27.1 C
Tijuana
sábado, junio 22, 2024
Publicidad

Violencia: ajuste del CDS y CAF

Para convertirse en mafia única en BC y vengar robo de drogas, Los Arzate, del Cártel de Sinaloa, ordenan muerte de Pablo Huerta, el Flaquito -del CAF- y sus operadores


Publicidad


“Que los hermanos Arzate ya dieron la orden de buscarlo y asesinarlo”, de acuerdo a la información en poder de las autoridades. La vida amenazada es la de Pablo Edwin Huerta Nuño, el Flaquito, y la instrucción es para las células criminales en todo Baja California.

En los últimos ocho años, Huerta, de 31 años, se ha desempeñado como la cabeza operativa visible del Cártel Arellano Félix (CAF), conforme a organigramas en poder de la Mesa de Coordinación por la Paz y Seguridad de Baja California.


Publicidad

 


Los mismos datos indican que la masacre en la que asesinaron a 10 personas y 10 más resultaron heridas -incluido un adolescente- en el poblado San Vicente en Ensenada el 20 de mayo de 2023 fue parte de esta embestida de Sinaloa contra Huerta y sus secuaces.

Las gotas que derramaron el vaso, dos robos de droga en Valle de Mexicali y San Antonio de Las Minas.

Como todos los cabecillas de célula del crimen organizado en BC, Huerta no tiene orden de aprehensión en su contra.

Sus antecedentes criminales oficiales son mínimos. En 2012, cuando tenía 20 años, manejaba un auto deportivo sin licencia, lo detuvo la Policía Municipal, intentó sobornarlos y lo presentaron ante la entonces procuraduría estatal. Unos meses más tarde lo capturaron de nuevo, esa vez por posesión de arma de fuego, pero no tuvo problemas en recuperar la libertad de manera casi inmediata.

No hay ninguna otra carpeta de investigación en su contra, a pesar que desde la década pasada, las áreas de Inteligencia lo relacionaban con actividades criminales. Se dedicaba a “robar cargamentos de drogas” junto con Armando Villarreal Heredia el Gordo -detenido en 2011, deportado y sentenciado en 2013 en Estados Unidos-, acompañados de policías municipales, estatales, de la procuraduría estatal o federales. Les quitaban los enervantes a los otros cárteles que pagan piso por cruzar por BC y en ocasiones a células rebeldes de su misma mafia, que intentaban hacer negocios aparte.

A partir del declive del CAF, a lo largo de su vida delictiva, El Flaquito ha hecho diversas alianzas con cárteles rivales, primero se acercó con Los Arzate, después con el Cártel Jalisco Nueva Generación y, de manera más reciente, con Los Chapitos.

Incluso versiones lo señalan como informante de las autoridades en México, principalmente en Estados Unidos. En este punto destaca su relación con el norteamericano César Eduardo Cortés, quien, en 2019, presentándose como agente de la DEA (Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos) acercó operador del CAF, José Roque García el Roque”, al ex gobernador Jaime Bonilla, a la Secretaría de la Defensa Nacional y a la Policía Municipal de Tijuana como informante para que realizaran detenciones y debilitar a sus rivales.

Pero Huerta se hizo de mala fama incluso entre los criminales por romper los acuerdos, ordenando muertes y robos de droga no aprobados, “El Flaquito ha traicionado a todos” y ha sido amenazado por diversos grupos desde 2016, refirieron desde las corporaciones, “pero al final siempre arregla”.

DICHOS Y CELULAR

Respecto a la identidad del sujeto que proveyó la información de la nueva amenaza en contra del Flaquito, reportaron policías que “es del grupo de Los Lara”, operadores del CJNG en Valle de Guadalupe.

Brayan García fue detenido la noche del viernes 2 de junio de 2023 en el Valle de Guadalupe, con tres paquetes de marihuana, dos bolsitas de pastillas y 16 dosis de una sustancia que semejaba cristal. 

De acuerdo al reporte, la captura fue ejecutada por la Policía Municipal de Ensenada en coordinación con elementos de la Sedena; de manera extraoficial, informaron a sus superiores que el sujeto había dado datos respecto al ataque de San Vicente y la orden de asesinar a Huerta. También reportearon que en el celular del hombre estaba instalada la aplicación de mensajería segura Threema -de uso popularizado entre criminales y policías- y encontraron información al respecto.

Extrañamente al momento de presentarlo ante la Fiscalía General de la República (FGR), la Policía Municipal no entregó sus pertenencias, argumentando que no sabían si quedaría detenido. Al día siguiente, 3 de junio, la fiscalía federal solicitó el aparato, el cual le fue entregado el 6 de junio con oficios de por medio.

En la semana que concluye, la Fiscalía General del Estado (FGE) también pidió acceso al aparato vía oficio para acceder a la información, aunque no esperan usar el contenido en un juicio, ya que “no se siguió la cadena de custodia adecuada, la Municipal debió entregarlo junto con el detenido”, informaron.

LOS DETENIDOS DE TECATE

Otras detenciones relacionadas -indirectamente-, con la amenaza y el caso de San Vicente, las ejecutó la FGE el 24 mayo en Tecate. Edgardo, Luis Felipe y Hugo “N”, fueron detenidos en un cateo realizado en un domicilio en la colonia Laureles, a la altura del Kilómetro 6 de la Carretera Libre Tecate-Ensenada.

De acuerdo al comunicado, fueron presentados y procesados por posesión de droga y armas, también de una manta con el siguiente mensaje: De nuevo escondiendo la mano las hermanas Arzate mandando a sus mugrosos rancheros y matando inocentes utilizando sus…” el resto de l contenido no se lee en la imagen que se puso a disposición, pero se supone, era similar a las tres que se habían colocado previamente en diferentes puntos de la ruta del vino en Ensenada , y terminaban “… medios comprados para cambiar la información, pendiente que nosotros no nos equivocamos más, atentamente la mera verga…”.

Los primeros tres mensajes eran en colores azul y naranja, y en la cuarta manta, letra negra.

“Eran de San Luis Rio Colorado y de Veracruz, así que son de los que llegaron de fuera. Eran parte del cártel atacado en San Vicente, pero no de la misma célula, pero igual aportaron información mínima”, reveló la fuente.

LOS OAXACOS CONTRA EL FLACO; CÓMPLICES DE MASACRE

La mafia que esta vez amenaza a Huerta y a los operadores que decidan seguirlo y no alinearse con los hermanos Arzate es muy amplia, diferentes células que sirven a Ismael “Mayo” Zambada en Zona Costa y ahora incluyen a los operadores de Mexicali.

Todos habrían conspirado para el ataque que terminó con 10 muertos en San Vicente, pero los ejecutores materiales serían Los Oaxacos, quienes delinquen en esa comunidad hasta San Quintín, y matones de células en la zona urbana de Ensenada.

La orden de homicidio a ejecutar en el rally, incluía como víctimas al acribillado Alonso Arámbula Piña el Trébol; otro sujeto apodado El Banano, quien presuntamente fue abatido, pero no ha sido identificado por la FGE entre los muertos; y un tercer delincuente apodado 02 y/o El Flaco.

Del Flaco, la versión fue nuevamente que logró huir escoltado, porque estaba en un grupo distinto, “venía más atrás”.  De nuevo no hubo imágenes, sólo dichos de algunos de los participantes de la carrera. 

“Lo vieron en el Oxxo” -dijeron unos-, “El Flaco obligó a Alonso Arámbula a venir”, expusieron otros.

En cuanto a los “operadores locales” que participaron en el homicidio múltiple, elementos de Inteligencia identificaron a Los Oaxacos. Conforme a reportes, esta célula opera en la zona de San Quintín y San Vicente hasta Los Pinos, dedicados al homicidio, robo, cobro de piso, narcomenudeo -metanfetamina-, trasiego de droga y peleas de gallos, además de tráfico de productor marinos.

 José Luis Herrera Oliveiro el Gallo, es identificado por la Mesa de Coordinación por la Paz y Seguridad como cabeza de la célula; tiene como brazo operador a su hermano menor, del cual no se conoce nombre, pero le apodan El Gallito.

Los responsables de homicidios y venta de enervantes son:

Ángel Solorio

Iván Sandoval

Carlos Vega

Erick Bárcenas.

Alexis Barrón Medina, alias El Pelirrojo y/o El Pecas, era el cabecilla de sicarios de Los Oaxacos en San Quintín, ya había una orden de aprehensión por homicidio en su contra la noche del 2 de mayo de 2021, cuando fue atacado a balazos en una cuartería. Recibió tres tiros y murió en la Clínica 69 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la colonia Vicente Guerrero.

Los integrantes más conocidos de la célula fueron identificados la misma semana que murió El Pelirrojo:

-Adrián Barrón Casillas el Loco y/o El Tatuado, detenido el 27 de mayo de 2021 en San Quintín. En el operativo  hubo fuego cruzado, y una de las balas le quitó la vida a Christian Eduardo García Uribe, elemento de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI); Barrón fue acusado de homicidio.

– Óscar Bárcenas Méndez, de 19 años, aprehendido la madrugada del 19 de agosto de 2021 en colonia Villas Residencial del Rey II.

LAS HUIDAS DE HUERTA

Alrededor de las tres de la tarde del lunes 29 de enero de 2018, elementos de la Policía Federal Ministerial rescataron a uno de sus agentes que estaba siendo golpeado salvajemente en las afueras del centro de rehabilitación CASIC, propiedad del panista Jorge Ramos, en el número 10851 de Avenida Eusebio Kino en Zona Urbana Río.

El agente recién enviado de Ciudad de México intentó ingresar buscando a un criminal como parte de una investigación, pero fue atacado por seis hombres, cuatro de ellos con antecedentes penales; dos de estos eran empleados del centro de rehabilitación. Lo desfiguraron.

La versión de la FGR en aquel momento, fue que los detenidos pertenecían a la célula criminal del CAF encabezada por Pablo Edwin Huerta Nuño,  quien ordenó atacar, porque pensó que iban por él, lo cual era cierto, de acuerdo a lo informado por elementos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) quienes también aseguraron que El Flaquito estaba en el lugar y logró huir de la escena.

El 15 de noviembre de 2018, matones al servicio de los hermanos Alfonso y René Arzate asesinaron a los tres principales operadores criminales de Huerta Nuño.

Jesús Edgar Ruiz Domínguez y David Leonardo Cárdenas Ramírez eran escoltas del Flaquito y además controlaban la venta de droga en Zona Río, actividades en las que eran apoyados por Alexy Javier Peinado Leyva. Sus actividades incluían viajes contantes de Mexicali de ida y vuelta, y otros fuera de BC.

Cuando los asesinaron, tenían cuatro días de haber regresado de unos de esos viajes fuera de Baja California, los citaron en el restaurante Tapanco de Rosarito. Algunas versiones indicaron que la reunión era con El Flaquito, otras, que el propio Huerta la había organizado y huido del lugar, pero las cámaras no registraron evidencia de su presencia. 

No se volvió a saber de él hasta el 20 de septiembre de 2019, cuando Huerta de nuevo huyó oportunamente de otra escena del crimen, esa vez sí hubo cámaras de videovigilancia que detallaran su recorrido. El muerto fue Ronaldo Alexis Huerta Nuño -sobrino-, quien hacía las veces de escolta del presunto delincuente.

Los dos hombres habían tenido una parranda con tres chicas que había iniciado el día anterior, terminaron ese viernes en Grand Hotel Tijuana, el cual habían acordado abandonar a las tres de la tarde.

Bajaron en el elevador, pero en la salida al estacionamiento, se toparon con uno de los escoltas de la familia Bustamante, propietaria del inmueble, los dos hombres se dieron cuenta de que estaban armados, se hicieron de palabras mientras El Flaquito huía a pie y a toda velocidad. Sonaron los balazos, el joven fue abatido y Huerta continuó su andar a prisa, en la calle lo recogió un auto y se fue.

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas