14.2 C
Tijuana
lunes, enero 30, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

“El Ruso”, principal generador de violencia: Landeros

Combatir la inseguridad en Baja California no ha sido una tarea fácil para el General Gilberto Landeros, desde enero de este año, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana. Le faltan elementos, tiene área de Inteligencia, no así, apoyo con órdenes de aprehensión. Actúa en coordinación con Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), pero llama a los primeros respondientes a reaccionar.

A continuación, la entrevista concedida a ZETA por quien fue Comandante de la II Zona Militar.


Publicidad


SEIS AGENTES DE FESC SUSPENDIDOS

 — La Fuerza Estatal de Seguridad Ciudadana, antes Policía Estatal Preventiva, continúa registrando un importante número de denuncias en contra. ¿Cómo van los trabajos de depuración al interior de la corporación? 

“El problema principal que teníamos, como secretaría de nueva creación, no teníamos estructura de Asuntos Internos. Tuve que crear, buscar los perfiles y no son personas que se consiguen a la vuelta de la esquina. Está en proceso establecer el Consejo de Honor y Justicia, porque ya se sometió a la estructura y falta la publicación, temas jurídicos. Sin embargo, a través de Asuntos Internos llevamos un puntual seguimiento de los aspectos que nos señalan en algunas denuncias, tal es el caso de lo ocurrido en San Quintín. “Inmediatamente supimos que pararon a una persona y que hubo una denuncia ante la fiscalía, no ante nosotros, ¿pues qué nos corresponde? Proporcionar todos los elementos, porque ellos están llevando el caso. Sin embargo, ante Asuntos Internos llevamos a cabo la suspensión de estos elementos hasta en tanto se judicialice el evento ante la fiscalía”.


Publicidad

 


— ¿Cuántos elementos han sido suspendidos?

“Tenemos seis elementos en un año, nada más. Hay otras quejas o ha habido otras quejas que incluso ya fenecieron, porque se hicieron en la anterior Policía. Cuando eran parte de la fiscalía y no contamos con la información, con el expediente de los eventos que denunciaron, porque quedaron allá en la fiscalía esos eventos.

“Cuando recibí la secretaría, en el C4 había 43 elementos de los que homologaban en tiempos anteriores, que ya tenían aprobado de otra dependencia el C3. Fueron ex policías judiciales, federales, algunos incluso ex militares, pero nunca los incluyeron en la licencia colectiva, nunca estuvieron armados. Yo los detecté y les dije: ¿Ustedes qué hacen? ‘Somos policías’. ¿Y por qué no andan…? ‘Porque nunca hemos trabajado’. Entonces, no puede ser que en dos, tres años que empezó la administración del Estado, hayan estado en esa situación.

“Lo que yo hice, los saqué de su estatus y mandé a puestos fijos para revisar sus antecedentes. Muchos de ellos, seis o siete, ya se fueron. Esto ocasionó un desprestigio completo que me ha costado mucho trabajo recuperar de la Fuerza Estatal de Seguridad. Se hablaba, porque todavía no llegaba yo, que establecían puestos de control hacia el sur y que nunca sabían quiénes eran, que asaltaban. Entonces, de ahí vienen esos comentarios”. 

— ¿Por qué han sido las denuncias?

“No tenemos ninguna denuncia formal sobre la Policía Estatal desde que yo llegué. Lo que ha salido a través de medios, supuestamente de una persona que quisieron extorsionar, a los ‘pollos’, se suspendió y se está investigando ese caso, pero no ha habido, no han ratificado esa denuncia”.

— ¿Cuántos elementos tiene?

“Tenemos 836 elementos en la Fuerza Estatal”.

— De esos 836, ¿cuántos están de escolta?

“Cuando yo llegué estaban cerca de 200 elementos, ahorita únicamente hay aproximadamente 109, otros están de esos, en lo que llaman puestos fijos, que tienen que dar seguridad al aeropuerto, donde está el helicóptero, donde está el avión de la señora gobernadora. O sea, las instalaciones que corresponden”.

Foto: Ramón T. Blanco Villalón

— La Policía Estatal Preventiva era una de las más acusadas de corrupción, ¿todavía existe ese nivel de corrupción? ¿Ha detectado?

“Yo digo que no, y el esquema ha sido lo siguiente: la Policía la utilizaban y estaba muy desmoralizada para que hiciera actividades de investigación. Fijaban un lugar y, como estaban fusionadas, actuaban otras dependencias, o sea, la Policía de Investigación y el evento lo llevaban a cabo ellos. Entonces, la Policía por eso como tal, no se perdonaba ningún resultado. He cambiado el esquema, he tomado en cumplimiento las directivas del señor Presidente, me han criticado y hecho la pregunta de ‘besos abrazos’, y les digo: es un tema muy general, es una directiva. Simplemente estamos aplicando medidas preventivas de dos tipos: mediatas e inmediatas. Detener generadores de violencia, asegurar droga y los instrumentos de la violencia: armas. En ese aspecto tengo los mejores resultados en proporción al número de policías”.

MÁS ASEGURAMIENTO DE FENTANILO

— De acuerdo a los decomisos de fentanilo, ¿l lo están creando aquí? Porque han encontrado algunos lugares que parecen laboratorios…

“Parecen, sí. Aquí ha habido y quiero separar dos cosas: la información que se tiene hasta el momento, habla de Colima, Jalisco, que están ahí los límites, y Sinaloa. La información que ahí se produce, muy general, sí. Aquí no hemos encontrado a la fecha lugar donde se produzca”.

— Pero han decomisado mucho. ¿Eso significa que los cárteles de la droga están utilizando esta frontera mayormente para el cruce de fentanilo que otras fronteras?

“También Sonora. Cuando fui a una junta a México, a la Guardia Nacional, de una exposición del secretario de Seguridad Pública, la preocupación que sabíamos de nuestros vecinos fue que el cargamento más grande lo detuvieron a una persona que cruzó por Sonora, no especificaron en la reunión qué frontera, en ese entonces hablaron de 200 y tantos kilos.

“Se habla del fentanilo arcoíris. El fentanilo arcoíris químicamente no existe, es decir, porque luego dicen que es más dañino, eso químicamente no existe, simplemente es el color que le dan para hacer más atractivo el consumo. El problema más grande del fentanilo ha sido que están mezclando con otras drogas para potencializarlo, que sea más adictivo, y lo están degradando, porque si usted toca el fentanilo puro, comentan que es inmediatamente mortal”. 

— ¿Hay un grupo en específico que lo esté traficando? ¿Cuál es la importancia del territorio de Baja California en ese sentido?

“La importancia de Baja California y en particular Tijuana, es una de las ciudades donde más tráfico de personas, tráfico de indocumentados, movimientos económicos, de vehículos, por eso digo que políticamente es una ciudad creo que de las más importante en México. Eso ha permitido toda esta circulación y un atractivo de los cárteles, si ésta es la frontera más importante y transitada políticamente, también es más atractiva para cruzar todo tipo de drogas”. 

— El Cártel de Sinaloa, “Los Chapitos”, son los que están en Sonora y Baja California, ¿trafican más fentanilo? ¿Hay otros cárteles que también lo estén traficando?

“No tenemos récord, no tenemos una información específica. Si existe información que habla de Colima y de Sinaloa, es obvio que los que trafican sean los cárteles locales de donde se produce. Desgraciadamente pasa un fenómeno: normalmente un cateo es consecuencia a veces de un aseguramiento anterior que se ve que sale una persona del lugar, trafica, se detiene, y entonces si salió de ahí, se fija el lugar y se lleva a cabo el cateo; o por una denuncia, pues obviamente no encuentra uno personas, simplemente la droga. Entonces, es cuando no se puede definir o asegurar que es de este cártel o del otro”.

— ¿Y por las zonas de los cateos?

“La mayor parte de aseguramientos que hemos hecho ha sido a través de cateos o información resultante de un cateo. El primer aseguramiento que yo hice de fentanilo aquí, fue con información de un cateo, obviamente obtuvimos la información de 089 y la pasamos a otra instancia. Desgraciadamente no nos avisaron a nosotros, pero con la información que yo tenía, ese día aseguramos un vehículo gris cerca del aeropuerto, con nueve kilos y tanto de fentanilo”. 

CREDENCIALIZACIÓN DE LA POLICÍA

— De los 800 policías que Usted tiene, ¿qué porcentaje tienen presentados y aprobados sus exámenes de Control y Confianza?

“Un 97 por ciento aproximadamente. Desde que llegué, busqué la credencialización de los policías para, a través de un código, saber de cada policía su situación. Me ha costado mucho trabajo, porque no lo podía hacer administrativamente hasta que Sedena me autorizara ser el titular de la licencia (colectiva de armas), fueron muchos trámites porque era una licencia a nombre de fiscalía, era una dependencia que no existía y tardó mucho. Tardé tres, cuatro meses para lograr la titularidad de la licencia; como titular de la Licencia 189 estoy llevando a cabo un proceso de credencialización de todos los policías.

“Qué es lo que pretendo con esa credencialización: hacer un buen uso de la 189, pasarle toda la información a Sedena y, si localizan a un policía equis con su credencial y con su código, debe presentar esto, y si no la trae, no está cumpliendo con lo que corresponde. Incluso las armas rotatorias, se les ha pedido quiénes van a usar un arma rotatoria, porque algunos policías normalmente cuentan con armas cortas, y en armas largas no cuentan con las suficientes a veces y las van rotando por turno. Todos esos datos los estamos metiendo para tener un estricto control de las armas y, de esa manera, detienen a un individuo y bueno, ¿por qué andaba armado?”.

—  Qué porcentaje de credencialización tiene.

“Tenemos ya la totalidad de la Policía de nosotros”.

—  ¿Todas sus patrullas tienen GPS?

“No, porque no los tenían; los vehículos que hemos adquirido, sí”.

—  Cuántas tiene sin GPS.

“No tengo el dato, pero le puedo asegurar que son los vehículos de nueva adquisición, los 42 que tenemos, los 22 a través de FASP y otros 22 a través de Presupuesto del Estado. Todos esos vehículos, las camionetas balizadas nuevas, todas traen GPS. De las otras, tengo aproximadamente 100 entre los nuevos y los demás; los demás no cuentan”.

— ¿Los otros 60 no tienen?

“Es que la mayor parte de esos vehículos están en muy malas condiciones, y pienso que el año que entra, con la ministración de los vehículos que nos den para el año que entra, van a quedar todos estos ya fuera de uso, incluso la primera ministración eran vehículos de seis cilindros y buscamos de ocho para una patrulla, sobre todo no es lo mismo en una Policía Municipal, en un lugar plano como Mexicali, que pueden tener hasta vehículos de otro tipo, que otra Policía que se mueve en todo el Estado. En La Rumorosa simplemente los vehículos blindados tienen que ser ocho cilindros, todos. La Suburban de nosotros tiene que ser de ocho, por lo pesadas”.

Foto: Ramón T. Blanco Villalón

INTELIGENCIA LLEVA DE UN CATEO A OTRO

— ¿Hacen ustedes operativos con la Fiscalía General del Estado? ¿Están coordinados con ellos?

“Hacemos poco. Cuando hay una información que nos comparten, hemos llegado a hacer algunos operativos, principalmente como los que hacemos actualmente, donde involucramos a través de la Mesa de la Paz a todas las dependencias, lo que estamos llevando a cabo, la operación de Vacaciones Seguras; lo que llevamos a cabo, la operación para sellar la frontera en el Valle de Mexicali.

“En esos operativos intervienen todas las dependencias, la información de análisis, mi táctica siempre ha sido fijar y luego solicitar, porque es un desgaste muy grande llevar a cabo cateos para localizar tres grapas, entonces, fijo el lugar con actividades de inteligencia y ya veo que sale, con esas actividades me ha dado luz a otros eventos.

“Por ejemplo, en el cateo que hicimos en Otay, vimos que los paquetes eran circulares, presumimos que estaban buscando hacer algún túnel o algo para a través de otro medio, empujar paquetes de ese tipo, de esa manera empezamos a buscar información”.

—  Como el dinero de los mercados…

“Sí; de esa manera empezamos a buscar información a través de Enlace, llegó a Sedena y llevamos a cabo el evento de Mexicali en coordinación con Sedena. La información inicial se la dieron a ellos, y se llevó a cabo ese cateo por información de que estaba ya terminado, no habían trabajado, pero se aseguró maquinaria para eso. Eso es lo que he hecho, me gusta hacer inteligencia, no hacer nada más reactivo. La Policía Estatal no puede ser lo que critican, muchas de las veces no pueden ser primer respondiente. El primer respondiente tienen que ser las policías locales, la Policía debe ser subsidiaria y atender eventos específicos con relación a otras dependencias. A veces quisieran distraerme otras autoridades de esa función hablándome de delitos patrimoniales, de otra índole, que definitivamente si estamos en el lugar, los hemos asegurado, hemos recuperado vehículos con reporte de robo y otros involucrados en otros ilícitos”.

LA PRESENCIA DE LOS CÁRTELES EN BC

— A propósito de la Unidad de Inteligencia que nos presume, ¿cuál es el análisis? En ZETA recientemente publicamos un reportaje sobre territorios que le pertenecen al narcotráfico, como la canalización del Río Tijuana, La Rumorosa, el Kilómetro 57 del Valle de Mexicali, los Cereso -que no hay gobierno en los Cereso-, otro en Cerro Azul y otras zonas de Tecate y Tijuana. ¿Qué le dice su área de Inteligencia?

“Tenemos ubicada una situación de cómo operan los cárteles. En el caso de Jalisco Nueva Generación, tiene presencia en cuatro municipios; el Cártel Arellano Félix, en tres municipios; y el Cártel de Sinaloa, en los siete municipios. Tengo algunos eventos que me han dado lugar a esto y una lista detenidos pertenecientes a diversos cárteles, por lo cual afirmo lo de 32 células delictivas.

“De cada evento llevo un seguimiento, estamos buscando llevar un registro hasta por nombre, porque se reporta al 911 o al 089 incluso un homicidio de alguien y a veces dan nombre, y entonces a través de diversos procedimientos tenemos que llevar unos registros para atender otros temas, como lo de los desaparecidos, es decir: ‘A ver, éste no está desaparecido,  de acuerdo a sus huellas, está aquí, está allá’. Tengo un análisis de la situación en Baja California, de cómo están operando los cárteles, con base exclusivamente a las detenciones que hemos tenido”.

— ¿Cómo operan?

“Con la detención de ‘El Tolín’, de ‘El Plaga’, sabemos que los dos son gente de ‘El Ruso’, lo han tratado de desvirtuar, que no tienen orden de aprehensión. Estoy buscando órdenes de aprehensión en Sinaloa a uno de ellos. De esa manera estamos llevando una red de vínculos, buscando blancos específicos. Sin embargo, se nos dificulta saber si tiene orden de aprehensión, porque si no los detenemos en flagrancia y no tiene orden de aprehensión…”.

— ¿No tiene una coordinación con Fiscalía General del Estado para conocer el estado de las personas si tienen orden de aprehensión? 

“He tenido incluso coordinación con otras instancias federales para recabar información de ese tipo. Aquí a veces no he encontrado, pero le hablo del caso de ‘Cabo 20’, lo acabamos de señalar y no existía, no tiene una vinculación al evento que se le está juzgando, por eso ya lo regresaron para acá”.

— ¿Al evento de los periodistas?

“Sí, no tiene vinculación, entonces, son las cosas que por qué, he aprendido una cosa y desgraciadamente así es: dónde termina la actividad de la Secretaría, de la Policía, consignar y poner a disposición de las autoridades competentes. He buscado todos los mecanismos para que una vez que sean puestos a disposición de las autoridades correspondientes, darle los elementos de juicio para que permanezca y se siga el proceso correspondiente”.

— El tema es que los generadores de violencia no tienen órdenes de aprehensión.

“Hay varios generadores de violencia que no tienen orden de aprehensión”.

—  Quién está en la canalización del Río Tijuana, por qué la tiene tomada, es un centro de tráfico de drogas, de crímenes, de asesinatos…

“Con el problema de los indigentes, es lo que hemos hecho: buscar mecanismos a través de acciones transversales con Salud, con Derechos Humanos, para canalizar a centros de atención. Sin embargo, ha habido respuestas muy vagas sobre ese tema. Qué he hecho: se ha firmado un convenio, por ejemplo, con lo de las escuelas, para que se revise y se publicó que los maestros revisen, los padres de familia y otras instancias, la mochila de los niños. Ese convenio lo firmó Educación Pública, Derechos Humanos, se publicó y estamos haciendo un protocolo porque quisieran que la secretaría revisara a tres mil escuelas y no tenemos capacidad. Deben hacerlo ellos, y con una acción coadyuvante, informar qué detecta; lo vamos a hacer, pues estamos buscando concientizar”.

DIFÍCIL, PERO NO IMPOSIBLE, RECUPERAR TERRITORIOS

— En el caso de los territorios, en La Rumorosa, los tres jóvenes en Mexicali, el muchacho que asesinaron, está tomado por el Cártel Jalisco Nueva Generación, los ranchos están abandonados. ¿Cómo recuperar esos territorios para la ciudadanía y quitárselos a los cárteles?

“Es algo difícil, sí, pero no imposible. Lo importante es, definitivamente, que se incremente. Qué se hizo ahí inmediatamente: hubo mucho, se politizó mucho ese tema porque uno de los jóvenes trabajaba para una diputada…”.

—  Está hablando de tres ciudadanos que van a tomar una fotografía y que miembros de un cártel los confunden con miembros de otro cártel, y de manera impune los balean, se llevan a uno, lo torturan, lo decapitan y lo dejan tirado. Ahí no hay política, hay un territorio tomado por un cártel. ¿Cómo la secretaría a su cargo va a recuperar esos territorios para la ciudadanía y quitárselos a los cárteles?

“Mediante la coordinación institucional. Se hicieron patrullajes, se están haciendo. Desgraciadamente no tenemos los efectivos suficientes. Hemos hecho detenciones muy importantes ahí en Tecate, como fue la célula del Cártel Jalisco, de los cinco elementos que hasta drones tenían y estaban relacionados algunos con policías”. 

—  Entonces, no hay coordinación, no tiene los elementos suficientes, no esperamos pronto recuperar esos territorios…

“No, definitivamente se están haciendo las acciones correspondientes, hay una coordinación interinstitucional. Se investigó ahí, se ha patrullado ahí, pero es exactamente lo que pasa acá a nosotros. Hemos agarrado a generadores de violencia de Tijuana en las áreas rurales, se está haciendo”.

Foto: Ramón T. Blanco Villalón

—  Qué está pasando en el Kilómetro 57, qué están haciendo ustedes ahí en la frontera.

“El primero que supo esa información fue el de la voz, inmediatamente que supe de lo que ocurrió en el otro lado, Sonora, inmediatamente a través de la Mesa de Coordinación me coordiné directamente con Sonora y con la secretaria de Seguridad Ciudadana, y le dije: Oiga, hay una balacera allá, nosotros ya alertamos al Ejército y ya va para allá. Llevamos a cabo una operación de sellamiento, no se ha registrado ningún enfrentamiento afortunadamente de este lado”.

“LOS CHAPITOS”, LOS SALAZAR Y “LOS RUSOS”

—  Qué es lo que está pasando ahí, “Los Chapitos” contra “El Ruso”…

“Definitivamente. Cuando yo llegué, me dijeron ‘Aquí no somos’, luego quisieron calcular qué hacía yo, como que me quisieron amedrentar: ‘Aquí no somos ‘Chapitos’ ni ‘Rusos’’, es la única manta de que he sido objeto. A qué se debió: al aseguramiento que hicimos de las personas que colocaron la manta con la señora gobernadora, los tres detenidos que hicimos.

“Estuve en Sonora, tienen o actúan allá ‘Los Chapitos’ y Los Salazar, y ‘El Ruso’, que desgraciada e históricamente, nosotros antes hablábamos de Garibay y de otros, y vienen a ser lo mismo con otros nombres. Se han acostumbrado a convivir con esta persona. Qué es lo que pasa: hay un enfrentamiento entre ellos y quieren sacarlo.

“Afortunadamente no hemos sido objeto de esos enfrentamientos directos entre cárteles por las actividades de inteligencia que hemos hecho y que hemos detenido a muchos generadores de violencia de ese cártel, porque llevar a cabo un enfrentamiento, actuar en el momento en que hay un enfrentamiento, es una acción reactiva, no de inteligencia”.

—  ¿Cómo entran “Los Chapitos” a Baja California?

“Quieren las fronteras porque es la forma de pasar la droga, y ésta es una de las fronteras más cotizadas para ese fin, esa es la realidad”.

—  En los casos de Cártel de Sinaloa y de Jalisco Nueva Generación, ¿ha detectado que siguen enviando criminales de fuera de Baja California para cometer aquí sus ilícitos?

“Sí. No que los hayan mandado, sino hemos confirmado por el origen de los detenidos, de dónde vienen”.

— ¿Y por el tiempo que tenían en la ciudad?

“Algunos sí, otros no, porque uno toma los generales, ya la investigación se lleva a cabo actualmente no está uno para interrogar, no puede uno implementar alguna acción coercitiva para obtener la información. Con los nombres se checan las bases de datos, de dónde vienen, y a veces alguna información que tenemos a través de otras actividades de inteligencia cruzando, sabemos de algunos, no podemos saber de todos. Pero sí, definitivamente la mayor parte son ‘Chapitos’ o Salazar, o Cártel Jalisco; la mayor parte vienen de Sinaloa, algunos efectivamente de Jalisco, y algunos otros que han incorporado gente incluso de aquí, sobre todo cuando hemos detenido a algunos menores de edad, normalmente, los optan de alguna manera. A veces los hacen pasar en una detención como los jefes de esa célula para que la sentencia sea menor, ‘al jefe de la célula ese yo nomás lo he acompañado’. O sea, buscan muchas formas”. 

EL RUSO”, PRINCIPAL GENERADOR DE VIOLENCIA

—  ¿Cuáles son los principales generadores de violencia prófugos en Baja California en la actualidad?

“Pues los que conocen todos, ¿no?, ‘Los Rusos’. Él no está aquí, pero infiltra él. Quiénes son, a quiénes hemos detenido de ese cártel: le voy a hablar de dos, los detuvimos nosotros directamente: ‘El Tolín’ y ‘La Plaga’”.

— Entonces, “El Ruso” en Mexicali. ¿En Tecate quién es?

“No tenemos específicamente quién”.

— ¿Cuántas tienditas de droga hay en Baja California, de las denuncias que han recibido?

“Ojalá supiera, no le puedo contestar esa pregunta porque normalmente recibimos al día, en un fin de semana, por ejemplo, 7 mil y tantos llamados al 911, y al 089, 40 a 50 denuncias al día. Se hace la actividad de piso y se llevan a cabo las operaciones, sin embargo, siento que las tienditas y hablo en general, sería muy factible que esta información la recibieran los primeros respondientes, siempre. Las tienditas normalmente se las dicen dentro del patrullaje, pero tienen que estarse vigilando”.

— ¿Ustedes en general entregan más (detenidos, decomisos) a la Fiscalía General de la República, que a la Fiscalía General del Estado?

“Entregamos porque la mayor parte de los delitos que atendemos como del 089, son federales, y los que se consignan a través del 911 son los que atiende normalmente el primer respondiente. En el caso de un robo, estás en el lugar o no estás, ¿quién debe atender? El primer respondiente. Llegamos a atender algunos cuando por coincidencia somos primer respondiente”. 

Muchas gracias.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas