11.5 C
Tijuana
miércoles, febrero 1, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

Concretan Centro para personas en situación de calle

Lo que durante años no quiso o no pudo hacer el gobierno, con el empuje de un grupo ciudadano está en vías de activarse: el Centro Comunitario de Salud Mental que atenderá a unas 200 personas en situación de calle, principalmente aquellos que necesitan tratamiento médico, psicológico y/o psiquiátrico.

La activación del Centro, representado por la asociación Por Amor a las Calles, que dirige Rogelio Castro Segovia, se ha acelerado gracias al préstamo de un inmueble -propiedad del doctor Esquer- abandonado durante 17 años, ubicado frente a la subestación CFE de Chapultepec, y -paradójicamente- gracias a la aportación de regidores, así como a las facilidades del Instituto de Psiquiatría y Secretaría de Salud.


Publicidad


Sus impulsores esperan tener listo el Centro, por lo menos el primer nivel (dormitorios y consultorio), antes de finalizar el 2022; ya se completó la barda perimetral, se cuenta con material de plomería y electricidad, pero faltan las ventanas.

Su operación llega en un momento en que personas en situación de calle se han visto inmiscuidas en hechos violentos o accidentes, como la agresión a un turista tijuanense en Calle Primera y un atropellamiento en Bulevar Costero y Las Rocas.

En lo que va del 2022, al menos 14 personas en situación de calle han muerto en vía pública y han ido a parar a la fosa común.


Publicidad

 


De acuerdo con Castro, en Ensenada existen unas mil 500 personas en situación de calle, de las cuales 320 padecen de sus facultades mentales. Se distribuyen, principalmente, en la Zona Centro, carretera entre Chapultepec y Maneadero, además del puente de Villa Bonita.

De los mil 500 -precisó- no todos son indigentes, sino que se aprovechan de las asociaciones civiles o religiosas que les brindan desayuno, comida y cena, así como ropa. No tienen compromisos de familia y no les gusta trabajar; “se puede detectar a los indigentes y a quienes son vividores”, explicó.

Según la Encuesta Nacional de los Hogares (INEGI 2021), una de cada cuatro personas en el país requiere atención a la salud mental y solo 2 de cada 10 la reciben.

En la justificación del proyecto se reconoce que es preocupante la alta población de personas en situación de calle en el municipio; en muchos de los casos son consumidores de sustancias psicoactivas y con algún trastorno mental, lo que ha generado accidentes, violencia y delincuencia.

El objetivo del Centro es dar atención a la comunidad en general, poniendo énfasis en las personas en situación de calle con atención médica, psiquiátrica, tratamiento, canalizarlos a albergues o centros de rehabilitación, según sea el caso, para que no anden en la calle, compartió su director, el psicólogo Jorge Campos.

Debido a una reforma a la Ley General de Salud Mental, en vigor este año, ya no habrá permisos para los conocidos como pabellones psiquiátricos, es decir, tenerlos internos por tiempo indeterminado. Lo que se hará, es tener en observación a los pacientes que ingresen con alguna crisis psicótica, pánico o alguna otra condición de salud mental, por alrededor de 15 días, estabilizarlos y luego ingresarlos a un programa psicoterapéutico, médico y/o psiquiátrico, canalizándolos al albergue Por Amor a las Calles que administra el propio Rogelio Castro, o bien, ser enviados a centros de rehabilitación, según sea el caso y la necesidad.

A aquellos cuya condición mental tenga buen pronóstico, se les apoyará a la reinserción social. Para ello, otra parte del trabajo será crear convenios, tener acercamientos con el sector privado y ubicar a sus familiares.

Aquellos pacientes que tengan una situación irreversible o crónica serán canalizados al Instituto de Psiquiatría de Baja California para su internación, ya que esta instancia sí cuenta con el permiso de pabellón.

Una de las preocupaciones de la Dirección del Centro, es que el resto de las instancias que apoyan el proyecto van a responder a la hora de operar.

Lucha de años

Han sido siete años de buscar cristalizar, primero, un pabellón psiquiátrico para dar atención a las personas en situación de calle que sufren enfermedades mentales; sin embargo, con la reforma a la Ley General de Salud la concepción del proyecto tuvo que cambiar.

El Centro estaba pensado para desarrollarse en las inmediaciones del Libramiento Ensenada, en un predio. Al ver lo costoso que resultaría empezar un edificio desde cero, Castro comenzó a buscar inmuebles ya edificados.

En Chapultepec, junto a la fábrica Hutchinson, localizó un edificio abandonado -concebido como plaza comercial-, por lo que ubicó al dueño, le presentó su idea y obtuvo el inmueble en préstamo.

De la operación del Centro Comunitario, su responsable calcula que tendrá un costo anual aproximado a un millón de pesos.

El personal médico será aportado por la Secretaría de Salud, y el director del Conalep, Tadeo Meza, mostró su disposición de aportar estudiantes de Enfermería que estén en etapa de prácticas.

Para surtir el medicamento, Castro Segovia dijo que se contactó a Fundación Best (Farmacias Similares) para lograr un acuerdo de obtener los productos a un costo todavía menor que en el mercado.

El pago del agua será condonado, en tanto que las literas para los pacientes las aportará Secretaría de Integración y Bienestar Social. También habrá coordinación con el Registro Civil para poder darles papeles, en caso de que no tengan.

Los entes reguladores son el Instituto de Psiquiatría de Baja California y la Secretaría de Salud en el Estado.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

Marco A. Flores
Egresado de la licenciatura en ciencias de la comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Ha sido reportero y jefe de información en diversos medios impresos, digitales y radiofónicos desde el 2007. Reportero del Semanario Zeta desde el año 2018.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas