9.6 C
Tijuana
jueves, febrero 2, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

Suben asesinatos en Tecate por enfrentamiento entre CJNG y CDS

Los cárteles Jalisco Nueva Generación (CJNG) y de Sinaloa (CDS) mantienen una férrea pelea por el territorio en Tecate y la Zona Este de Tijuana, que ha dejado más de dos centenares de muertos en 2022.

Sólo en Tecate han sido ejecutadas 86 personas, incluidas seis mujeres, mientras que colectivos de búsqueda reportan decenas de desaparecidos por mes y la localización de fosas clandestinas con cuerpos que a la fecha -en su mayoría- no han podido identificarse.


Publicidad


Si bien, la guerra entre ambos cárteles ha reducido sus enfrentamientos en días recientes, han concentrado su actividad en la desaparición forzada y en las ejecuciones como símbolo de advertencia a bandos contrarios.

Integrantes de la Mesa de Seguridad en Baja California informaron que durante el segundo semestre de 2022, los puntos de venta se redujeron hasta un 60% en ambas zonas, particularmente en la rural de Tecate, como Valle de las Palmas, Cerro Azul y La Rumorosa, considerados puntos clave para el trasiego de estupefacientes entre los municipios de Tecate, Tijuana y Ensenada.

Aseguraron que un 80% de los asesinatos llevan a líneas de investigación que permiten conocer qué bando realiza los crímenes que se han registrado, cada uno de ellos tiene por objetivo, sostienen, “sembrar terror y ser reconocido por lo violentos que son, es parte de las características del CJNG, se caracterizan además por ser afines a los incendios, balaceras públicas y colocar insignias a vista de todos, disfrutan ser temidos”, aseguró uno de los peritos expertos en la materia.


Publicidad

 


28 de noviembre asesinan a 3 del CJNG en Tijuana, dejan entambado

“Por otra parte, hemos encontrado una similitud en las víctimas del Cártel de Sinaloa, son de pocos tiros en la escena y durante los últimos meses hemos podido observar que han estado dejando cuerpos dentro de tambos de metal y con mensajes específicos; es decir, buscan a dos directamente”, concluyó.

Este modus operandi se ha estado replicando durante el último mes. Según datos recabados por ZETA, del 23 de octubre al 28 de noviembre, al menos seis cadáveres han sido localizados dentro de tambos, o bien, éstos aparecen en la escena del crimen con “narco mensajes” pegados en su exterior. La letra es fina, educada y, consideran autoridades, tiene rasgos que pudiera indicar, son escritos por una mujer.

El 23 de octubre fue localizado un tambo metálico en la carretera Tecate-Ensenada, sobre el Kilómetro 25+500, poco antes del poblado Valle de las Palmas. Al interior estaba el cuerpo sin vida de un hombre, y al exterior, una cartulina con el siguiente mensaje: “Esto les va pasar a todos los que traten de apoyar aquí en Tecate a Jesús Alfonso Trapero Ibarra, alias (sic) ‘El trapos’ y a Samuel Vaca García, alias ‘El primo’, maricones quema carros, toda Baja California Norte es CDS”.

Posteriormente los cuerpos empezaron a aparecer de la misma manera en la Zona Este de Tijuana. En la colonia Ejido Francisco Villa, Delegación La Presa, un masculino de entre 40 y 45 años fue localizado semidesnudo dentro de un tambo de metal color negro, en la cajuela de un vehículo Honda CRV color gris.

El 28 de noviembre, tres cuerpos más fueron encontrados en el Ejido Maclovio Rojas, dos masculinos y una fémina. En medio de ambos cuerpos, un tambo metálico, con el tercer cuerpo en la escena: un masculino semidesnudo. Los dos cuerpos al exterior se encontraban totalmente desnudos, maniatados y con visibles huellas de violencia; alrededor del cuello de ambos, una cuerda con la que se presume fueron estrangulados.

Uno de los masculinos fue identificado como Cristian Guadalupe Servín Paredes “El Munra”, considerado por integrantes de la Mesa de Seguridad como un objetivo prioritario, al fungir como principal generador de violencia en la Zona Este, operando mayormente en El Florido y Mariano Matamoros, al servicio del CJNG. Apenas el 22 de noviembre había sido víctima de un ataque armado perpetrado por tres sujetos asegurados por autoridades tras realizar detonaciones de arma de fuego en la colonia Mariano Matamoros.

La mujer fue identificada como Saira Delfina Verdugo Flores, quien habría sido vista por última vez el 22 de noviembre en El Dorado, Tijuana. La tercera víctima no ha sido identificada.

Al exterior del tambo, un mensaje casi idéntico al localizado cerca de Valle de las Palmas en Tecate: “Esto le va pasar a todo aquel que trate de apoyar a Samuel Vaca García ‘El Primo’ y Jesús Alfonso Trapero Ibarra alias ‘El trapos’, oriundo de San Pedro Navolato Sinaloa y sigues tu (sic) güero puchas. ATTE CDS SIGUE LA LIMPIA DE QUEMACARROS”.

Los señalados en las cartulinas son Samuel Vaca García “Primo “, “Cholo” y/o “El Gallo”, acusado de fungir como presunto jefe financiero del CJNG hasta 2020, considerado además uno de los principales generadores de violencia en Tecate. Fue capturado por elementos de la entonces Guardia Estatal de Seguridad e Investigación por portación de arma de fuego y contar orden de aprehensión por homicidio en octubre del mismo año, siendo liberado en julio del año en curso.

En el organigrama delictivo, la función del “Primo” era establecer la logística para el pago a la estructura criminal y a los servidores públicos cooptados por el líder de la organización delictiva del CJNG en ese municipio, particularmente a elementos de la Policía Municipal que aportaban información de los detenidos, o fecha y hora de los operativos que se realizarían en las zonas donde éstos se movían.

Por su parte, Jesús Trapero, el segundo en mención en la cartulina, conocido por sus alias “El Profe” y/o “El Trapos” es un ex agente municipal de Tijuana con antecedentes por delincuencia organizada. En diversas investigaciones se le ligó al grupo delictivo de Teodoro García “El Teo” y/o “El Tres Letras”, capturado en 2010.

Veinticuatro horas después de la liberación de Vaca García, las balaceras, levantones y ejecuciones aumentaron tanto en Tecate como en la Zona Este de Tijuana, incluso un policía municipal de Tecate fue ejecutado el 28 de julio por hombres armados que trataron de darse a la fuga y ocultarse en la Zona Este. Fueron detenidos y se les identificó como integrantes del CJNG.

Autoridades informaron a este Semanario que el objetivo de los jaliscienses, es recuperar el control de Tecate y Zona Este, particularmente en La Rumorosa, El Hongo y Jacumé. Para ello buscan pactar con grupos delictivos del interior de la República, a quienes ofrecen a cambio de apoyo con sicarios y efectivo, el acceso a rutas de trasiego para transportar mercancía a través de esa frontera, además de facilitar la compra y venta de armas que serían trasladadas hacia el centro de la República. Asimismo, buscan captar a quienes eran parte de la célula delictiva.

Como consecuencia y para evitar la posible reestructuración, sicarios de Sinaloa ejecutan a ex integrantes del grupo del “Primo”, el último ataque registrado en Tecate fue contra un hombre identificado como Alberto García “El Bolo”, familiar cercano (primo) del ex jefe de plaza en Tecate del CJNG, Dany Ortiz “El Moreno”, asesinado en enero de 2022 y quien tras ser levantado de una barbería, fue ejecutado a plena luz del día sobre el Bulevar Defensores en la zona céntrica de Tecate.

Pero no sólo el CJNG busca pactar, ya que, de acuerdo a informes militares, el Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL), liderado por José Antonio Yépez Ortiz “El Marro”, sigue operando desde prisión luego de su detención en agosto, buscando formar un frente en Tecate a cambio de “favores”.

En su representación, Juan Adolfo Yépez Ortiz “El Rudy” habría visitado Baja California, particularmente la zona de La Rumorosa, para sentar las bases previo a un acuerdo con los jefes de plaza del CDS, con quienes además pretendía asociarse para aumentar la cobertura del robo de combustible en la zona a través de “Los Niño Serrano”, identificados desde hace años como líderes de la zona en la ordeña de ductos, particularmente en el poblado Luis Echeverría -conocido como El Hongo- y con ellos fortalecer la pirámide de operaciones, como anteriormente lo hicieron CSRL y los sinaloenses en Guanajuato.

El trato se cayó cuando “El Rudy” fue asegurado junto a otras tres personas en el puesto militar El Centinela en La Rumorosa, donde soldados realizaron una revisión localizando 60 mil dólares y 40 mil 500 pesos mexicanos, de los que no pudieron acreditar procedencia legal y que serían destinados para la compra de armas.

LAS CONSECUENCIAS

El ataque armado a tres jóvenes provenientes de Mexicali, quienes habrían arribado a La Rumorosa a tomarse una fotografía cuando fueron interceptados por hombres armados que los persiguieron, hirieron a dos y privaron de la libertad a uno para torturarlo, asesinarlo y dejar su cuerpo en Mexicali, provocó el arribo de elementos de los tres órdenes de gobierno al poblado, así como cateos y detenciones, “obligados” ante la molestia social que generó el hecho violento.

Los detenidos identificaron como el atacante a Martín Morales “Wacho”, quien junto a tres más cometieron el atroz crimen, todos operan para el Cártel de Sinaloa, que habría retirado su protección al cuarteto tras el asesinato del egresado de la UABC, por órdenes de uno de los líderes criminales y principal operador de la zona, Felipe Olea Salazar y/o Mario Lara Sepúlveda “El Felipón”, criminal de antaño cuyas operaciones se han centrado en Tecate y La Rumorosa, y quien durante años comandó la zona como integrante del CJNG, pero luego del reacomodo entre 2020 y 2021, se unió a las filas del CDS al lado de “Los Chapitos”, y junto a su hermano Rosario Olea Sepúlveda “El Chayo”, han logrado mantenerse vigentes incluso dentro de la política, pues este último fue nombrado delegado de La Rumorosa durante la administración de Zulema Adams Pereyra, quien tras la presión mediática, lo relevó del cargo.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas