14.2 C
Tijuana
lunes, enero 30, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

Usuarios y comerciantes inconformes con Ley de Control de Tabaco

El 15 de enero de 2023 entraron en vigor las reformas para regular la promoción de tabaco, así como su consumo en establecimientos, provocando descontento entre comerciantes, dueños de bares y restauranteros.

La Ley General de Control de Tabaco se creó en 2015, sin embargo, a partir de este año se impusieron las nuevas reformas, las cuales son más restrictivas, ya que el objetivo es retrasar el inicio de su consumo, así como inhibirlo.


Publicidad


Entre las nuevas restricciones, se encuentra el prohibir su promoción, es decir, que queda prohibida la exhibición de cigarros en anaqueles de tienda o vendedores ambulantes, quienes quieran adquirir cigarros deberán pedir una lista con lo que tienen a la venta (aunque el producto deberá estar en el almacén).

Otra de las medidas, y de las que más molestias ha causado, es que ahora quedan anulados los espacios para fumadores en cualquier establecimiento o área pública, bajo el riesgo de clausurar el lugar u obtener una multa, que va de los nueve mil 600 a los 962 mil pesos.

Otro motivo de multa es facilitar alguna silla o cenicero a quien fume, sin importar que esté por fuera del local.


Publicidad

 


Al respecto, consumidores de cigarros consideraron esta medida como “absurda” y  “sin sentido”, pues eso no evitaría que fumaran; al contrario, señalaron que atentaba contra su libertad de consumir un producto lícito.

“Prácticamente solo me están dejando fumar en mi casa o en mi carro, cuando se supone que para eso están los bares o terrazas si deseo fumar en un lugar público; entiendo que es por la salud de quienes no fuman, pero también por eso ellos tienen su espacio y nosotros el nuestro”, dijo una usuaria.

Por otro lado, dueños de bares, tanto de la zona Centro como de la plaza Fiesta, comentaron que el nuevo reglamento era ambiguo, pues en él se indicaba que era motivo de multa a quien fumara 10 metros a la redonda del establecimiento.

“¿Cómo va a ser culpa de nosotros que alguien decida fumar a 10 metros de aquí? No es nuestra área, ni le podemos andar diciendo a la gente que está en vía pública ‘hey, aquí no puedes fumar’: además, se supone que por eso hay terrazas”, dijo Melisa Ibarra, dueña de un bar en plaza Fiesta.

Erwin Areizaga Uribe, comisionado Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris), señaló que las nuevas reformas son las establecidas por organismos internacionales, y que otros países ya está aplicando, por lo que México solo se está “poniendo al corriente” con estas medidas.

El comisionado mencionó a ZETA que si bien Coepris no tiene las facultades para sancionar a quien incumpla el reglamento en lugares públicos (como playas y parques), la dependencia se ha dedicado a socializar las nuevas reformas entre los diferentes organismos, así como a los diferentes Ayuntamientos, quienes serán los encargados de vigilar que se cumpla.

“El objetivo de esta medida es proteger la salud de los que no son fumadores, o fumadores pasivos, sobre todo después de un escenario como el COVID-19”, mencionó.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

Ángela Torres Lozano
Soy licenciada en Comunicación por UABC, periodista desde 2008, reportera en ZETA de temas generales y especializada en periodismo de ciencia y salud, también soy miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas