20.5 C
Tijuana
viernes, octubre 27, 2023
Publicidad

Las tragedias de Guerrero y el abandono

El olvido en las regiones de las costas de Guerrero es sistem谩tico. No cuentan con desarrollo urbano, escasean los servicios b谩sicos, los ayuntamientos est谩n solos sin coordinaci贸n con el Estado. La pobreza impera y en esas condiciones, acceder a la seguridad y la justicia es casi imposible鈥

En Guerrero a煤n no se sobrepasaba el amargo trago de la masacre de polic铆as municipales en Coyuca de Ben铆tez, cuando sobrevino la devastaci贸n por el hurac谩n Otis, que dej贸 a esa comunidad, a la de Tecpan y la de Acapulco, de manera particular pero no exclusiva, en la desolaci贸n de la damnificaci贸n: sin agua, sin energ铆a el茅ctrica, sin servicios b谩sicos, sin carreteras y sin certidumbre en materia de seguridad y justicia.


Publicidad


Unas horas antes de que entrara en una Categor铆a 5 el hurac谩n Otis a las costas de Guerrero, en la Costa Grande de la regi贸n, en el municipio de Coyuca de Ben铆tez, un comando criminal embosc贸, asesin贸, secuestr贸 y mat贸 en total, a trece elementos de la Polic铆a Municipal de esa demarcaci贸n.

Entre los asesinados, el secretario de Seguridad de Coyuca de Ben铆tez, Alfredo Alonso L贸pez, y el director de la Polic铆a, Honorio Salinas.

La escena del crimen, harto compartida en redes sociales, es tan sangrienta como tr谩gica. A cinco polic铆as los fusilaron. Los capturaron, los esposaron a algunos, los formaron en una fila y les dispararon. Todos cayeron boca bajo sobre un mont铆culo de arena. Otros tres agentes fueron arrinconados y asesinados. Sus cuerpos quedaron sostenidos unos entre otros, aun con sus armas de cargo y su uniforme oficial.


Publicidad


Cuerpos abandonados alrededor de las unidades oficiales. Sangre alrededor, miseria, injusticia, desolaci贸n.

La gobernadora Evelyn Salgado, reportaron medios de aquella entidad federativa, no se encontraba en Guerrero para posicionarse sobre el atroz acto. Como muchos gobernadores de Morena, incluida la de Baja California, suele acompa帽ar al Presidente de la Rep煤blica, Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, cuando a este le place o le es necesario en t茅rminos pol铆ticos. Un d铆a despu茅s del asesinato de los trece en Coyuca de Ben铆tez, la mandataria apareci贸 para dar un mensaje desde la comodidad de sus instalaciones: exig铆a la soluci贸n del caso a la Fiscal铆a General del Estado, misma instituci贸n que, supuestamente por seguridad, hab铆a ordenado a sus funcionarios en la Costa Grande de Guerrero, retirarse de las instalaciones.

No se observ贸 en el actuar oficial del Gobierno del Estado de Guerrero, un compromiso por combatir la inseguridad y hacer justicia.

De la fiscal铆a estatal guerrerense nada informaron sobre las investigaciones. Ni siquiera lo encontrado en la escena del crimen que ya hab铆a sido reportado a partir de im谩genes en redes sociales. Nada de sospechosos, aunque se sabe que en esa regi贸n, el C谩rtel Jalisco Nueva Generaci贸n disputa territorios a un cada vez m谩s presente en la zona: C谩rtel de Sinaloa. Nada. Ni una sola menci贸n a quienes pudieran ser los responsables de los trece asesinatos, ni siquiera la aportaci贸n de un norte sobre el m贸vil del crimen.

La incapacidad y el abandono de las autoridades procuradoras de justicia en Guerrero (aunque tambi茅n sucede en otras entidades del pa铆s) no son una novedad con el caso de los trece de Coyuca. Un a帽o atr谩s, en octubre de 2022, en una comunidad cercana, San Miguel Totolapan, un comando criminal asesin贸 a 22 personas, entre ellas al alcalde de la ciudad, a su padre y algunos de sus colaboradores, pues sosten铆an una reuni贸n oficial. La justicia no les ha llegado. Nadie ha sido detenido, ninguna organizaci贸n criminal ha sido se帽alada por la masacre de los 22. Las flores atiborran el cementerio donde perece tambi茅n la justicia.

El olvido en las regiones de las costas de Guerrero es sistem谩tico. No cuentan con desarrollo urbano, escasean los servicios b谩sicos, los ayuntamientos est谩n solos sin coordinaci贸n con el Estado. La pobreza impera y en esas condiciones, acceder a la seguridad y la justicia es casi imposible. Est谩n m谩s propensos a ser v铆ctimas de los c谩rteles que a las oportunidades de desarrollo.

Poco m谩s de 24 horas despu茅s de la masacre de los trece, el hurac谩n Otis entr贸 a las costas de Guerrero en Categor铆a 5, la m谩s alta para un fen贸meno de esa naturaleza, que implica vientos de m谩s de 250 kil贸metros por hora y altos oleajes. Afect贸 varios municipios, entre ellos, Coyuca de Ben铆tez, Tecpan, Acapulco.

Los vientos desbordaron r铆os y arrasaron con carreteras, interrumpiendo las comunicaciones terrestres con la regi贸n. Tambi茅n levantaron palmas, veh铆culos, espectaculares, estrellaron vidrios y estructuras de edificios de oficinas, residenciales, de condominios y hoteles, se llevaron a su paso los de por s铆 fr谩giles postes de luz y todo lo que en calles y avenidas encontraron.

El panorama una que vez que pas贸 el hurac谩n por la costa guerrerense, es de devastaci贸n y desolaci贸n. 48 horas despu茅s del azote de Otis, el Gobierno de M茅xico segu铆a sin tener informaci贸n sobre los da帽os, los damnificados, las afectaciones a la infraestructura urbana y privada, y los tiempos para restaurar los servicios de comunicaciones, agua potable, energ铆a y carreteros. En una escena que m谩s pareci贸 una burda s谩tira pol铆tica que una visita para el recuento de da帽os, el Presidente Andr茅s Manuel L贸pez Obrador desoy贸 las recomendaciones de no viajar a la zona de devastaci贸n por la v铆a terrestre dadas las condiciones de destrucci贸n de las carreteras. Con su aparato militar y civil, se qued贸 atascado en el lodazal, residuo del oleaje y las tormentas que acompa帽aron al hurac谩n Otis. Una visita in煤til. Los guerrerenses contin煤an en el abandono.

Los hoteles en su mayor铆a han atendido en la medida de lo posible a sus hu茅spedes y personal, en s贸tanos, bodegas, 谩reas de m谩quinas y otras 谩reas seguras para resguardarlos de las inclemencias, y poco a poco proveerles de lo necesario. Los ciudadanos de los municipios afectados permanecen en el abandono. No tienen ni agua ni alimentos, el hurac谩n arras贸 con sus casas, comercios, y los pocos que quedaron de pie han sido saqueados ante la necesidad que no es cubierta por un gobierno que no tiene un programa de atenci贸n para eventualidades como esta.

Sin justicia, inmersos en un clima de inseguridad y violencia, ahora los guerrerenses se levantan de entre los escombros mientras el resto del pa铆s no ha dimensionado el nivel de la tragedia ante la ausencia de informaci贸n oficial. Lo que se sabe, es por videos tomados por personas que en el centro del hurac谩n y posterior a su paso, han documentado lo que sucedi贸 y lo que acontece, y el panorama se ve entre la tragedia y la desolaci贸n.

Autor(a)

Adela Navarro Bello
Adela Navarro Bello
Directora general del semanario ZETA, Consejero de Art铆culo 19 y del CPJ para las Am茅ricas, entre otros reconocimientos, tiene el Maria Moors Cabot 2021 de la Universidad de Columbia.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas