14 C
Tijuana
viernes, diciembre 2, 2022
Publicidadspot_img

Despide Tijuana al Legendaddy

Desde que se dio a conocer que la ciudad fronteriza formaría parte de la gira del adiós del máximo ídolo del reggaetón, Daddy Yankee, la expectativa por ver al “The Big Boss” fue creciendo por los miles de fanáticos tanto de San Diego, y Baja California, mismos que desde la tarde del lunes 21 abarrotaron parte del bulevar Agua Caliente para ver la presentación del boricua en el estadio de fútbol del Club Tijuana.


Publicidad


Después de 32 años de carrera, Ramón Luis Ayala Rodríguez, conocido artísticamente como Daddy Yankee, decidió emprender un último viaje musical a partir del 20 de marzo del 2022 con el anuncio de su mega gira y la salida de su disco “Legendaddy”, con el cual organizaría una serie de conciertos por todo el mundo donde en palabras del boricua “al final ve la línea de meta”, una carrera maratónica que lo llevó a ser unas de las personas latinas más influyentes a nivel global, así como pionero del movimiento urbano.

Un cúmulo de gente concentrada en la rampa del recinto xoloitzcuintle y un caos vehicular sobre la avenida de Galerías Hipódromo era la señal del magno concierto que estaba a horas de concretarse. Revendedores tomaban partido del fanatismo por ver a la estrella boricua, con boletos hasta en 5 mil pesos a nivel de cancha. Largas filas de hasta 1 hora en los diferentes puntos de acceso para ingresar al inmueble futbolero tomaban desesperación entre los miles de asistentes, quienes entraban en euforia por disfrutar del retiro de la leyenda originaria de San Juan, Puerto Rico.

Al interior, playeras, bufandas, camisas, vasos conmemorativas y gorras de “La Última Vuelta World Tour” desfilaban entre las diferentes zonas del estadio, mientras que la espera se hacía extensa para el inicio del concierto. De apoco, gradas, secciones, y cancha iban abarrotándose hasta no dejar espacio para transitar libremente, mientras que el túnel que servía como única vía de acceso y evacuación era obstruido por personas que a penas tuvieron la oportunidad de ingresas al inmueble.

Tras horas de espera, una cuenta regresiva en las tres pantallas gigantes del estadio y luces apagadas daban preludio para la presentación de llamado “Rey del reggaetón”; con los más de 30 mil asistentes (en su mayoría jóvenes de 18 a 30 años de edad) gritando en cuenta regresiva del diez al cero, y el sonido anunciando al estelar, el avión animado aterrizaba para abrir sus puertas y dar paso el grupo coreográfico de Yankee, quien tras finalizado el tema de “Campeón” como introducción, este, saltó al escenario en una explosiva presentación cargado de cadenas brillantes, sus míticas gafas y rodeado por las llamaradas del escenario.

Efusivos, el público comenzaba a corear el nombre del Daddy Yankee, haciendo vibrar todo el recinto al ritmo de “Problema”, “Rompe” y “Machucando”, para después, y acompañado por pirotecnia, compartir sus grandes éxitos con “Lo que pasó, pasó” y “Ella me levantó”. La fiesta del reggaetón invadía todas las zonas del estadio, letreros por todo lo alto con mensajes dedicados para ídolo urbano y personas desbordando las gradas significaban uno de los últimos conciertos del puertorriqueño de 45 años de edad.

“Mi gente de Tijuana, hoy quiero que todos sean parte de esto, la verdadera fiesta, ustedes lo sienten, empezamos desde chamaquitos soñando que algún día seríamos grandes, hoy estamos aquí Tijuana, persigan sus sueños”, dijo Yankee como parte de su bienvenida, para después encender la tarima e incitar al “perreo” con “Mayor que yo”, “No me dejes solo”, “Tu príncipe”, “Yo Voy”, “Sal y perrea” y “Soltera”, mientras que en las pantallas gigantes se proyectaban imágenes de los artistas con los que Yankee ha hecho colaboración.

Con “Un Llamado de Emergencia” a sus miles de fanáticos provenientes de San Diego, Mexicali, Ensenada, Rosarito y Tijuana, el Big Boss rompía el escenario junto a sus bailarines al ritmo de “Shaky Shaky”, “Baila baila baila”, “China” y “Pasatiempo”. Posteriormente, entrados en calor y a manera de pausa, el show coreográfico se hizo presente bajo los temas “Pose”, “Impacto”, “Gangsta Zone y “Muévete y perrea”. Con un segundo cambio de vestuario, Yankee ponía manos a arriba con un estadio completamente iluminado por los miles de flashes, para después sacudir con “Somos de calle”, “Uno quitao y otro puesto”, “Enchuletiao” y “La santa” junto a Bad Bunny en las pantallas.

La gran producción salió a relucir con fuegos artificiales, chispas, pirotecnia en frío, llamas controladas, botargas y un enorme inflable de Daddy Yankee de fonde en el escenario, para posteriormente continuar la celebración al ritmo de “Agua”, “Yo nunca me quedo atrás”, “Aquí esta tu caldo y “Latigazo”, a la par, “Limpia parabrisas” hacia que los celulares fueran de lado a lado. Entrados a la recta final del concierto, la canción que puso la escena latina en el mapa “Despacito”, con Luis Fonsi, dejaba extasiados a la audiencia, y entre una enérgica euforia, “La despedida”, “¿Qué tengo qué hacer?”, “Hot” y “Limbo” continuaban la fiesta cargada de tintes urbano.

Drones que sobrevolaban el estadio, eran testigos de la gran concentración de personas que congregó el también nombrado “Mejor de todos los tiempos”, el cual, al son de “Limbo”, “Bombón”, “Con calma” y Dura” hacia poner en éxtasis al público. El momento culminante de la noche llegó acompañado de un breve mensaje de Yankee, haciendo énfasis en el tema más representativo y reproducido en la historia del reguetón, canción que dio a conocer el género en Europa; mientras que en 2021, la revista Rolling Stone la ubicó en el puesto número 50 en su lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos: “Gasolina”, así y como bien lo marca en su letra “al ritmo de los tambores”, más de 30 mil voces corearon dicho himno, y entre una larga pirotecnia Daddy Yankee decía adiós como parte de su gira del retiro.

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón

Por otro lado, el nivel de espectáculo presentado la noche de ayer lunes dejó en claro que Tijuana no está preparada para recibir estos grandes shows globales, pues una entorpecida organización y sobreventa de boletos dejó a cientos de personas fuera del estadio, y a otros atrapados dentro del túnel para la salida de cancha, quienes, sin opción, tuvieron que conformarse con solo escuchar el concierto, por lo que la devolución por la compra de su boleto fue exigida. Asimismo, la reventa de entradas, las cuales iban desde los 4 mil, hasta los 6 mil pesos, resultó en estafa para algunos acreedores, pues se señalaron una posible clonación de tickets.

En cuanto a seguridad, los más de 30 mil asistentes desbordaban las diferentes entradas, por lo que elementos privados y grupos de staff no se daban abasto en cuanto a ubicar a los presentes debido al desconocimiento de secciones y zonas, causando grandes tumultos y enojos. Asimismo, la presencia de elementos policiacos en comparación con otros eventos llevados a cabo en la zona, era mínima en el bulevar Agua Caliente y dentro del estacionamiento del estadio, por lo que grandes líneas de trafico causaron el congestionamiento de la zona, siendo igual hacia la salida del concierto, el cual, para su evacuación en suelo de cancha solo contó con una sola vía, pues las puertas que daban hacia las gradas fueron cerradas, lo que causo dificultad y gran embotellamiento, pero registrando saldo blanco.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img
Víctor Delgado
Egresado de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), en la Licenciatura Ciencias de la Comunicación. Reportero desde 2019 en Baja California. Con presencia en coberturas especiales de los reconocidos encuentros Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) y el Guanajuato International Film Festival (Giff). Festival Iberoamericano de Cultura Musical.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -spot_img

Destacadas