10.3 C
Tijuana
sábado, enero 28, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

Melómano y autodidacta

Consolida el productor, músico y compositor tijuanense Ramón Amor Amezcua (Bostich) más de tres décadas en la música electrónica. Como padrino del Nortec, apuesta por la afectividad sonora e identidad musical en el Noroeste del país, y de la mano de tecnología y el rescate del vinilo, sacia la necesidad física para conectar con memorias

Envuelto en las tornamesas, cajas de ritmos, sintetizadores y vinilos desde hace 34 años -más de la mitad de su vida-, el compositor de música electrónica y productor Ramón Amor Amezcua Sánchez, alias Bostich, considerado “El padrino del Nortec”, reinventa su concepto musical al que agrega pasión, nostalgia y efusividad, a la par de su contribución altruista y labor como músico fronterizo.


Publicidad


“La evolución ha ido de la mano con todos los cambios repentinos de la Tijuana que me tocó a finales de los 70 y principios de los 80, cuando no existía una radio nacional, éramos como una isla apartada de todo México, escuchábamos estaciones especializadas de San Diego como KPBS, que promovían la música experimental y electrónica. Inevitablemente eso se proyectó en los productores y la gente que estábamos haciendo música en ese tiempo, pero no nos visualizamos como músicos hasta que llegan los festivales como el FX de 91X, pero a mediados de los 90, con la llegada del ‘Rock en tu Idioma’, se murió la escena electrónica en Tijuana”, relató.

Pese a pertenecer a una familia dedicada a la odontología y ejercer la profesión por 27 años, de manera accidental, los sonidos de la música de banda y norteño se deconstruyeron para despertar en Amezcua la pasión por la música electrónica bajo el sello Nortec.

“De niño siempre ponía mucha música mexicana en programas de radio donde los locutores eran muy cultos, sumado a las colecciones de vinilos de mis hermanos, y entre todo eso, creo que fue inevitable que no tuviera esa pasión por la música, siempre estaba grabando en mis casetes las canciones de la radio. Lo primero que hice cuando me gradué de la carrera de Odontología fue inscribirme en la Casa de la Cultura para estudiar música, piano”, precisó a ZETA quien pertenece a la primera generación de la Escuela de Música del Noroeste, y con Nortec, ha brindado una cara positiva a la ciudad a través de la música, desconectando la imagen de violencia y narcotráfico.


Publicidad

 


Bostich, fronterizo apasionado

Para el productor musical de 60 años, la era digital ha desconectado las emociones, por lo que la necesidad de lo físico es el único punto afectivo que queda en la industria.

“Creo hay una necesidad de lo físico, vivimos un momento totalmente digital y lleno de plataformas, donde realmente las memorias ya no te conectan con nada, no te acuerdas ni qué escuchaste hace media hora; tampoco te acuerdas de algún artista favorito, te preguntan qué estás escuchando hoy en día y no sabes que contestar porque es tanto lo que ves, y ahora hay también una necesidad del contacto físico para conectarnos con algunas memorias, tener el vinil, casete, aunque no tengas donde ponerlos; el objeto es mantener esa relación con lo que está sucediendo en el día, en esa hora o en ese lugar especial”, explicó.

En cuanto a los proyectos realizados en 2022, al creador de “Polaris” la pandemia por COVID-19 le permitió concretar colaboraciones con Wolfgang Flür, de Kraftwerk; un disco con Harald Grosskopf llamado “Quetzalkrautl”; el álbum “De Sur a Norte” con Nortec, y con Rubén Albarrán (Café Tacvba) el tema “Mundo en extinción”. Mientras que en el séptimo arte creó el soundtrack de la película “Desde la esquina”, en la que el entrenador Rómulo Quirarte narra las historias de Julio César Chávez, Jorge “Maromero” Páez, Jackie Nava y Érik “Terrible” Morales.

El próximo 18 de diciembre, junto a Pepe Mogt y Rubén Albarrán, Bostich se presentará en Avenida Revolución como parte del evento a beneficio del Día Internacional del Migrante, en el que el público podrá ingresar donando alimentos no perecederos, ropa y cobijas.

“Tijuana basa su historia en la migración nacional, centroamericana y haitiana. Los problemas migratorios no son cubiertos y este evento altruista será una manera de participar con la ciudadanía”, adelantó.

Para finalizar, Bostich se refirió a su pasión por la música electrónica y la tecnología:

“En 30 años he ido buscando la forma de alimentar la innovación, de expresar auténticamente lo que sucede en el entorno y no encasillarme, por ello la búsqueda para el siguiente proyecto sonoro incluirá los aparatos tecnológicos que marcaron la historia de la música electrónica y que fueron muy icónicos en la historia, influenciando en la creación. Estar en medio de la música me conecta con muchas generaciones, la juventud es inevitable y se transmite en el aspecto físico, mental y emocional. Hoy, soy bendecido con salud, con y hacer lo que me apasiona”.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

Víctor Delgado
Egresado de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), en la Licenciatura Ciencias de la Comunicación. Reportero desde 2019 en Baja California. Con presencia en coberturas especiales de los reconocidos encuentros Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) y el Guanajuato International Film Festival (Giff). Festival Iberoamericano de Cultura Musical.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas