15.8 C
Tijuana
sábado, enero 7, 2023
Publicidad

Instancias retrasan arranque de la temporada del tiburón ballena

Cada inicio de octubre arranca una de las épocas del año de mayor actividad y derrama económica para operadores de servicios de turismo náutico en la Bahía de La Paz: el avistamiento y nado con el tiburón ballena; sin embargo, la temporada inició casi con dos meses de retraso con enfrentamientos entre empresarios y autoridades ambientales por la entrega tardía de permisos.

El 27 de noviembre dio arranque de manera oficial la temporada, cuando debió ser el 1 de octubre la fecha de inicio.


Publicidad


No fue hasta esta semana cuando el conflicto subió de nivel y la situación salió a la luz pública, pues prestadores de servicios denunciaron que autoridades ambientales entregaron los permisos de avistamiento y operación casi mes y medio después del 1 de octubre.

Además, algunas de las autorizaciones prácticamente ya venían con fecha de caducidad por 5 días cuando la temporada termina hasta el 30 de abril.

Todo esto detonó un primer enfrentamiento con inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), que pretendieron detener embarcaciones de operadores que contaban con estos permisos caducados.

En respuesta, integrantes del Comité del Tiburón Ballena retuvieron a los inspectores para exigir la presencia de la delegada de Profepa, Pamela Rojas.

José Luis Martínez Orozco, propietario de una empresa naviera turística y miembro del Grupo Tiburón Ballena, acusó que fue violentado por autoridades de Profepa, ya que cuentan con un convenio que se estableció con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En dicho convenio se estableció que se les permitiría laborar durante toda la temporada de avistamiento, aunque estos permisos que les entregaron marquen solo una autorización por 5 ó 10 días.

“Se están echando la bolita entre las autoridades, necesitamos que hagan valer el convenio. Se les mostró el convenio, y aun así ahí detuvieron a la embarcación con todos los turistas a bordo como una hora”, dijo Martínez Orozco.

Todo parece indicar, según los inconformes, que Semarnat y Conanp no comunicaron a Profepa sobre este convenio.

“Estamos en una situación difícil donde el proceso para que nos regresen el permiso con una vigencia ya para cubrir toda la temporada van a tardar, por eso se estableció un convenio entre estas dependencias para poder operar porque tenemos reservaciones y tenemos que atenderlas”, mencionó el afectado.

 Recordaron que Profepa tiene una obligación con el Comité del Tiburón Ballena, sin embargo, por la falta de información ahora han sido víctimas de atropellos dañando la actividad económica a pesar de que ya hay un retraso de casi ocho semanas.

“Le puede pasar a cualquiera de nosotros, ahorita me pasó a mí, pero a cualquiera le puede ocurrir con turistas a bordo y les lleva dos horas donde están parados, y se molestan muchísimo y no terminan la actividad”, agregó.

El Comité del Tiburón Ballena contabilizó 72 prestadores de servicios con permisos para el avistamiento y nado, pero hay todavía algunos en trámites. Cada año se preparan con capacitaciones para guías y capitanes para brindar seguridad a los turistas.

Ejemplares llegaron “tarde” este año

Por otro lado, para la comunidad científica y empresarial queda claro que los hábitos biológicos del tiburón ballena no obedecen al capricho comercial del turismo.

El doctor, Nezahualpilli Tovar Lee, miembro del Comité del Tiburón Ballena en Bahía de La Paz, expuso que la falta de presencia de especímenes fue también uno de los motivos del retraso en el arranque de la temporada.

Explicó que el pez más grande del mundo percibe las condiciones ambientales favorables para su arribo: el cambio del viento, la generación de los frentes fríos y la disminución de la temperatura del mar favorecen su llegada.

Detalló que el plan de manejo inicia cada 1 de octubre e indica que solo pueden abrir avistamiento y nado si hay más de seis ejemplares en la zona.

De acuerdo con datos de la asociación Empresas Hoteleras y Turísticas (Emprhotur), se calcula que cada año alrededor de 120 mil turistas viajan a La Paz para encontrarse con esta joya natural, dejando una derrama superior a los 60 millones de pesos.

- Publicidad -

Autor(a)

Gilberto Santiesteban
Reportero sudcaliforniano, egresado de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS). Me dedico sobre todo a dar voz y cobertura a las causas ciudadanas en mi estado. Ante todo creo en la libertad de expresión y la libertad de prensa, incluyendo las responsabilidades y retribuciones que estas conllevan.
- Publicidad -

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas