27.9 C
Tijuana
viernes, julio 19, 2024
Publicidad

“La independencia judicial no es un privilegio de los jueces”, es garantía de imparcialidad: presidenta de SCJN

“La independencia judicial no es un privilegio de los jueces es el principio que garantiza una adecuada impartición justicia para hacer efectivas las libertades y la igualdad de las y los mexicanos. La independencia judicial es la principal garantía de imparcialidad del Poder Judicial siempre en beneficio de la sociedad”, dijo Norma Lucía Piña Hernández, ministra presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En la ceremonia conmemorativa del 106 aniversario de la promulgación de la Constitución Política de México, Piña Hernández hizo un llamado para que todas las autoridades trabajen en beneficio de nuestro país bajo la Carta Magna.

“En la unidad nacional somos dignos herederos de nuestra historia. La constitución es el pacto federal que nos permite superar nuestras diferencias y estar de acuerdo en lo fundamental. Es el centro de gravedad donde convergen los fines para llegar a hacer el México que debemos y podemos ser”.

En Querétaro, Querétaro, este 5 de febrero de 2023, resaltó que “nunca” debe perderse de vista la independencia judicial, la de los juzgadores y la de unos de los poderes de la república. “Una Judicatura independiente es pilar de nuestra democracia, es el legado que nos transmite nuestra ley fundamental. Tenemos la responsabilidad de preservarla y fortalecerla, de lo contrario corremos el riesgo de mermar esta garantía, en detrimento de las propias personas que nos demandan justicia”.

Ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, parte de su gabinete y el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Santiago Creel Miranda entre otros funcionarios, la presidenta de la SCJN aseguró que la Constitución, con centenares de reformas, contiene los fines, los objetivos, las grandes metas del proyecto nacional y reconoce los derechos inherentes de todas las personas, sin embargo, persiste la deuda histórica, con las mujeres, personas en situación de pobreza y discriminación, la infancia, personas con discapacidad, así como personas y pueblos indígenas.

“Evitemos encuentros estériles, reuniones con bellos ejercicios de oratoria, para tras ello volver al escritorio con la falsa sensación del deber cumplido, lo cierto es que tenemos que esforzarnos más, cuestionar y cuestionarnos Replantearnos cómo lograr un cumplimiento cabal de nuestra Constitución”, propuso. (Julieta Aragón)

Autor(a)

Julieta Aragón
Julieta Aragón
Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco. Cursé la maestría de Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y sigo en proceso de tesis. Soy reportera de ZETA desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas