15.8 C
Tijuana
sábado, enero 7, 2023
Publicidad

“México es ya el país más riesgoso para el ejercicio del periodismo”: Adela Navarro en la FIL

Guadalajara, Jalisco. Bajo la temática “La verdad bajo amenaza”, se realizó la Primera Bienal del Periodismo Cátedra Vargas Llosa, entre el viernes 2 y sábado 3 de diciembre, en el marco de las actividades de la XXXVI Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).


Publicidad


El sábado 3 de diciembre, en el Auditorio del Hotel Hilton, el turno fue para la tercera mesa titulada “El caso mexicano: informar bajo fuego”, en la que incursionaron Adela Navarro Bello, codirectora de Semanario ZETA; Marcela Turati, periodista, escritora y activista; Ricardo Raphael, periodista, académico y escritor; y Javier Corral Jurado, político, abogado y columnista; moderando la mesa estuvo Gabriel Torres Espinoza, director del Sistema Universitario de Radio, Televisión y Cinematografía de la Universidad de Guadalajara.

Entre otros, uno de los temas abordados en esta mesa fue el asesinato de periodistas como Miroslava Breach y Javier Valdez, ambos en 2017; además de Margarito Martínez Esquivel (colaborador de ZETA) y Lourdes Maldonado; estos dos últimos en Tijuana, en 2022.

“Pienso en Lourdes Maldonado, que fue a la mañanera (conferencia de prensa matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador) a decir que la querían matar, dos años después la mataron. Incluso, estuvo en el velorio, una semana antes, llorando por Margarito”, manifestó Marcela Turati.

“No he podido dejar de pensar en el caso de Miroslava Breach, mi paisana, yo soy de Chihuahua. Cuando uno piensa qué pasó, qué falló, pues ella fue primero con el candidato que acababa de ganar la gubernatura y le dijo que la estaban amenazando, dijo quiénes la estaban amenazando, su propio partido; cuando asume el gobernador ella todavía escriba columnas en contra de estas personas que estaba además en el gabinete, pero nadie hizo nada”, complementó Turati.

Cabe destacar que Miroslava Breach fue asesinada el 23 de marzo de 2017 en Chihuahua. En esa fecha, el gobernador era Javier Corral (del 4 de octubre de 2016 al 7 de septiembre de 2021), del Partido Acción Nacional.

Durante su disertación en el Auditorio del Hotel Hilton, junto a Expo Guadalajara, Adela Navarro Bello sostuvo, a propósito de que cuando Javier Corral, ahí presente, era gobernador, fue asesinada Miroslava Breach:

“Por si alguien no lo sabe, el gobernador que refiere Marcela Turati en el caso de Miroslava, es el señor que nos acompaña aquí. Ojalá en su turno nos diga cómo se perdió esa oportunidad de hacer justicia cuando fue gobernador, en el caso de Miroslava. Porque ése es el problema, es de impunidad”, expresó Navarro Bello haciendo alusión al exgobernador Javier Corral Jurado.

Ante la referencia citada por Adela Navarro, el aludido Javier Corral alcanzó a decir:

“El Ministerio Público de Chihuahua llevó las investigaciones del caso de Miroslava Breach. Toda la información, todo lo que se encontró en las pesquisas se puso a disposición del juez; y todos los que estaban relacionados fueron llamados por el Ministerio Público, fueron sus declaraciones integradas al expediente. Chihuahua logó individualizar, logró individualizar de una manera muy rápida y muy oportuna los autores materiales del homicidio de Miroslava Breach, entre ellos ‘El Larry’ (Juan Carlos Moreno Ochoa), está preso en el Cereso de Aquiles Cerdán; también se materializó de manera muy rápida la responsabilidad de Jasiel Vega Villa, que es uno de los que está prófugo de la justicia, que lo protege el Cártel de Los Salazar, en la sierra de Chihuahua. También se identificó al autor material directo, al pistolero, pero él fue ejecutado en Álamos, Sonora; el Ministerio Público de Chihuahua fue a confirmar la identidad mediante un estudio forense. Y otros implicados en la investigación fueron declarados por el Ministerio Público”.

Ante la concurrencia, Corral se deslindó: “Lo debo de decir como es, porque así fue: en un momento de campaña electoral la investigación fue atraída por la Federación. El asunto se lo llevó la Procuraduría General de la República… Una vez que el asunto se atrajo por la Federación, prácticamente como que todo se cayó, como que todo se apagó. De hecho, ya no hubo mayores exigencias. Y lo que avanzó el Ministerio Público de donde nosotros dejamos la investigación, resultó en una acusación adicional: al profesor Hugo Schultz, que efectivamente trabajaba en la Secretaría de Educación del Estado, que ahora está preso en el Cereso de Aquiles Serdán”.

“Sin duda, constituye una gran frustración, Adela, no haber podido llegar al tema de ‘Los Salazar’; pero tiene también una explicación: nosotros solicitamos al gobierno de Peña Nieto, mediante oficio de la Fiscalía General del Estado, que se investigara a ‘Los Salazar’; de hecho, dos de ellos están en la cárcel en un penal del Estado de México, tanto Crispín como el otro Salazar, no me acuerdo su nombre, están detenido, están presos. Y la Procuraduría General de la República respondió a la Fiscalía General del Estado que ahí no se contenía ninguna relación con delincuencia organizada; eso es una respuesta por oficio de la Procuraduría General de la República”.

Luego se dirigió a Marcela Turati: “Aquí se ha dicho, Marcela, que yo estuve en la escena del crimen interfiriendo; esto no es así. Se ha dicho, pero no está ni probado. Lo único que les puedo decir es que a los minutos del asesinato de Miroslava yo estaba en su casa con su hermana, con su familia, con su hija, con Andrea, con su hijo; y por supuesto, yo me he mantenido en comunicación desde siempre con ella”, refirió Corral.

“Lo que puedo asegurar es que nosotros en la investigación nunca protegimos a nadie; toda la información se puso al Ministerio Público, incluida la grabación de la que Marcela da crónica, minuto a minuto, de cuándo se intercepta una comunicación telefónica en la que operaron con él, a Miroslava Breach; en ese sentido, todo se puso a disposición del Ministerio Público. No se ocultó ni un solo dato, ni una sola persona, y no se dejó de aclar a nadie. Por supuesto, nosotros no tenemos la capacidad para entrar a los temas de delincuencia organizada, particularmente en el caso de ‘Los Salazar’; yo no tengo la menor duda que ahí está el autor intelectual, porque ‘El Larry’ es jefe de sicarios de ‘Los Salazar’, como lo ha sido también ‘El Chueco’, Noriel Portillo, el que asesinó a los dos sacerdotes jesuitas. Esto es lo que puedo compartir”, concluyó Corral.

No obstante, Marcela Turati cuestionó también a Javier Corral: “Sé de su entrevista con Carmen Aristegui donde usted dijo que usted estaba en la casa que se allanó a los asesinos, donde usted encontró la computadora; entonces, ¡no nos queda claro qué hace un gobernador en la escena del crimen!, dónde se planeó, dónde estaban guarecidos; que luego usted negó”.

Asimismo, Adela Navarro también puso sobre la mesa el caso de Lourdes Maldonado y Margarito Martínez Esquivez, éste último, colaborador de ZETA:

“Ése es el problema: es de impunidad. En el caso de Lourdes Maldonado y Margarito Martínez, los dos compañeros periodistas asesinados en Tijuana, Baja California, en menos de una semana, en enero de este año; hay seis personas detenidas, tres en el caso de Margarito, tres en el caso de Lourdes, como acusados de autoría material, se les pagó, en el caso de Margarito, 5 mil dólares por el asesinato del periodista; y en el caso de Lourdes 10 mil dólares a cada uno de ellos, por asesinar a Lourdes. Hay una línea de investigación que va hacia el exgobernador (de Baja California) Jaime Bonilla Valdez, contra quien Lourdes sostenía un litigio ya por nueve años, que una semana antes de su asesinato lo había ganado, finalmente, el laudo laboral a Jaime Bonilla. Sin embargo, no llegamos nunca a la autoría intelectual”.

Navarro Bello también rememoró el caso de Héctor Félix Miranda, cofundador de ZETA, asesinado en 1988 por pistoleros de Jorge Hank Rhon, exalcalde de Tijuana y empresario del Grupo Caliente:

“En el caso más lejano que nos ocupa en el Semanario ZETA es el asesinato de Héctor Félix Miranda en 1988, sus dos asesinos materiales ya salieron libres en el 2015 y regresaron a trabajar para Jorge Hank Rhon, que es el principal sospechoso, desde entonces y hasta la fecha, de la autoría intelectual del asesinato de Héctor Félix”.

Entonces, Adela Navarro compartió la cruenta estadística que no se detiene: “México es ya el país más riesgoso para el ejercicio del periodismo. Un tercio de los periodistas que han sido asesinados en el mundo, han sido asesinados en México: 37 periodistas en los últimos cuatro años, 16 solo en este año”.

Cabe recordar que, de acuerdo con Artículo 19, de 2000 a la fecha la organización defensora de la libertad de expresión y los periodistas ha documentado 157 asesinatos de periodistas en México, en posible relación con su labor; del total, 145 son hombres y 12 son mujeres. De acuerdo con la organización, 47 periodistas fueron asesinados durante el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018) y 37 en la administración de Andrés Manuel López Obrador (2018 – hasta 2022).

Sentenció Adela Navarro: “Mientras en este país no se persiga y no se sancione a quienes ordenan el asesinato de periodistas, esto va a seguir ocurriendo. ¿Qué puede hacer la sociedad? Apoyar a los periodistas de investigación, seguir a los periodistas de investigación, demostrar que no se mata la verdad, no se mata la libertad de expresión”.

- Publicidad -

Autor(a)

Enrique Mendoza
Licenciado en Comunicación por la UABC Campus Tijuana. Periodista cultural en Semanario ZETA de 2004 a la fecha.
- Publicidad -

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas