11.8 C
Tijuana
lunes, enero 30, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

Sonora refuerza seguridad, BC espera reducción en tráfico de fentanilo

Después del segundo “jueves negro” en Culiacán, Sinaloa durante la administración de Andrés Manuel López Obrador, el 5 de enero de 2023, con la detención de Ovidio Guzmán, autoridades del Estado de Sonora emitieron una alerta y anunciaron el reforzamiento de la vigilancia en diversas zonas, sobre todo en comunidades ubicadas al Sur, como Cajeme, Navojoa, Álamos, Huatabampo, debido a su cercanía con Sinaloa.

Mediante un comunicado de prensa emitido por la Fiscalía General del Estado, se dio a conocer que las propias autoridades del Gobierno de Sinaloa, alertaron a la administración de Alfonso Durazo -protagonista en el primer “Culiacanazo”- de una posible situación de riesgo, por lo que exhortaron a la ciudadanía a limitar el tránsito hacia aquella entidad.


Publicidad


El documento oficial refiere que se reforzó la vigilancia en toda la limítrofe, ante la posibilidad de que pudiera suscitarse una fuga de criminales hacia esta entidad.

En el análisis realizado por autoridades estadounidenses y mexicanas sobre “La Chapiza” o “Los Menores”, como suele identificarse al ala del Cártel de Sinaloa que criminalmente comandan los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, Ovidio Guzmán López es considerado el principal operador del tráfico de fentanilo hacia Estados Unidos, teniendo una de sus principales bases de operaciones en el Golfo de Santa Clara, donde desembarcan cargamentos de dicho opioide provenientes de Sinaloa; también recurre al Puerto de San Felipe como uno de los sitios indispensables para el trasiego de drogas.

Fuentes gubernamentales de Sonora identifican que en dicha entidad hay una operación preponderante del Cártel de Sinaloa del lado de “Los Chapitos”, quienes controlan gran parte de esa región con apoyo de sus aliados, “Los Salazar”.


Publicidad

 


Varios municipios de Sonora resienten el conflicto que “La Chapiza” sostiene con el Cártel de Caborca, el cual perdió poder tras la captura de Rafael Caro Quintero a mediados de 2022 y actualmente dirigido por su sobrino, Rodrigo Páez Quintero, y su hermano, Miguel Ángel Caro Quintero.

Tras la detención de Ovidio, las operaciones de “La Chapiza” recaerían en los otros tres hermanos Guzmán: Iván Archivaldo (el mayor), Alfredo y Joaquín, los cuales sostienen varias pugnas con diversas agrupaciones delictivas en Baja California, Sonora, Chihuahua y Sinaloa.

BAJA CALIFORNIA: FISCALÍA ESPERA REDUCCIÓN EN TRÁFICO DE FENTANILO

Para las autoridades bajacalifornianas no existe gran riesgo de un desajuste directo de las células de la delincuencia organizada, aunque indirectamente hay indicios de ataques armados recientes perpetrados por la estructura criminal de “La Chapiza” en el Valle de Mexicali.

Ricardo Iván Carpio, fiscal general del Estado, aseveró que existe relación -aunque no precisó la magnitud- de sicarios de Ovidio Guzmán en el enfrentamiento armado ocurrido en Luis B. Sánchez, contra integrantes de “Los Rusos”, agrupación preponderante en Mexicali, la cual opera bajo las órdenes de Jesús Alexander Sánchez Félix -inocente en tanto no se determine su responsabilidad mediante la sentencia de un juez, según el Artículo 13 del CNPP-. Carpio Sánchez confía en que la captura de Guzmán López represente una reducción en el flujo de fentanilo en Baja California.

Volver a la nota anterior

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

Rosario Mosso Castro
Editora de Semanario ZETA.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas