el máximo galardón: el Oso de Oro.


Publicidad


De igual forma, se exhibirán “Batallas en el cielo” (Carlos Reygadas), una evaluación de la sociedad mexicana, el sexo y el catolicismo, con proyección especial en Berlinale Classics; al mismo tiempo que los cortometrajes “Nanacatepec”, performance fílmico de Elena Pardo y Azucena Losana, participa en Foro Expandido y “Aguacuario” -filmada en Coatzacoalcos, Veracruz por José Eduardo Castilla Ponce sobre un niño de 10 años que trabaja junto a su hermano mayor repartiendo garrafones de agua en un viejo triciclo y cuando conoce a una niña de su edad se pregunta si debe asumir sus responsabilidades o embarcarse en una pequeña aventura sobre tres ruedas- en la sección Generación Kplus.

Habrá que poner atención a esta última por su puntual vistazo a las infancias y el camino prometedor del creador poblano.

“‘Aguacuario’ está basada en una purificadora de agua que tuvo mi abuelo en Coatzacoalcos y que terminó cerrando por la inseguridad. Además de un tributo a la historia de mi familia, es una mirada de nostalgia hacia mi niñez repartiendo garrafones, y homenaje al esfuerzo de mis abuelos que terminó significando un montón de cosas para todos. Nace de un lugar muy personal, honesto, sin pretender nada, en un momento de depresión y ansiedad, al que llegó como salvavidas”, expuso a ZETA José Eduardo Castilla Ponce.


Publicidad

 


El joven realizador enfatizó que “todo el amor, esfuerzo, lágrimas, trabajo y paciencia se están recompensando con la selección de Berlín, emocionalmente es complejo, sobre todo por las oportunidades que tendrá esta narrativa con claras referencias a películas como ‘Lake Tahoe’, de Fernando Eimbcke, y ‘The Florida Project’, de Sean Baker, porque abordan el punto de vista de la infancia de una manera inteligente.

“La cocina” de Ruizpalacios por el oso de oro

“Se subestima a los niños en el cine, y en esta se hace de una manera respetuosa, de uno a uno con los niños, y eso quise hacer: ver esos momentos tan sencillos desde una mirada infantil, la amistad y las responsabilidades de los niños que trabajan en los negocios familiares”, precisó el cineasta que a los 14 años, como adolescente rebelde, decidió hacer cine y abrirse camino lejos del catolicismo y lo conservador de su ciudad natal.

El cortometraje se exhibirá en Berlín luego de su proyección en el Festival de Cine de Monterrey y Chicago International Children Film Festival, motivo de reflexión para Castilla, quien recientemente filmó el cortometraje “Levantamuertos”: “No se trata de premios, sino de cómo recibe la gente la película, sobre todo es una oportunidad de abrirnos puertas e inmortalizar momentos y personas. El cine me ha permitido cultivar cosas lindas, pensamientos y narrativas sobre infancias que se descuidan mucho, y muy pocas películas mexicanas llegan a los niños”.

Respecto a “La cocina” (The Kitchen), en la que el actor mexicano Raúl Briones comparte créditos con Rooney Mara, Anna Diaz, Motell Foster y Oded Fehr para encarnar a migrantes en la gastronomía en el corazón de Times Square en Nueva York, Alonso Ruizpalacios explora la condición humana desde una perspectiva social, política y cultural, acotando retratos soñadores entre comedia, tensión, tragedia y emociones.

Ópera prima de Castillo Ponce

Adaptación de la obra de teatro de Arnold Wesker, “La cocina” fue llevada a la pantalla grande en 1961 y se centra en vivencias de personajes sobreexplotados, premisa que el creador de “Güeros”, “Museo” y “Una película de policías” -galardonadas en la Berlinale- aborda para reflexionar sobre la complejidad de la migración, la realidad de los indocumentados y su impacto en una sociedad multicultural a través de un híbrido de documental y ficción.

Autor(a)

Roberto A. Partida Sandoval
Roberto A. Partida Sandoval
Licenciado en comunicación por la UABC. Periodista de entretenimiento. Editor de Espectáculos. 22 años en ZETA. Apasionado por el cine, música, viajes, gastronomía, ciclismo, senderismo y aventura.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas