13.9 C
Tijuana
miércoles, febrero 21, 2024
Publicidad

Mapeo criminal de una ciudad violenta

Durante 2023, Tijuana estuvo entre los siete municipios bajacalifornianos con el 45 por ciento del total de crímenes que se denuncian en la entidad. El 61% de los delitos de mayor impacto numérico, fueron el robo en todas las modalidades, asesinatos y ataques armados.

Tijuana registró el 82% del total de homicidios estatales; 72% de robo de vehículos; 60% de robos con violencia; 40% de robos sin violencia; y con 943 carpetas, el mayor número de lesiones dolosas -armadas- en Baja California.


Publicidad


Contemplando todos los delitos antes mencionados, Zona Centro, Cerro Colorado, Centenario y La Mesa son los distritos de mayor incidencia, pero tratándose de balaceras que terminan con muertos o heridos, los primeros lugares lo ocupan los distritos Sánchez Taboada, Playas, Centro, Mesa de Otay, Centenario y San Antonio de los Buenos.

Al comparar las incidencias de 2023 con las de 2022, la estadística tijuanense mejoró en dos delitos: 5% -418- menos denuncias por robo y 8% -173- menos carpetas de homicidios. Y empeoró en los otros dos: tuvo 12% más denuncias por lesiones dolosas- 248- y 60% -4 mil 588- más reportes de robo de vehículos.

Tratándose de delitos, la administración de Montserrat Caballero tiene mejores números que en su primer año y registra avances al comparar sus números con los del panista Manuel Gastelum. Cotejada con su antecesor también de Morena, Arturo González Cruz, quien gobernó en tiempos de encierro y pandemia, con ella se redujo un 5% la incidencia homicida, pero hay un retroceso al confrontar el resto de los delitos. 


Publicidad

 


52 ASESINATOS EN NUEVE DÍAS

Las mil 884 muertes violentas contabilizadas durante 2023, permitieron a Tijuana conservar el primer lugar estatal que ostenta desde que inició el registro de incidencia en BC -2006-, al concentrar el 82% de las carpetas.

Comparado con 2021, Tijuana redujo de 2 mil 750 a mil 884 homicidios; Mexicali, de 300 a 203 víctimas; Ensenada, una mejora mínima de 156 a 124; Rosarito decreció de 119 a 69 muertes; y San Felipe de 13 a 5 asesinatos.

Los municipios que aumentaron su cifra mortal fueron Tecate, que pasó de 87 en 2022 a 138 en 2023; y San Quintín, de 19 a 26 víctimas.

Apenas empezando 2024, enero arrancó su jornada de balaceras con 52 muertos en nueve días en Tijuana, 53 si se suma el cuerpo putrefacto localizado en el Ejido Maclovio Rojas la mañana del 10 de enero. Muertes que significan el 93% de los 57 homicidios cometidos en ese período en todo Baja California.

A los otros dos sujetos los mataron en Tecate, uno más en Mexicali, otro en San Quintín y el más reciente San Felipe. La estadística oficial no contempla los restos óseos asegurados la mañana del 4 de enero en un camino vecinal del Cañón San Rafael en la carretera de Punta Colonet en Ensenada.

En Tijuana, las delegaciones con más asesinatos son Sánchez Taboada, Centenario, Playas, Centro y Mesa de Otay.

Precisamente en Playas de Tijuana se cometió uno de los asesinatos que más llamó la atención pública esta semana, ya que los dos homicidas persiguieron a la víctima cargando sus armas largas prácticamente por una cuadra y lo

mataron sobre Paseo Playas, la principal vialidad de la delegación, en una zona usualmente vigilada por una patrulla estacionada, que la

mañana de ese 9 de enero no estaba en el área.

Cuando el hombre circulaba sobre la Avenida Lluvia rumbo a Paseo Playas, fue intervenido media cuadra antes de llegar a la esquina por dos hombres a bordo de un auto Honda Accord 2003 color negro, intentaron subirlo al carro, pero corrió. Los matones dejaron el carro y fueron tras él hasta que lo alcanzaron y asesinaron para después regresar por el vehículo y huir, no sin antes tirar un rifle en el camino.

La víctima fue identificada como Miguel Molina Pérez de 43 años, originario de Ciudad de México; su esposa llegó a la escena y, de acuerdo a las primeras indagatorias, los matones también residen en Playas.   

Un día antes, el 8 de enero otro hombre de entre 55 y 60 años fue asesinado en el mismo distrito, en el mercado sobre ruedas de Sección Costa Azul en Paseo Playas, lugar que ya fue escenario de otras tres muertes en el último trimestre del año pasado. El mismo día asesinaron a un hombre de 62 años en un tianguis ubicado en Benito Juárez y José María Morelos y Pavón, Colonia La Gloria.

La tarde del viernes 5 de enero, sobre Bulevar El Rosario, repleto de autos en la colonia Santa Fe, les dispararon a dos hombres, mataron a uno y huyeron impunemente por la calle Francisco Zarco, a pesar de las condiciones del tráfico.

LESIONES DOLOSAS: POLICÍA SOBREVIVEN PORQUE DISPARARON PRIMERO

Al finalizar 2023 con una estadística que contabiliza 2 mil 007 lesiones dolosas, Tijuana tiene el primer lugar estatal, al acumular el 43% de las carpetas iniciadas por este delito en BC. De ese total, el 47% -943 casos- fueron heridas provocadas por arma de fuego. La mayoría de estas balaceras, parte de la pugna de cárteles criminales que cometen faltas administrativas, delitos federales y del fuero común, sin que ninguna autoridad logre contenerlos.

En este municipio avasallado por la violencia, los distritos con más incidencia en lesiones por arma de fuego son Sánchez Taboada, Playas, Mesa de Otay y San Antonio de los Buenos.

La cifra de lesionados por bala aún no está publicada, pero tratándose de víctimas sobrevivientes de ataques armados, en la semana que concluye destacó la forma en que el policía municipal del área de Inteligencia, Eduardo Herrera Alatorre y la agente de Investigación de la Unidad Antisecuestros Ana Duprad –dos años incapacitada por lesiones sufridas en operativo-, quienes son pareja, escaparon de la muerte gracias a su puntería y a que el joven les ganó el tiro a los fallidos homicidas.

Sin embargo. Herrera debió ser atendido por la herida de una bala que le atravesó el brazo. 

Evidentemente los policías estaban alertas, fue cuestión de segundos, venían de la Carrera Atlética 5K Día Internacional del Policía, realizada el 6 de enero en Zona Río. Llegaron a su casa localizada en el Cañón Johnson de la delegación Centro alrededor de las 11:00 horas, se estaban estacionado frente a su domicilio en un pick-up cuando el vehículo de los matones, un KIA con placas de Estados Unidos sin reporte de robo, se colocó a un costado del carro de las víctimas de frente en semi perpendicular, como cerrando la posible huida.

Inmediatamente bajó un sujeto atrás del copiloto y empezó la balacera – el primer asesino subió al auto rápidamente-, el agente Herrera fue el primero en disparar e hizo once orificios en un certero círculo en el vidrio del frente de su auto.

Ataque a los agentes Eduardo Herrera y Ana Duprad en el Cañon Jhonson.

Desde dentro del auto de los sicarios también percutieron sus armas, un segundo homicida bajó por el lado del conductor. Cuando Herrera lo vio, decidió salir del auto y protegerse en la parte trasera de otro pick-up estacionado atrás de su auto. En ese momento el carro de los asesinos avanzó y empezó a subir, en tanto que el segundo matón caminaba protegiéndose con el auto que se detuvo unos metros adelante.

Para ese momento, la agente Duprad ya había sacado su pistola de la parte trasera del auto y estaba respondiendo a balazos. Entonces Herrera corrió al interior de su casa por el arma larga, pero cuando salió, los criminales ya habían huido.

En la escena quedaron 32 casquillos, ocho de cuerno de chivo y once de calibre 45 de los homicidas, y 22 calibre .9 milímetros de las armas de cargos de los dos policías.

Las balas de los agentes habían impactado a por lo menos dos de los sicarios, el cofre del KIA en la cajuela, la parte frontal y derecha y en las llantas, por eso detuvieron su huida apenas un kilómetro adelante rumbo a la colonia Independencia.

“En el auto quedó evidencia de dos personas heridas, a uno lo dejaron tirado afuera del carro junto al cuerno de chivo, no sabemos si lo intentaron bajar o él cayó al intentar salir, pero tenía heridas en la cabeza, el tórax y la clavícula derecha. Nadie ha reclamado el cuerpo y sus huellas no han resultado positivas”, explicaron desde la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz y Seguridad bajacaliforniana.

Ubicaron dos autos de los posibles cómplices y les dieron seguimiento, lo que les permitió determinar que los atacantes pertenecen al mismo grupo criminal que asesinó al agente Francisco Miguel López Llanos, quien gozaba de incapacidad médica, cuando llegaba a su casa el 1 de septiembre de 2023; homicidio por el que están procesando a Jonathan Torres, Jaime Vega y Josué Bañuelos, presuntos integrantes de una célula encabezada por Rodolfo López Arellano “Cabo 30”, ex operador del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que autoridades presumen pudo haberse aliado a la mafia de Sinaloa, hipótesis que sigue en investigación. “No podemos olvidar que los criminales cambian de célula y de cártel todos los días”, expusieron.

Autoridades buscan a José Asbiel Torres Ramírez, el Tate, con operatividad en las inmediaciones de la línea fronteriza, por ataques y amenazas a policías. Y piden apoyo a la ciudadanía a través de la denuncia anónima.

SIN DEFINIR OBJETIVO HOMICIDA, VARIOS ATAQUES A ANTISECUESTROS

Antes de salir de la ciudad por seguridad, el agente Herrera Alatorre aseguró que no había recibido amenaza alguna, “pero el grupo de Inteligencia es el que realiza todas las detenciones de los objetivos prioritarios, han detenido varios en los últimos meses, de todos los cárteles, y no tenemos datos negativos de este agente” señalaron sus jefes.

Entre la tropa no compartieron la visión: “Hay elementos que andan bajando droga, para venderla o cruzarla, algunos jefes no les importan, porque piden su cuota, nos están poniendo a todos en riesgo y es una hipótesis que no se debe descartar, ahí están los policías detenidos el año pasado, tratando de cruzar droga a San Diego”. Se refieren a Víctor Alfonso Moreno Mejía y Mizraim Gascón Berumen, de la Fuerza Estatal de Seguridad Ciudadana (FESC); Ana Sofía López Osuna, agente del Ministerio Público, y a la fecha ningún municipal.

“Por un lado, está el agente Herrera que ha participado en varias detenciones importantes, y por el otro, la agente Duprad, aunque incapacitada, es elemento de Antisecuestros, grupo que a principios de 2024 ya ha sido víctima de cuatro delitos. Tres patrullas de este equipo fueron quemadas en Tijuana y el tema se manejó con sigilo. Dos la incendiaron la semana pasada y hubo denuncias, otra esta semana, de la que no informaron ante el grupo de seguridad”, reportaron desde la Mesa de Coordinación.

MÁS DE 8 MIL HURTOS DENUNCIADOS AL AÑO

“Adicionalmente, a otros elementos de la misma Unidad Antisecuestro, la semana pasada le robaron el arma larga que había dejado en el auto, afuera de un restaurante de sushi en Tijuana, y aunque no se hizo un reporte público, es importante revisar si hay un patrón y qué está pasando”, expuso un integrante de la Mesa de Seguridad.

Al comparar los 8 mil 950 robos denunciados en 2022, con los 8 mil 532 registrados en 2023 -todas las modalidades, menos robo de vehículo-, se refleja una disminución de 418 denuncias, sin embargo, este municipio fronterizo mantiene el primer lugar estatal.

Como lamentable evidencia, Julio César Oliva Rangel, policía municipal que murió el 31 de diciembre de 2023 al caer de un tragaluz mientras participaba en un operativo para detener a los responsables de un robo con violencia en Ciudad Industrial de Otay. Apenas, el 10 de enero del año en curso, la Policía de Tijuana, informó de la captura en la delegación La Gloria de dos hombres y una mujer, Rosalba, Ezequiel y Adrián, quienes a mano armada habían robado un establecimiento Oxxo en el Distrito Santa Fe. Estos asaltos ocurren prácticamente a diario en las tiendas de conveniencia.

Antes, el 28 de diciembre, Raúl Eduardo Almaral, un joven de 18 años, murió frente a su padre camino al hospital, porque dentro de una tienda Oxxo en Pórticos Santa Fe, en la que iba a depositar dinero para su familia en Mazatlán, Sinaloa, un asaltante le había disparado.

Capturan secuestradores de transportista …seguir leyendo

El 60% de los robos con violencia y el 40% de los robos sin violencia denunciados en BC se cometen en Tijuana; los distritos con mayor incidencia de asaltos violentos son Zona Centro, Centenario, Florido y Florido-Mariano.

Los robos con violencia también tienen en los primeros lugares a las delegaciones mencionadas, pero incluyen la zona conocida como La Mesa.

De 2019 a la fecha, el año con menos registro de robos fue 2020, cuando se vivió la pandemia por COVID-19, con 6 mil 953 denuncias; el resto quedó por encima de las 8 mil denuncias.

AUMENTA ROBO DE VEHÍCULO

Con un promedio de 694 autos robados al mes, Tijuana concentra el 72% de este delito en Baja California, y extrañamente, las estadísticas oficiales del Estado y el Municipio no empatan.

De acuerdo a la Fiscalía General del Estado (FGE), en los últimos once meses de 2023 se denunciaron 5 mil 838 carros hurtados y decidieron presentar su denuncia formal ante la fiscalía. Sin embargo, en el mismo período, la Policía Municipal respondió a 7 mil 638 llamadas de auxilio en las que la víctima informó haber sido despojado de su auto, y no existe información pública de qué pasó con las mil 800 personas que no llegaron a la FGE.

En el tema de los autos irregulares, algunos norteamericanos no denuncian en Tijuana porque en Estados Unidos no los obligan a comprar seguro contra robos, pero no hay una revisión oficial del tema.

Conforme a el registro de incidencia, este crimen ha tenido un comportamiento variable en los últimos cinco años: 2019 tuvo 7 mil 914 denuncias; en 2020 fueron 5 mil 892; 2021 recabó 6 mil 742; respecto a 2022, cifras de la FGE marcan 3 mil 050. En 2023 fueron 5 mil 838 según la FGE y 7 mil 638, de acuerdo a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal de Tijuana.

LADRONES DE AUTOS CONVERTIDOS EN HOMICIDAS

Un detalle detectado por integrantes de la Mesa de Seguridad con base a los antecedentes de algunos detenidos recientemente, es que los robacarros están siendo reclutados como matones.

Por una denuncia de un sujeto realizando detonaciones desde una camioneta, el 8 de enero se anunció la captura de Alberto Antonio N, de 38 años, en Residencial del Bosque; tenía consigo un arma calibre 9×19 y siete cartuchos útiles calibre 9 milímetros. Su delito previo: robo de auto.

Involucrado en una privación de la libertad que a los minutos terminó en homicidio, fue detenido en la colonia Paseo Los Reyes, el 10 de enero, Ángel Santiago N, de 17 años, con antecedentes de robacarros.

Jorge Luis Hernández Toledo, de 42 años, detenido el 30 de diciembre de 2023 como uno de los presuntos responsables de atacar a balazos a la policía Carmen de la Riva -rozón en abdomen- y a su compañero de patrulla para huir de una intervención por violación al reglamento de tránsito.

Por el mismo delito, las autoridades buscan al padre de Hernández, ambos integrantes de una conocida banda de robacarros, quienes también usaron una pistola con la que seis hombres fueron asesinados entre marzo y diciembre de 2023. “Y como estos, hay más casos” concluyó un agente.

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas