14.3 C
Tijuana
jueves, diciembre 1, 2022
Publicidadspot_img

Policías matan a policías en Tecate

“En Tecate, como en otros muchos lugares, las indiscreciones al interior de la Policía Municipal cuestan muy caras, incluso la vida, y lo han tenido que pagar varios compañeros. A veces la sospecha, la desconfianza, son muchas cosas que se deben callar para estar bien dentro de la corporación; hubo compañeros que nunca dijeron nada, pero la simple sospecha de que no iban a aguantar, que algo iban a decir, fue suficiente para que los mataran…”, es la cruda declaración de un elemento de la corporación municipal.

Complementó: “Existen agentes que están al servicio de cárteles. Ejecutan, torturan, entregan y desaparecen a integrantes de la propia corporación y civiles”.


Publicidad


ZETA tuvo acceso a declaraciones de testigos y archivos obtenidos por autoridades de los tres órdenes de gobierno, que señalan a más de 40 elementos de la corporación municipal de tener nexos con el crimen organizado.

De los poco más de 200 elementos que integran la corporación, 22 están identificados como presuntos operadores del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y 18 prestan sus servicios al Cártel de Sinaloa; otros elementos, aseguran en los documentos, son omisos, laboran sin hablar del tema por su seguridad y la de sus familiares.

De 2019 a la fecha, al menos diez elementos activos de la Policía Municipal fueron ejecutados, y en las investigaciones, se revela la participación o alteración de escenas por parte de agentes.

LOS POLICÍAS EJECUTADOS

Rosalba Santillán y Pedro Ignacio González Pineda eran policías activos cuando fueron asesinados el 24 de mayo de 2020 en la colonia El Refugio. Sucedió tres días después de la toma de protesta del Mayor Orlando Hernández Porras como director de Seguridad Pública.

En aquel momento, integrantes de la Mesa de Seguridad señalaron a miembros del CJNG como los verdugos, pero también revelaron que fueron apoyados por agentes municipales. Como móvil del doble crimen, dijeron, Santillán había proporcionado información al Mayor Hernández, luego que éste la designó su escolta personal.

Olivia Martínez Cruz fue nombrada escolta del mayor, la avalaba su experiencia como escolta del anterior director, Antonio Ortega, quien por seis meses tituló la corporación municipal. Fue ejecutada sobre el Bulevar Universidad en la colonia Lázaro Cárdenas cuando hacía un alto vial. Hombres encapuchados descendieron de dos vehículos que ubicaron uno en la parte trasera del vehículo de Olivia y otro al frente, para evitar que huyera. Dispararon contra el vehículo de la oficial, quien quedó sin vida portando su chaleco táctico.

Unas semanas antes, Martínez habría recibido amenazas de muerte en su teléfono móvil, sospechaba provenían de sus compañeros, quienes la habían señalado de “bocona” y dar información a sus superiores para llegar a escolta.

Datos obtenidos por ZETA revelan que desde febrero de 2020, Olivia sostenía una relación sentimental con Ismael Gómez “El Chiquilín” y/ o “El Comandante”, ex policía municipal al servicio del CJNG involucrado en el tráfico de drogas, personas, narcomenudeo y extracción de combustible en Tecate, detenido el 6 de julio de 2020 por elementos de la Marina. Lo señalaron de servir al número dos del CJNG y de ser, por sus antecedentes policiacos, quien se encargaba de mantener relación y nómina de al menos 19 policías municipales, para facilitar información al cártel.

“El Chiquilín”, quien habría prestado sus servicios al Cártel Arellano Félix (CAF), fue detenido en 2009 junto a nueve municipales acusados de atentar contra dos agentes de la entonces Policía Federal, César Becerra Mondragón y Ulises Rodríguez Hernández; entonces fue recluido en el Centro de Reinserción Social de El Hongo, pero salió libre en 2018, cuando informaron, se unió al CJNG.

Los policías municipales relacionados como presuntos participantes en el atentado contra los federales, fueron los agentes Vicente Soto, Rodrigo Escobar, Alejandro Cáñez, Víctor Meza, Rubén Mora, Carlos Carrasco, Aarón Reyes, César Chavira y Jesús Reyes.

De acuerdo al portal de Transparencia de Sindicatura Municipal, César Chavira, Vicente Soto, Rodrigo Escobar, Alejandro Cáñez, Víctor Meza Vergara y Rubén Mora, son policías activos. Reyes, quien fungía como subcomandante de la Municipal, fue ejecutado el 3 de mayo de 2017, mientras conducía su vehículo sobre la carretera Tecate-Ensenada, a la altura del Kilómetros 5.

Los documentos de la investigación revelan que al servicio del CJNG se encontraba el supervisor de la Municipal, Yovani Guerrero Arellano, quien había sido socorrista de la Cruz Roja y bombero; fue capturado en julio de 2020 por elementos de la Marina en la colonia Juárez de Tecate, y puesto en libertad al sólo presentarle cargos por narcomenudeo. El 10 de septiembre fue localizado descuartizado al interior de su vehículo, un Charger blanco, en la colonia Lázaro Cárdenas.

La investigación también reveló que Guerrero y otros de sus compañeros entregaban a detenidos a sicarios y proporcionaban información de los operativos y del estado de salud de las víctimas luego de un ataque; asimismo, se les señaló de proporcionar seguridad y traslado al “Moreno”, jefe de plaza del CJNG en Tecate, a quien -aseguran- trasladaba en patrullas a diversos puntos de la ciudad, así como armas, efectivo y drogas, en conjunto con José Guadalupe Valladolid, detenido el 3 de noviembre de 2020 por intentar impedir la detención de José Guadalupe “El Pinocho”. Sin embargo, Valladolid sigue apareciendo en la nómina de la Policía Municipal de Tecate, en la sección de Vigilancia y Prevención.

LOS LEVANTONES AL INTERIOR DE LA COMANDANCIA

Poco después de un mes del asesinato de la agente Olivia, el policía activo Jesús Manuel Aragón Estrada fue ejecutado por sujetos armados en el estacionamiento de una tienda. Otra vez, dos vehículos rodearon la camioneta del policía para ejecutarlo el 7 de junio de 2021. Previo a ello, Aragón había sido señalado públicamente de prestar sus servicios al CJNG.

Integrantes de la Mesa de Seguridad lo ubicaban como persona de confianza de Dany Ortiz Covarrubias “El Moreno”, a quien Aragón -se supone con ayuda del oficial Alberto Cota y su familiar de nombre Cristian- entregaban personas detenidas al “Moreno”.

Varios casos de desapariciones de detenidos quedaron asentados en el Ministerio Público. Ejemplo es la carpeta de investigación 0203-2019-01000, sobre tres hombres detenidos por incurrir en faltas administrativas que fueron trasladados el 22 de diciembre de 2020 a las celdas de la comandancia municipal, pero horas después familiares aseguraron que la jueza de Control les informó que habían quedado en libertad tras el pago de una fianza por parte de un desconocido. Once días después, los tres fueron localizados sin vida en el camino que conduce al Cañón Manteca, en las inmediaciones de Cerro Azul.

De los tres, los cadáveres de los hermanos Cristian Omar y Luis Ángel se encontraron desmembrados por animales; metros adelante encontraron el de Otoniel Díaz Mena, con el rostro cercenado y sin órganos. Los tres estaban atados de manos y pies.

Periciales destacó que ninguno de los cuerpos contaba con cinto o agujetas en el calzado, lo que refuerza el señalamiento de que fueron privados de la libertad directamente desde las celdas.

Un año antes, el 7 de julio de 2019, Omar Contreras fue detenido por municipales de Tecate por no portar el cinturón de seguridad, cuando transitaba en compañía de su hermano. Al llegar familiares a la comandancia, fueron informados de la liberación minutos más tarde, por lo que decidieron esperar al exterior de las instalaciones. Pero el detenido jamás salió. Mediante denuncia 0203-2019-561 interpuesta en el Ministerio Público, los familiares denunciaron la desaparición, señalando que Omar fue privado de la libertad al interior de la comandancia por sujetos a bordo de un vehículo tipo sedán, pero al solicitar los videos de las cámaras de seguridad del interior, las autoridades municipales informaron que no funcionaban.

El 16 de septiembre de 2022, el cuerpo sin vida de un hombre se localizó sobre la carretera Tecate-Mexicali, a la altura del Kilómetro 119. Tenía un tiro en la cabeza, estaba golpeado y maniatado con esposas tácticas. Autoridades informaron a este Semanario que las investigaciones arrojan que la víctima habría sido detenida horas antes por municipales.

Un investigador reveló que el oficial Humberto Cota, quien habría estado presente y en turno durante la ejecución de la policía Olivia Martínez Cruz, y a quien acusan de sostener su arma larga en la escena contra algunos compañeros, es señalado de presuntamente operar para la delincuencia organizada en conjunto con César Chavira, Luis de la Torre, Jorge Cabrales, Astolberto Padilla y Alejandra Hernández, esta última señalada en 2015 de perpetrar atentados contra elementos, luego de ser observada recorriendo la zona en su vehículo antes de las agresiones.

De acuerdo con la investigación, estos elementos han estado en turno durante las ejecuciones de policías como:

* Rodrigo Morales Gámez, ocurrida el 8 de noviembre de 2019

* Juan de Dios Rivera, 15 de noviembre de 2019

* Rosalba Santillán y Pedro Ignacio González, 24 de mayo de 2020

* Víctor Ismael Tapia, 24 de julio de 2020

* Olivia Martínez Cruz, 26 de abril de 2021

* Jesús Aragón Estrada, 27 de junio de 2021

* Miguel Ángel Sandoval Zavala, 29 de junio de 2021

* Francisco Delgado, 3 de julio de 2021.

Luego de las ejecuciones, peritos de la FGE denunciaron haber observado la alteración de las escenas, desaparición de teléfonos celulares y vehículos remolcados sin haber sido inspeccionados, o sustracción de cartulinas que se colocaban luego de los hechos.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas