18.4 C
Tijuana
sábado, enero 7, 2023
Publicidad

Sicilia, borrado de un plumazo

Porque donde hay coacción, no hay libertad, y donde no hay libertad, no existe justicia tampoco”.

-Guillermo Abad


Publicidad


Parafraseando al Presidente López Obrador, el poeta católico Javier Sicilia fue censurado en La Jornada Semanal “de un plumazo”. Veinte años colaborando en el suplemento del diario capitalino se esfumaron por la censura e intolerancia a la libertad de pensamiento y expresión.

Sobre el artículo “Del Evangelio y del Poder”, esto suprimieron:

“El Evangelio y el poder se excluyen mutuamente. Su confrontación con las potestades de su tiempo llevó a Jesús de Nazaret a ser ejecutado en la cruz. La idea de mezclarlos nació en el siglo IV, cuando Constantino I, tratando de salvar al Imperio romano, le dio a la Iglesia un lugar en él con el Edicto de Milán. Desde entonces hasta la Ilustración, que separó a la Iglesia del Estado, la tentación de volver a conciliarlos ha recorrido la vida política de Occidente de muchas maneras. En México, siguiendo el modelo de las democracias cristianas, resurgió con el PAN y, recientemente, bajo esa cosa amorfa que llaman populismo, en López Obrador. Su discurso  -un mazacote de lecturas sociológicas del Evangelio y de manuales socialistas para párvulos- lo ha convertido en un hombre que, como un dios providente, conjunta el poder con la perversión de la caridad: la dádiva y la clientela. Su poder, como en los tiempos más oscuros, se ha vuelto inmenso. Hace pensar en el peor Savonarola o en los Inquisidores de la Corona”.

Durante el sexenio del Presidente Felipe Calderón Hinojosa, en Cuernavaca, Morelos, un hijo de Sicilia y otros 4 jóvenes fueron asesinados por el crimen organizado tras estar conviviendo en un bar de mala muerte, de donde fueron privados de su vida. Javier Sicilia se solidarizó con la familia Le Barón en 2019, con motivo del crimen de 6 niños y 3 mujeres (sus madres) en La Morita, Bavispe, Sonora; pero fueron despreciados y no les quiso ni quiere recibir el Presidente de México.

Intolerante a la mentira y simulación. Sicilia fue formado con uno de los discípulos de Mahatma Gandhi, el poeta Lanza del Basto (Luigi María Enrico Lanza). Como escribe Gandhi en su obra Mi Dios, un buen hindú debe conocer el Nuevo Testamento y el Evangelio de Cristo; de modo que una cosa es el poder y el Evangelio, y otra servir evangélica o cristianamente desde la política, aún con todo y la separación Iglesias-Estado, (en plural). Eso nos lo explicaba el padre Jesús Herrera doctorado en filosofía y en teología, maestro de la Universidad Pontificia de México: Cuando Jesús “exorciza” la moneda que los hipócritas censuradores simuladores fariseos le planteaban, “¿Es lícito pagar el tributo al César?”  Jesús les pregunta a los doble cara, pues dice la moneda: Al Divo Ceasar (Al Divino César); y Jesús afirma “Denle al César lo que es del César; y a Dios lo que es de Dios”.

Experto en hermenéutica, el Dr. Jesús Herrera, conviene en decir, pues, que el César no es Dios.

¿Usted que cree? ¿Que los presidentes o los gobernadores o políticos son Dios?No hombre, en paz descanse, pero Dios nunca muere, y acaba de morir el bonachón del gobernador poblano Miguel Barboza; para salvarlo le llevaban en el helicóptero Rafael Moreno Valle, otro político que se supone murió con su esposa Érika Alonso, gobernadora de Puebla de los Ángeles.

“Quien dice que la política no tiene que ver con la religión, no sabe ni siquiera que es la política”. (Mahatma Gandhi, Mi Dios). El poeta Sicilia no se refiere a esto, sino al poder corrupto y corruptor.

Germán Orozco Mora reside en Mexicali.

Correo: saeta87@gmail.com

- Publicidad -

Autor(a)

- Publicidad -

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas