21.9 C
Tijuana
viernes, octubre 27, 2023
Publicidad

Vecinos dispuestos a hacer justicia

Ante los mediocres resultados de la autoridad, inseguros y amenazados por criminales, ciudadanos toman la justicia en sus manos  

Frente a gobiernos que no mantienen el orden, no garantizan la protecci贸n de los ciudadanos, con la impartici贸n de justicia en crisis y polic铆as a las que acusan de responder tarde a los llamados de emergencia o ni siquiera aparecerse, la frustraci贸n ciudadana se acumula.


Publicidad


El s谩bado 16 de septiembre a las 08:08 horas, fue denunciado a los n煤meros de Emergencia el hallazgo de una manta colgada en el cerco de la Escuela Leona Vicario y/o Felipe Carrillo en la calle Guayanas de la colonia Lomitas, en el municipio de Ensenada: 鈥Esto le va a pasar a todos los ratas. Atte. Insan FF鈥 (sic).

Al igual que en el resto del pa铆s, en Baja California los miembros del crimen organizado acostumbran colgar impunemente mensajes de este tipo, todos los meses en todo el territorio; apenas el 23 de julio, el C谩rtel Arellano F茅lix dej贸 uno en el Valle de Guadalupe, y este septiembre que culmina, el C谩rtel Jalisco Nueva Generaci贸n (CJNG) utiliz贸 varios de esos lienzos para amenazar al cantante conocido como Peso Pluma, quien cancel贸 su concierto programado para el 14 de octubre en Tijuana.

En ese contexto, de inicio se pens贸 que los responsables de la manta del 16 de septiembre en Ensenada eran narcotraficantes, aunque no quedaba claro de qui茅n contra cu谩l.


Publicidad


Llevadas las primeras indagatorias, result贸 que la principal l铆nea de investigaci贸n apunta a que vecinos de la colonia tomaron el riesgo de ser los autores del mensaje. Residentes que est谩n hartos de los altos niveles de inseguridad y de ser v铆ctimas cautivas de los ladrones ya conocidos, identificados y denunciados en la zona, quienes no son detenidos, procesados ni encarcelados.

No es la primera vez que, ante los mediocres resultados de la autoridad, residentes de los distintos municipios bajacalifornianos ejecutan actividades de autoprotecci贸n.

En su momento, todos han manifestado que se siente inseguros, amenazados por personas que han denunciado, les han dicho a las autoridades donde viven, incluso a veces el lugar en el que venden lo robado, y no ha sido suficiente. Han cerrado calles e instalado plumas en fraccionamientos para crear zonas blindadas, pero en la mayor铆a de las ocasiones, son obligados a abrir el paso.

Tambi茅n han colocado otras mantas a la entrada de poblados, ejidos o colonias, advirtiendo a los delincuentes -com煤nmente ladrones- que ser谩n agredidos por los residentes; de igual manera, se ha hecho com煤n la colocaci贸n de carteles avisando que hay c谩maras y vecinos vigilantes en la zona.

Se ha convertido en algo usual la organizaci贸n y participaci贸n en bloqueos o marchas estatales y municipales contra la inseguridad. Igual realizan manifestaciones en lugares fijos para reclamar los deficientes resultados en investigaciones de homicidios espec铆ficos y desapariciones. En casos extremos, han tomado la justicia en sus manos, arriesgando su libertad y linchando a los presuntos delincuentes.

En lo nacional, la primera semana de agosto, residentes de la colonia Santiago en Valle de Chalco capturaron a otro ladr贸n de auto, lo golpearon, le quitaron la camiseta y lo amarraron a un poste, acus谩ndolo de ladr贸n y homicida mientras rogaba por su vida.

Durante junio circul贸 un video en el que cuatro vecinos golpearon y sometieron a un sujeto que robaba autopartes en las inmediaciones del Hospital de Rehabilitaci贸n, entre las estaciones del Tren Ligero Perif茅rico y Xomali, en el Estado de M茅xico.

Y en mayo, en Nuevo Le贸n, habitantes del municipio de Ci茅nega de Flores, Colonia Villas de Alcal谩, detuvieron a un presunto ladr贸n, lo envolvieron en pl谩stico atado a un poste para exhibirlo en redes sociales y advertir que ya ten铆an a otro ratero en la mira.

Los tres escarmientos p煤blicos se exhibieron a trav茅s de redes sociales, a manera de advertencia para el resto de los delincuentes.

El problema para los ciudadanos desesperados, es que el hecho de que un grupo exaltado de ciudadanos se tome la justicia en mano propia, es un delito tipificado, porque el linchamiento atenta contra el derecho a la vida e integridad de la v铆ctima y su derecho a la presunci贸n de inocencia. Y es muy probable que el ciudadano s铆 sea detenido, contrario al delincuente, adem谩s del evidente riesgo de que el delincuente puede resultar muerto en medio de la conmoci贸n. Como sucedi贸 en el pasado a vecinos de una colonia en la Zona Este de Tijuana, quienes fueron vinculados por matar a golpes a un presunto violador que result贸 inocente.

Mientras los gobiernos presumen estabilidad y peque帽as mejoras en la incidencia criminal, los niveles de violencia en robos y otros delitos cometidos contra la ciudadan铆a aumentan, lo mismo que la desesperaci贸n de la sociedad ante la incompetencia de sus autoridades.

As铆 que valdr铆a la pena que gobernadores, alcaldes y sus jefes policiacos, usen esos mapas de calor con los que identifican zonas de mayor incidencia criminal para organizarse con vecinos en las zonas afectadas, escucharlos de verdad y rendirles cuentas, antes de que los ciudadanos honestos se metan en problemas y que esas colonias se conviertan en espacios inhabitables en los que las patrullas ni siquiera pueden entrar. Como ya existen varios en Baja California.

Autor(a)

Rosario Mosso Castro
Rosario Mosso Castro
Editora de Semanario ZETA.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas