9.7 C
Tijuana
miércoles, diciembre 7, 2022
Publicidadspot_imgspot_imgspot_img

Detienen a “El Cabo 20” por otro homicidio

Entre gestos de desaprobación y bostezos, en su primera audencia, la tarde del 14 de noviembre, David López Jiménez “Cabo 20” y/o “Lobo”, fue acusado de haber participado “a título de instigador”, “insistente”, en el homicidio calificado con ventaja, cometido en contra de Carlos Adrián Estrada Hernández, el 23 de junio del 2022 en el interior del edificio “H” del Infonavit Cachanilla, en Tijuana. 

Del asesinato de Margarito Martínez, – 17 de enero-, expediente por el cual el Fiscal general, Ricardo Carpio ha señalado a López Jiménez como autor intelectual, asegurando que más tarde o temprano, podrá procesarlo, sólo hubo una mención, y corrió a cargo del testigo “E.B” quien señaló que -en la colonia-, sabían que Jiménez era responsable de varios crímenes como el “del periodista Margarito Martínez”.  


Publicidad


De acuerdo a los testigos y la carpeta de investigación, el homicidio de Adrián Estrada, fue perpetrado por Alexis López Torres “El Bodoque”, Jarold Pérez Hernández, Hernando Oceguera. Estos primeros 3 detenidos minutos después del ataque-, Abraham Martínez Santana y Brayan Ortega, quiene4s recibieron la orden directa de José Luis Alvizar Anguiano “El Tamal”, detenido el 5 de agosto en Baja California Sur, por el cargo de homicidio. 

Con la mención de mensajes telefónicos de amenaza y una captura de pantalla, la mujer de Estrada -la víctima-, evidenció que su pareja, fue asesinado -de varios balazos, en la cara, cabeza, pecho, estómago y extremidades-, después de haber sido amenazado, dijo, por negarse a participar en la “conecta”, venta y distribución de droga en la zona de “Torres, y Esperanza”. 

Las amenazas fueron: “Dile que se esconda porque lo voy a picar en pedacitos”, “para que vea que conmigo no se juega al que vea en el departamento lo voy a remangar”, “se les dio la oportunidad”. 

 La mujer también identificó a los autores materiales, porque los vio salir corriendo de la escena y los conoce, porque son o fueron residentes de la zona donde ocurrieron los hechos. 

Otro testigo apodado “El Primo” refirió que los detenidos lo invitaron a “trabajar” con ellos como gatillero y que su jefe era “El Tamal” y que él fue uno de los que recibió la orden de matar a Estrada un día antes de los hechos, y les pagaron 3 mil pesos.   

 El testigo que vincula a López Jiménez, con la muerte de Estrada, es un vecino de la colonia, quien en su declaración manifestó que estaban cansados de que es agente hicieran lo que quisieran, matar, robar y amenazar a la gente que no quiere “trabajar” con ellos, que era sabido que el jefe era David Jiménez “El Cabo 20” y que lo conocían porque desde chico vivió en la zona, que antes vendía pan y tamales, pero ahora todos sabían “El Lobo” estaba detrás de todo los delitos en al zona, porque sus operadores lo obedecen. 

El testigo “E.B.” fue más preciso y aseguró haberse encontrado con El Tamal” antes de la muerte de Estrada, y haber escuchado una llamada que recibió de “El Cabo 20” – puesta en altavoz- en la cual David Jiménez insistía en el asesinato del hombre.  

Declaró que Alvizar, le respondió a su jefe, que ya se estaban preparando un grupo de hombres, a lo que “El Lobo” le dijo que no necesitaba tanta preparación, que fueran al departamento y le quitaran la vida. También aseguró que “El Tamal” comentó que no lo quería matar porque lo conocía, pero que Jiménez insistía. 

 Adicionalmente, la carpeta incluye una declaración en la que aseguran, que días después de la muerte, David López marcó al celular del hombre asesinado, el cual estaba en posesión de la hermana de la víctima, quién al recibir el telefonema se asustó y lo pasó a su pareja. 

El presunto mensaje que recibió el hombre de “El Cabo 20” fue reconocer que él había mandado matar a Estrada, y se justificó agregando: “Pero fue porque el güey se volteó, y jale es jale”      

Durante la audiencia, el juez otorgó varios recesos para, -por ley- permitir que dos abogados que no están registrados ante el Poder Judicial de Baja California, y un tercero que dijo estar inscrito, pero no lo pudo probarlo, quedaran registrados como, defensores particulares del procesado, los licenciados: Julián Dorantes Álvarez, Víctor Hugo Ávila Pérez e Irvin Arturo Ávila Torres. 

López se negó a declarar y pidió el terminó de 144 horas para la siguiente audiencia de vinculación a proceso se programó para las 09:30 horas del sábado 19 de noviembre de 2022. Y al final sólo le pidió al juez y los abogados, atender su petición de hacer una llamada, porque no se había podido comunicar con su familia. 

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img
Rosario Mosso Castro
Editora de Semanario ZETA.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -spot_img

Destacadas