27.1 C
Tijuana
sábado, junio 22, 2024
Publicidad

Narcolaboratorio en Tecate, operado por CDS

La versión oficial indica que un presunto ex trabajador, obligado a manufacturar droga en el narcolaboratorio localizado el 21 de febrero, en la zona tecatense del Rancho Santa Verónica, reveló su ubicación. Para los analistas integrados a la Mesa por la Paz y Seguridad de Baja California, la delación fue parte de la lucha territorial ente dos células del Cártel de Sinaloa.

Un grupo que sirve a los operadores del Ismael “El Mayo” Zambada evidenció a sus contrincantes, otra célula al servicio de “Los Chapitos”, para que las autoridades desarticularan un importante punto de producción de droga, que de acuerdo a las primeras indagatorias no ministeriales, pertenecía al ala de los hermanos Guzmán.


Publicidad


Para las autoridades coordinadas, lo importante fue que cerraron un laboratorio que, estiman, producía una tonelada de cristal cada 15 días.

Pese a ser un punto alejado y asilado, vecinos en áreas aledañas y autoridades consultadas por ZETA reconocieron que es común que predios y propiedades en la zona donde se encontró el laboratorio se use para resguardar, trasegar y producir enervantes, además de traficar personas hacia Estados Unidos.

“Constantemente se observan personas armadas a bordo de vehículos, dedicados a este tipo de actividades”, refieren.


Publicidad

 


El laboratorio para producir cristal fue localizado por elementos de la Fuerza Estatal de Seguridad Ciudadana (FESC) en coordinación con el Ejército Mexicano. El lugar está ubicado a 18.834 kilómetros alejado de la Carretera Libre Tecate-La Rumorosa y conecta por medio de parajes con el poblado de El Hongo. Encontraron productos químicos y artículos para el manejo y resguardo de la droga, así como alimento para unas diez personas que, se presume, se encargaban de producir la droga.

En el lugar fueron asegurados 51 costales de color amarillo con la leyenda “Hidróxido de Sodio” (químico utilizado como agente en la producción de metanfetamina), 37 costales blancos con la leyenda Lactokhem, cinco galones blancos que contienen un líquido con la leyenda “RECOCINADO”, dos hornos cilíndricos de metal color crema, un contenedor color verde y en su interior 350 kilogramos de polvo blanco con las características de la metanfetamina; seis ollas de metal y en su interior un peso aproximado de 100 kilogramos de sustancias químicas, 42 barriles de metal con la leyenda “ACETONA LLENOS”, nueve contenedores de plástico color azul con la leyenda “LÍQUIDO”, 60 costales blancos, 28 tanques de gas, 12 tinas y una motobomba.

También una despensa para diez personas, camastros, así como tres vehículos: un pick-up Toyota color verde con terminación en serie 4355;  pick-up F-350 con terminación en serie 5549 y una camioneta Ecoline color verde con terminación en serie 8590, presuntamente utilizados como generadores energía. Ninguno de estos con reporte de robo.

Por los caminos vecinales determinaron que la droga era trasladada de ese punto por Jacume a Estados Unidos, y por Jardines del Rincón, hacia Tijuana.

En conferencia, el titular de Seguridad Ciudadana en Baja California, General Leopoldo Tizoc Aguilar Durán, relató que por medio de una denuncia al 089, la secretaría a su cargo “tuvo conocimiento de un lugar, aparentemente un posible laboratorio con presencia de gente armada cerca del poblado de La Rumorosa, la verificación del sitio resultó en la localización de un laboratorio, hasta donde tengo contemplado, no se había visto un laboratorio de estas dimensiones en Baja California en años recientes al lugar establecido como un campamento con una dimensión cercana a los 200 metros cuadrados, se llega por medio de un camino recto de terracería, que se presume es vigilado por los llamados ‘halcones’ que conforman el cerco de seguridad en la zona, evitando con ello detenciones en este aseguramiento”.

En el sitio se realizaban las cuatro fases de la elaboración de la droga conocida como cristal: la combinación de los químicos a altas temperaturas, lavado de impurezas, destilación y secado.

El último registro que se tiene de un laboratorio de este tipo localizado en BC, data de abril de 2022 en el municipio de Rosarito, donde se aseguraron 16 kilos de cristal al interior de una vivienda.

La constante detección de aeronaves que buscan ingresar a Baja California con sustancias ilícitas, particularmente en zonas como la Sierra de Juárez y Ojos Negros, ha generado que grupos delictivos que operan en la región busquen establecer “cocinas” y bodegas para producir y resguardar su propia droga, evitando con ello la compra y traslado a otros estados, aumentando la posibilidad de que el cruce hacia el vecino país sea efectivo sobre todo en zonas tan alejadas de la mancha urbana, siendo Tecate uno de los municipios más atractivos por sus características territoriales y su cercanía con la frontera.

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas