14.1 C
Tijuana
martes, febrero 20, 2024
Publicidad

Denuncian irregularidad en depósito de cenizas en criptas de nueva Catedral de Tijuana

Una mujer, que pidió el anonimato, denunció que las cenizas de su hermana de nombre Elisa fueron depositadas en una caja de cartón en el nicho familiar de la capilla Cristo Resucitado, en la nueva Catedral de Tijuana, sin que ningún pariente fuera notificado.

Los hechos ocurrieron el 7 de septiembre de 2022, cuando una persona ajena a la familia acudió a las oficinas de la nueva Catedral -ubicadas sobre la avenida Paseo del Centenario- para hacer un contrato con el que se le otorgó acceso absoluto al nicho y se le permitió depositar las cenizas de Elisa, que previamente fueron trasladadas de California, Estados Unidos.


Publicidad


La denunciante dijo a ZETA que se enteró del fallecimiento de su hermana meses después de que ocurrió, cuando una amiga de la familia le avisó que en el centro religioso se celebraba una homilía en memoria de Elisa.

Consideró como grave que se hubieran depositado las cenizas de su hermana sin ser avisada, aun cuando la nueva Catedral tenía sus datos, ya que en marzo de 2022 ella hizo el contrato por el que se depositaron las cenizas de la madre de ambas y titular del nicho familiar.

“Mi hermana se fue a San Diego a tratarse de un cáncer (…) Mi hermana desapareció en abril de 2022, y aunque le hablé numerosas veces a su celular, ella nunca contestó y nunca la volví a ver o hablar con ella”, señaló la denunciante, quien aseguró que no existe un permiso para transportar las cenizas de su hermana de la ciudad de Perris a Tijuana.


Publicidad

 


Respecto a la denuncia, el padre Jesús Cárdenas Núñez, representante de la nueva Catedral, comentó que las cenizas de Elisa fueron depositadas puesto que ella es una de las beneficiarias establecidas por la titular del nicho familiar, y se presentaron documentos legales como el acta de defunción, el permiso de cremación, y la copia del contrato original del nicho, que data de 2003, en el que se constató que Elisa era beneficiaria.

La persona que trajo las cenizas refirió que Elisa era una persona sola, y si se ve el contrato del nicho, es la última beneficiaria. La denunciante no aparece como beneficiaria. “Nosotros no tenemos la capacidad para poder comunicarnos con la familia, o con aquellos que resulten dentro del parentesco familiar, sino con aquellos que son los titulares o beneficiarios”, y que en este caso todos ya murieron, reiteró Cárdenas Núñez.

En octubre de 2023, la denunciante se acercó a la nueva Catedral y se le proporcionó toda la información en aras de ser transparente y con la idea de que tuviera la certeza de cómo fueron depositadas las cenizas de su hermana, a las que no tuvo acceso por cuestiones ajenas a la Catedral, aseguró Cárdenas Núñez, quien se dijo sorprendido por la actitud de la denunciante.

“Entiendo lo que están viviendo, su dolor, pero no es con la Catedral. La Catedral es mucho más allá que las criptas que nosotros ofrecemos; es un lugar donde se tiene un encuentro con nuestra madre santísima, un lugar de comunión. La Catedral es la madre de todas las iglesias”, añadió.

Autor(a)

Julieta Aragón
Julieta Aragón
Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco. Cursé la maestría de Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y sigo en proceso de tesis. Soy reportera de ZETA desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas