15.8 C
Tijuana
s谩bado, octubre 28, 2023
Publicidad

Eugenio Elorduy (1940-2023), el panista del federalismo

La ma帽ana del 23 de septiembre, el empresario, pol铆tico y amante m谩ximo del beisbol, Eugenio Elorduy Walther, falleci贸 a los 82 a帽os por causas naturales, acompa帽ado de su esposa Mar铆a Elena Blackaller, con quien comparti贸 56 a帽os de matrimonio鈥 y tres de novios, como siempre agregaba en sus charlas habituales. El matrimonio form贸 cuatro hijos: Mariela, Eugenio, Ernesto y 脡rika.

Desde la Catedral de Nuestra Se帽ora de Guadalupe, ubicada en el primer cuadro de la ciudad, familiares, amigos y colaboradores se dieron cita para rendirle un 煤ltimo homenaje al panista que por m谩s de 50 a帽os particip贸 en la pol铆tica. La democracia como la conocemos no ser铆a posible sin su lucha y la de otros tantos opositores al r茅gimen hegem贸nico de entonces.


Publicidad


Elorduy Walther form贸 parte del Grupo Mexicali, del Partido Acci贸n Nacional, pero tambi茅n de los conocidos B谩rbaros del Norte, encabezados por su amigo Manuel J. Clouthier o Maqu铆o, con quien trabaj贸 por muchos a帽os en la construcci贸n de la alternancia en el pa铆s.

EL LEGADO DE ELORDUY

Federalista, consejero vitalicio del PAN, integrante del primer gabinete de oposici贸n, primer alcalde de oposici贸n de Mexicali y hombre de diversas luchas. A ese nivel operaba Eugenio Elorduy Walther, quien utiliz贸 todo el poder para concretar metas profesionales, pol铆ticas y gubernamentales.


Publicidad


Maria Elena y Eugenio, Foto: Cristian Torres

En 1969, con entonces 28 a帽os de edad, por petici贸n de su amigo Norberto Corella y ya encargado -junto con su padre- de la empresa Automotores del Valle, concesionaria de veh铆culos Ford en Mexicali, decidi贸 incursionar en la vida pol铆tica de la entidad.

Eugenio o Eugene, como era conocido, fue uno de los primeros -de muchos- panistas emanados de la l铆nea empresarial que finalmente ocuparon el poder.

Nacido en Calexico, California, pero radicado en Mexicali y con una educaci贸n de disciplina militar y jesuita, el pol铆tico estudi贸 fuera de BC, pero a su regreso, acompa帽ado de su eterna Mar铆a Elena y con su hija Mariela en el vientre, decidi贸 asumir los roles empresariales y posteriormente pol铆ticos en la Capital bajacaliforniana.

A partir de entonces se integr贸 a la lucha del PAN, donde milit贸 por m谩s de 50 a帽os, al grado de ser consejero vitalicio y -mientras su cuerpo y mente se lo permitieron- continu贸 participando en las decisiones del partido.

Poco a poco fue ocupando espacios de representaci贸n social, como en la Confederaci贸n Patronal de la Rep煤blica Mexicana (Coparmex), la cual dirigi贸 hasta que en 1983 particip贸 activamente en la campa帽a electoral.

Su hijo Ernesto refiere que precisamente esa fraudulenta campa帽a contra Francisco Quico Santana, es la elecci贸n que m谩s a帽or贸, de la que mayores recuerdos ten铆a y de la que m谩s ense帽anzas recab贸.

Esa derrota lo incentiv贸 a denunciar fraude electoral -entonces habitual en los gobiernos del PRI- y conform贸 un gabinete alterno para medir todas las acciones que realizar铆a su rival. Tales acciones fueron formando al l铆der pol铆tico y moral en que se convirti贸 Eugenio Elorduy.

H茅ctor Ibarra Calvo, uno de sus tantos panistas que lo identifican como un tutor pol铆tico, al igual que el propio ex alcalde Gustavo S谩nchez V谩zquez, record贸 luchas en las que el propio Manuel Bartlett, hoy director de la Comisi贸n Federal de Electricidad (CFE), orquestaba acciones fraudulentas en contra del panismo.

Antes de llegar al poder, Elorduy sufri贸 el acoso de los gobiernos priistas mediante un conocido terrorismo fiscal a sus empresas, incluso despu茅s, cuando Carlos Salinas de Gortari asumi贸 la Presidencia de la Rep煤blica.

Foto: Cristian Torres

Uno de los momentos de mayor j煤bilo para Eugenio fue la victoria en 1989 del PAN en Baja California, iniciando as铆 la ola de alternancias pol铆ticas a nivel nacional, que a la fecha no termina por concretarse, pues hay entidades como Coahuila y hasta hace unos meses el Estado de M茅xico, donde s贸lo se conoce al PRI como gobierno.

Elorduy form贸 parte del primer gabinete emanado de la oposici贸n, con Ernesto Ruffo Appel, como secretario de Planeaci贸n y Finanzas, desde donde comenz贸 a estructurar por primera vez el manejo del recurso p煤blico con disciplina empresarial.

Posteriormente se convirti贸 en uno de los candidatos naturales para suceder a Ruffo, pero fue derrotado en la elecci贸n interna por un ya cansado H茅ctor Ter谩n Ter谩n, El Caballero de la Pol铆tica en 1995, quien posteriormente se convertir铆a en gobernador y falleciera tres a帽os despu茅s.

Elorduy Walther dej贸 la actividad pol铆tica, pero los entonces l铆deres del PAN fueron por 茅l a su casa para convencerlo de participar como candidato a la alcald铆a de Mexicali, misma que gan贸 de forma abrumadora, convirti茅ndose en el primer presidente municipal de oposici贸n en la Capital bajacaliforniana.

Desde ah铆 declar贸 su abierta postura federalista y encabez贸 una intensa lucha para exigir una mayor equidad en la distribuci贸n del recurso p煤blico obtenido de los impuestos, pues de cada peso recaudado en la entidad, Baja California se quedaba con 16 centavos, y de estos, 4 eran para los municipios.

Tras la muerte de Ter谩n Ter谩n en octubre de 1998, Elorduy se asumi贸 como candidato natural para cumplir su interinato, pero -comentan panistas de anta帽o- hubo una instrucci贸n del Presidente Ernesto Zedillo Ponce de Le贸n, de cederle al PAN el nombramiento de forma libre, con excepci贸n de Eugenio Elorduy. Fue as铆 como Alejandro Gonz谩lez Alcocer asumi贸 el resto del mandato.

Como parte de las negociaciones el SETE permiti贸 al gobernador rendir su informe

La vida le alcanz贸 para ser protagonista de la segunda alternancia, la m谩s importante, donde Vicente Fox Quesada fue Presidente de M茅xico con el inicio del milenio.

Elorduyistas refieren que Fox Quesada no estaba convencido de buscar la Presidencia de M茅xico, y tras m煤ltiples reuniones, quien viaj贸 a su rancho en Guanajuato para convencerlo de forma exitosa fue Eugenio Elorduy.

Un a帽o despu茅s no hab铆a dudas: el panista obtuvo su mayor logro pol铆tico al ser electo Gobernador Constitucional de Baja California en 2001. 

En materia pol铆tica sostuvo dos grandes enfrentamientos contra Jorge Hank Rhon, el primero de ellos cuando el ex interno del Hongo venci贸 en la elecci贸n de 2004 y ocup贸 la alcald铆a de Tijuana, siendo Eugenio gobernador del Estado; la segunda en 2007, cuando la operaci贸n pol铆tica encabezada por Elorduy lo derrot贸.

Otro gran rival que tuvo fue Fernando Castro Trenti, cuando este ocupaba la diputaci贸n local y le toc贸 negociar con 茅l para brindar gobernabilidad al Estado.

Elorduy Walther ten铆a el apoyo total de Vicente Fox, y as铆 le fue redituable pol铆tica y econ贸micamente durante todo ese sexenio, pues mediante proyectos de infraestructura hizo grandes avances, principalmente en Mexicali y Tijuana. Construy贸 la conocida 鈥渧uelta inglesa鈥 y el distribuidor vial de Mexicali; tambi茅n impuls贸 el crecimiento de la que posteriormente se convertir铆a en la Zona Dorada de Mexicali. En Tijuana fue autor del Bulevar 2000, del Centro de Alto Rendimiento y de los Centros Estatales de las Artes, vigentes en la actualidad. Tambi茅n moderniz贸 el esquema de Recaudaci贸n de Rentas que sigue hasta hoy.

En materia econ贸mica fue uno de los grandes impulsores de la atracci贸n de empresas japonesas y estadounidenses, sobre todo en materia aeroespacial, algunas de ellas beneficiando a su familia.

En su negocio

Tambi茅n fue el gobernador que inici贸 el esquema de deuda para el financiamiento de proyectos de largo aliento, mismos que se concretaron pr谩cticamente en su mandato. Otro de los grandes beneficiados fue el equipo 脕guilas de Mexicali, al cual impuls贸 con grandes inyecciones de recursos para mejorar la infraestructura del estadio de beisbol.

La 煤ltima etapa de su vida decidi贸 asumir su rol de l铆der moral del partido, recibiendo a candidatos y respaldando con su imagen a aquellos miembros que aspiraban a cargos de elecci贸n popular.

Eugenio Elorduy era un asiduo lector, Jos茅 Ortega y Gasset fue uno de sus autores de cabecera. Tambi茅n fue un devorador de noticias y un met贸dico trabajador, quien hasta los 煤ltimos d铆as de su vida cuestionaba a sus hijos sobre la cantidad de veh铆culos vendidos y si se cumplir铆a la meta.

Su despedida de cenizas presentes fue m谩s que emotiva, una muestra de respeto. Con una Catedral repleta, su familia y amigos le dieron el 煤ltimo adi贸s. La gran ausente fue la gobernadora Marina del Pilar 脕vila Olmeda, al igual que la alcaldesa de Mexicali, Norma Alicia Bustamante, quienes ni siquiera enviaron una representaci贸n para despedir al fallecido mandatario.

Autor(a)

Eduardo Villa
Eduardo Villa
Periodista desde 2011 y corresponsal en Mexicali del Semanario Zeta. Participante del Border Hub del International Center for Journalists y coautor del libro 鈥淧eriodismo de Investigaci贸n en el 谩mbito local: transparencia, Acceso a la Informaci贸n y Libertad de Expresi贸n鈥
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas