20 C
Tijuana
miércoles, junio 12, 2024
Publicidad

Historial de incidentes de Baja Aqua-Farms y sus filiales

En junio de 2022, dos pescadores de El Sauzal, quienes eran hermanos, perdieron la vida intoxicados por gases de amoniaco y arsénico a bordo del sardinero Accord, propiedad de Baja Aqua-Farms.

Los fallecidos fueron Emanuel Seferino y Jesús Ramón Flores González, de 24 y 40 años de edad, respectivamente. Otros dos empleados quedaron con daños en su salud.


Publicidad


El 10 de noviembre del mismo año, el sardinero de Salgari se hundió en las costas de Ensenada; los tripulantes fueron rescatados de emergencia en la zona de Punta Banda y Punta China. Días después, el 17 de diciembre, la embarcación Sarimar se hundió también frente a las costas de Ensenada La tripulación pidió auxilio y logró abandonar el barco.

A estos reportes se suman otros como el ocurrido en septiembre de 2015, cuando se presentó un derrame de diésel en la embarcación Baja Sea, trasegada por la empresa Dagal. El tanque agarró aire y, al momento de salir por el respiradero, se derramó un aproximado de 200 litros de diésel.

En junio de 2012 se desplomó el helicóptero en que se realizaba un sobrevuelo, aproximadamente a 60 millas al sur de la Isla San Martín, frente a la Bahía de San Quintín.


Publicidad

 


Los occisos fueron identificados como David Aarón Lozcano Gómez, de 23 años, originario de Ciudad México, piloto del helicóptero; Pedro Martín Gámez, 47 años, oriundo de Tijuana, Baja California. Iban en busca de manchas o cardúmenes de atún. Sus cuerpos fueron trasladados a bordo de la embarcación atunera Chac Mool, propiedad de Baja Aqua-Farms, SA de CV.

Antes, el 3 de junio de 2010, un tripulante del barco sardinero San Pedro, que realizaba trabajos en el rancho atunero e identificado como Juan Vaca Méndez, cayó de una de las escalas de la embarcación. Sufrió lesiones en cabeza, espalda, tórax y piernas.

Asimismo, el buque sardinero Isabel I se fue a pique a una profundidad de 33 metros, saliendo todos sus tripulantes ilesos de la contingencia. Autoridades marinas detectaron una mancha iridiscente de hidrocarburo de alrededor de 800 metros de largo en la superficie marítima. Al momento del hundimiento, la unidad estaba abastecida con 6 mil litros de combustible.

En apego al Artículo 10 de la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental, “Toda persona física o moral que con su acción u omisión ocasione directa o indirectamente un daño al ambiente, será responsable y estará obligada a la reparación de los daños, o bien, cuando la reparación no sea posible a la compensación ambiental que proceda, en los términos de la presente Ley”.

Volver a la nota anterior

Autor(a)

Lorena Lamas
Lorena Lamas
Inició sus estudios en la carrera de Periodismo de la Universidad de a Morelia (UDEM) y egresó de la licenciatura en Comunicación del Centro Universitario de Tijuana (CUT). Desde el 2014 colabora en el Semanario ZETA. Se ha desempeñado como reportera en los municipios de Ensenada y San Quintín.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas