19.4 C
Tijuana
viernes, enero 27, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

“Chapiza” embosca a “El Ruso”; matan a 10

Por más de dos horas, el poblado Luis B. Sánchez, ubicado en la limítrofe del municipio de San Luis Río Colorado, Sonora, y el valle de Mexicali, fue “paralizado” por un enfrentamiento simultáneo ocurrido en diversas partes de la comunidad rural.

Ni gobierno ni ciudadanía pudieron hacer nada para evitar el conflicto entre integrantes de la delincuencia organizada que se adueñaron de varias calles para plasmar su guerra, en la que no les importaron las bajas civiles ni daños colaterales latentes ante el intercambio de proyectiles de grueso calibre.


Publicidad


La mañana del sábado 3 de diciembre, la paz diurna de la pequeña comunidad rural donde el tránsito vehicular es escaso, se vio interrumpido por un desbordado enfrentamiento de dos estructuras criminales del Cártel de Sinaloa, cuyos líderes sostienen una pugna personal desde octubre del 2019, a causa de divisiones generadas durante “El Culiacanazo”, uno de los ridículos más grandes de la administración lopezobradorista, que concluyó con la liberación oficial de Ovidio Guzmán, el hijo de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”.

Los grupos delictivos no tuvieron prudencia. El enfrentamiento fue a plena mañana y con un flujo importante de personas en las calles, quienes corrieron a sus domicilios y negocios para esconderse y no formar parte de la gresca entre el conocido “Comando X”, el grupo táctico más poderoso de “La Chapiza”, dirigido por Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar y Ovidio Guzmán López, hijos del sentenciado capo de la mafia, Joaquín Guzmán Loera; y el sicariato bajo las órdenes de Jesús Alexander Sánchez Félix, conocido como “El Ruso”, grupo preponderante en el valle de Mexicali y la zona rural de San Luis Río Colorado.

Según narraron fuentes que integran las Mesas para la Construcción de la Paz, el ataque fue orquestado por “Los Chapitos”, con la intención de asestar un golpe demoledor al grupo antagónico. La instrucción era “levantar” y asesinar a Jesús Alexander Sánchez Félix, “El Ruso”, en un domicilio ampliamente custodiado por sus hombres y propiedad de uno de sus socios: Gerardo Rueda Torres, conocido como “El Tochín”.


Publicidad

 


Creyeron que por ser un horario activo, “Los Rusos” tendrían la guardia baja, pero no fue así. Videograbaciones de residentes de la comunidad y de cámaras de vigilancia, hacen constar el poderío con el que los grupos delictivos se enfrentaron. A esto se le suman los 49 vehículos abandonados o decomisados, las banquetas atiborradas de casquillos y los automóviles agujereados que se encontraban cerca de los puntos donde se concentró la pelea.

Al final, el ataque de “La Chapiza” tuvo que replegarse debido a la violenta respuesta de “Los Rusos”, quienes se encontraban en el territorio con mayor influencia, el triángulo conformado por los poblados de Luis B. Sánchez, Guadalupe Victoria y Oviedo Mota.

El alcalde de San Luis Río Colorado, Santos González Yescas, dio a conocer que el Gobierno de México y estatal, reforzaron la seguridad con más elementos castrenses y Guardia Nacional, además de 16 agentes investigadores y otros tantos de la Secretaría de Seguridad.

La gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda, aseguró que el ataque armado ocurrió en su totalidad del lado de Sonora. Sin embargo, la única división que existe entre ambos poblados son unas vías del tren, por lo que prácticamente convergen diariamente.

En total, autoridades de Sonora confirman el asesinato de 10 personas contando al menor de 7 años y otra misma cantidad de lesionados, donde también se identifica a un menor de edad.

Pese a que autoridades sonorenses no quisieron proporcionar datos de las víctimas, ZETA logró identificar a varios heridos de ambos bandos:

Óscar Rodríguez Herrera de 27 años, residente del Golfo de Santa Clara; Josué Baraja de 28 años y Carlos Martínez, de 27, ambos residentes del Ejido Pachuca de Mexicali; y José Manuel Reyes Santos de 32, originario de Caborca, Sonora. Todos ellos forman parte de los detenidos anunciados por la FGE de Sonora.


EL ATAQUE ARMADO

El reloj no marcaba ni las 8:00 de la mañana cuando arribó al poblado Luis B. Sánchez, proveniente del Golfo de Santa Clara, un comando armado de alrededor de 20 vehículos repletos de sicarios.

Las unidades eran pick up y camionetas, todos con la insignia del “Comando X” que lleva su nombre porque la “X” que presumen en alguna parte de los vidrios o la carrocería, para identificarse y no ser víctimas del fuego cruzado. 

El convoy ingresó por la calle principal y dieron vuelta por la intersección de 5 de Mayo, donde se dispersaron para atacar varios puntos casi de manera simultánea.

Poco después de las 8:00 de la mañana, el grupo se dividió y atacó varios inmuebles donde presumían que se encontraba “El Ruso”, dos de ellos ubicados a escasos metros de la escuela secundaria 14 y el otro sobre la calle Independencia, justo detrás de la conocida tienda Oxxo de la curva, como se usa de referencia por residentes de la zona.

Ahí inició el enfrentamiento armado entre sicarios de “El Ruso” y “La Chapiza”, el cual dejó el saldo de cuatro personas muertas -hasta ese momento-, entre ellas un pequeño de 7 años del que la Fiscalía General de Sonora no ha querido proporcionar más información.

En los alrededores de la calle donde se ubica el campo de fútbol, muy cerca de la Secundaria 14, pudo observarse el vehículo tipo pick up, color blanco con blindaje y del que podían realizarse detonaciones por un orificio.

En esa unidad se presume que se encontraba “El Ruso” y fue una de sus ventajas para repeler la sorpresiva agresión.

Los grupos delictivos se enfrascaron en una batalla entre las calles del poblado; todas las escenas mostraban agujeros de proyectil en postes, casas y vehículos, además de una sorprendente cantidad de casquillos de armas AK47, R15, e incluso trascendió que se utilizó un calibre 50 en el enfrentamiento, además de granadas en algunos puntos.

Testigos narraron que la pelea duró aproximadamente 2 horas y pudo escucharse desde prácticamente cualquier punto de Luis B. Sánchez, por lo que residentes videograbaron algunos momentos donde se escuchan los estruendos de rifles de asalto.

Los ataques en la zona de mayor peligrosidad se generaron sobre la calle Independencia y 5 de Mayo, detrás del citado Oxxo, donde se encontró el cadáver de un sujeto que -aparentemente- pertenece a la célula de “Los Rusos”, cuyos restos fueron hallados dentro de un vehículo Jeep que se estrelló contra un muro de concreto.

A escasos 50 metros fue hallado el cuerpo de otro sujeto a un costado de una camioneta plateada del “Comando X” y de un Dodge Ram, color rojo, los cuales fueron abandonados en la escena.

“EL PLAGA” PERMANECERA PRESO POR ATRQAUE CONTRA POLICIAS Seguir leyendo

Frente a ellos, a las afueras del estacionamiento de la tienda Welton, fue dejada otra camioneta Chevrolet Suburban, color negro, con la marca “X”, que evidenciaba impactos de proyectil.

A un kilómetro y junto a la carretera a la ciudad de San Luis, fue abandonado un pick up Chevrolet Silverado, color gris, el cual quedó encendido al momento que los criminales huyeron de la escena.

En los alrededores de la Secundaria 14, entre las calles, fueron abandonados otros vehículos, una camioneta roja y un pick up, color plateado, el cual se estrelló contra un poste telefónico.

Del otro lado del campo de fútbol es donde se localizó el pick up, color blanco, 4X4, con blindaje, mismo que se observó totalmente rafagueado y con los neumáticos desinflados, pero los proyectiles no lograron perforar la unidad.

El repliegue de “La Chapiza” no detuvo el enfrentamiento, pues las fuerzas del “Ruso”, orquestaron una ofensiva y se extendieron hasta la ciudad de San Luis Río Colorado y el Golfo de Santa Clara, donde “reventaron” algunas casas y se enfrentaron contra más sicarios, hasta que finalmente el arribo de los cuerpos de seguridad dispersó el enfrentamiento.

En total se contabilizaron 10 personas fallecidas y el mismo número de heridos, dispersos en todos los incidentes ocurridos ese sábado.

De manera oficial, la Secretaría de Seguridad de Sonora, dio a conocer que realizaron cinco cateos a diversos domicilios, incautaron un gran número de armas de fuego de varios calibres, 49 vehículos entre unidades motoras y lanchas; también se detuvo a ocho personas, de los cuales 4 fueron capturados momentos después del conflicto, otros dos en flagrancia delictiva y dos más derivado de los cateos realizados.

La Fiscalía General de Sonora dio a conocer a su vez que toda la carpeta de investigación fue cedida a su homólogo federal, por lo que el expediente será atendido como un tema de delincuencia organizada.

Elementos de la Fuerza Estatal de Seguridad Ciudadana de Baja California patrullaron la zona del poblado Kilómetro 57, hasta donde la jurisdicción les permitió, pero la Policía Municipal de Mexicali dejó de patrullar y focalizó a todas sus unidades a la estación de policía de la comunidad, de donde no se movieron durante los momentos de tensión. De la Agencia Estatal de Investigación (AEI) no se identificó un sólo elemento en el recorrido realizado por ZETA.


LA ZONA DEL “ISRA” Y “EL TOCHÍN”

La detención por parte de la Policía Municipal y la Fuerza Estatal de Seguridad Ciudadana el pasado 19 de noviembre de Christian Alexis Mendoza Guillén, alias “El Plaga”, fue un duro golpe para la estructura de “Los Rusos”, pues era considerado el líder de una de las células mejor armadas a las órdenes de Sánchez Félix.

Investigadores sospechan que su detención pudo motivar el ataque de  “La Chapiza”, pero la zona donde ingresaron tenía un gran equipo de seguridad a las órdenes de dos perfiles poco conocidos identificados como Gerardo Rueda Torres, alias “El Tochín”; e Israel Trigueros Muñoz, alias “El Isra”, quienes junto con Alfonso Peralta Medina, alias “El P1”, formaron parte del equipo criminal que repelió la agresión contra “El Ruso”.

Autoridades se encuentran en proceso de confirmar si “El Tochín” fue privado de la libertad durante el operativo criminal. Pese a los esfuerzos esto no ha podido ser confirmado.

Por parte de “Los Chapitos” se presume que el ataque fue dirigido por Jesús Aurelio Ibarra Ramiro, alias “El Comandante Aurelio” y Samuel Ibarra Peralta, conocido como “El Pía”, este último viejo conocido de esas zonas, el cual fue “desterrado” por no aceptar alinearse a “El Ruso”.

Ambos son perfiles fuertes que dirigen operaciones ilícitas de “La Chapiza” en el Golfo de Santa Clara, por lo que junto con otro individuo conocido como “El Cholo” Quintero, son los enemigos naturales que habrían perpetrado el ataque.

Sin embargo, por la cantidad de sicarios y las “X” en las unidades, se presume que fueron reforzados por matones de “Los Salazar” y “Los Chapitos”, de los cuales sólo se pudo identificar con los motes de “El Durán” y “El Tachito”, como quienes encabezaban los operativos por órdenes directas de los hijos del “Chapo”.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas