14.9 C
Tijuana
miércoles, febrero 21, 2024
Publicidad

Visionaria

Llega el Presidente de México a la casa de la bruja adivina Josefina y le plantea:

“Josefina, esta semana soñé varias veces con un palacio y con mucha sal. Por favor, ¿me puede decir qué significa?”.


Publicidad


Josefina mira su bola de cristal, observa detenidamente al mandatario, luego mira nuevamente su bola de cristal y al fin dice:

“Significa que el pueblo está hablando, señor Presidente”.

Pensativo, consulta:


Publicidad

 


“¿En qué sentido?”.

La bruja mira atentamente su bola de cristal:

“Señor, el pueblo está diciendo: ‘Sal del palacio, Presidente’”.

Autor: Un adversario de ya saben quién.

Tres hermanas

Tres hermanas, de 96, 94 y 92 años de edad vivían en su casa juntas. Una noche la de 96 empieza a llenar la tina para darse un baño, pone un pie dentro de la tina, hace una pausa y grita:

“¿Alguien sabe si me estaba metiendo a tomar un baño, o estaba saliendo de bañarme?”.

La hermana de 94 le responde:

“No sé, deja subo para ver”.

Sube los escalones, hace una pausa y grita:

“¿Estaba yo subiendo las escaleras, o las estaba bajando?”.

La hermana de 92 está sentada en la cocina tomando una taza de té y escucha a sus hermanas. Mueve su cabeza y piensa:

“Espero nunca ser así de olvidadiza. ¡Toco madera!”.

Entonces toca tres veces sobre la mesa y responde a sus hermanas:

“¡Ahora voy a ayudarlas! ¡Un momentito nada más, porque primero voy a ver quién está tocando la puerta!”.

Autor: La hermana octagenaria que no estaba en casa.

En breve

Dos amigos se encuentran:

— Raúl, ¿cómo estás? ¿Que murió tu suegra?

“Pues sí. Resulta que fuimos a la India y le picó una serpiente”.

¿Cobra?

“No, fue gratis. Si gustas, ¡te doy la dirección!”.

* * *

En un restaurante, dos amigos platican:

— El viaje a la India me cambió la vida.

“¿En qué sentido?”.

— Me hizo más humilde, más consciente, más humano.

En eso se acerca un mesero:

— ¿Más langosta, señor?

“¡Pero ponle curry!”.

* * *

— Manolo ¿qué te pasa que estás blanco?

“Nada, Pepe, que vengo del médico y me ha dicho que deje de beber, fumar, hacer el amor…”. 

— Y, ¿qué vas a hacer?

“Pues qué he de hacer, Pepe, ¡cambiar de médico!”.

* * *

Buenas tardes, señor. Quiero solicitar una tarjeta de crédito para mi esposa.

“¿Algún límite de crédito, señor?”.

Preferentemente que ya esté sobregirada, por favor.

* * *

Ayer llamé a la Policía porque unos ladrones robaron en mi casa y se llevaron hasta los vasos.

“¿Y los detuvo?”.

Sí, sí, los de tubo también.

* * *

Soy Rosa.

“Ah, perdóname; es que soy daltónico”.

* * *

Papá, qué está más lejos, ¿Córdoba o la Luna?

“Pues vamos a ver, ¿tú ves desde aquí Córdoba?”.

* * *

  Paso a tu casa a las diez, te pito y bajas.

“¿Compraste un carro?

“No, un pito”.

* * *

¿Cuánto te costó esa terapia que hiciste para dejar de pensar en comida todo el rato?

“Pimientos pesos”.

* * *

¡Rápido, necesitamos sangre!

“Yo soy 0 positivo”.

Pues muy mal, ¡aquí se viene a animar!

* * *

Cariño, ¿has visto el libro “Cómo vivir 100 años”?

“Sí, lo tiré a la basura; tu madre lo estaba leyendo”.

* * *

¿Cuál es el café más peligroso del mundo?

El ex preso.

* * *

¿Cuál es el carro favorito de un fotógrafo?

El Ford Focus.

* * *

¿Qué es peor que encontrarse un gusano en una manzana?

Encontrarse medio.

Autor: Un burócrata en su descanso.

Autor(a)

Gabriela Olivares
Gabriela Olivares
Gabriela Olivares Torres Gabriela Olivares Torres GabrielaOlivares 10 gabriela@zeta.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas