Violencia de género, acoso y abuso de poder en Policía de Tecate

Danny Isaac Ortiz Covarrubias, "El Moreno", Cártel Jalisco Nueva Generación, Tecate
Edición Impresa lunes, 5 septiembre, 2022 12:00 PM

Mujeres policías de Tecate acusan que director de la corporación las denigra con señalamientos misóginos. Denuncian el uso de unidades y elementos de la Policía Municipal para custodiar a funcionarios y al propio José Manuel Márquez cuando asisten a juegos de beisbol y fiestas privadas, a pesar de la escasez de patrullas

Con fecha  23 de agosto de 2022, la alcaldía de Tecate recibió un oficio directamente al titular Darío Benítez Ruiz, considerado persona de todas las confianzas de la mujer que lo redactó, y miembro activo de la corporación municipal.

A la letra dice:

“He sentido discriminación hacia mi persona por el hecho de ser mujer, al no permitirme operar de la manera que creo más conveniente el ejercicio de mi labor, esto debido a que el Director de esta digna institución, cuenta con actitudes y comentarios misóginos hacia el sexo femenino… he sentido denigrado mi trabajo… mis órdenes han sido dejadas sin efecto por mi superior jerárquico, lo que me resta credibilidad, liderazgo y respeto ante los elementos. También deseo que sepa que el director a cargo me ha estado quitando funciones que me competen, dando la indicación de que ya no se me entreguen oficios referentes a diversos eventos como carreras y rondines de vigilancia… lo cual me deja en estado de indefensión”.

Tales son sólo algunos de los señalamientos  plasmados en un documento firmado por uno de los mandos femeninos designados por el propio alcalde para trabajar en conjunto con José Manuel Márquez, director de Seguridad Ciudadana en Tecate, desde el 12 de mayo; en aquel momento fungía como maestro en la zona rural  y jefe de los programas de prevención del delito, siendo la cuarta persona que en menos de siete meses de la administración encabezada por Benítez, tomaría las riendas de la Policía tecatense.

Tres meses después, es señalado por elementos de la corporación de mantener una conducta misógina, degradando a elementos del sexo femenino con comentarios referentes a las limitaciones con las que, según dijeron a ZETA aprecia el director, se tienen por el simple hecho de ser mujer.

Elementos activos señalan sufrir violencia de género al ser denigradas por el hecho de ser mujer, realizando el Director de la corporación señalamientos misóginos en contra de integrantes de la corporación, además del uso de unidades y elementos de la policía municipal para custodiar a funcionarios y Director de Seguridad pública mientras asisten a juegos de béisbol y fiestas privadas

Entrevistado respecto a la situación denunciada desde el interior de la corporación, Darío Benítez Ruiz, comentó a ZETA: “Me agarras completamente en curva, no estoy enterado, dentro de la corporación no se me ha informado nada por parte del director de que estén ocurriendo situaciones de acoso o violencia de género”.

Resaltó no haber recibido queja o documentación alguna respecto a inconformidades por parte de algún agente municipal.

A pesar de que los denunciantes mostraron que el oficio había sido entregado cinco días antes de la entrevista telefónica -31 de agosto-, el funcionario agregó: “No tengo ningún documento físico que me haga saber de los señalamientos”.

ZETA conversó con elementos activos de la corporación, quienes solicitaron omitir sus generales por miedo a represalias y  señalaron que constantemente su trabajo es denigrado por ser del sexo femenino; mientras que otros más comentaron haber recibido insinuaciones fuera de lugar por parte de agentes masculinos, incluidos  algunos mandos de programas activos y operativos, quienes aprovechan sus cargos para realizar incitaciones sexuales que luego son justificadas como malos entendidos o bromas.

Detallaron que también son usuales los comentarios respecto a las preferencias sexuales relacionadas con la comunidad LGBT de algunos elementos y de la vida personal de éstos.

En torno al tema, el presidente municipal  argumentó: “Soy parte de la comunidad, por lo que sería uno de los primeros ofendidos de que un director tuviera esa clase de comportamientos, inmediatamente cuando hay un funcionario generando algún tipo de agresión o es parte de una réplica de un discurso de odio, inmediatamente lo primero que hacemos es sepáralo del cargo”, recordando que “el director salió como propuesta de los regidores”.

A finales de agosto, la Dirección de Comunicación Social del gobierno municipal de Tecate informó de talleres impartidos por expertos para sensibilizar a elementos de la Policía Municipal en cuanto a perspectiva de género, limitándose a pocos elementos que conforman la plantilla por “no ser un tema de relevancia” según lo expresado por el director de Seguridad, refieren los denunciantes.

La mañana del 1 de septiembre, José Manuel Márquez retiró la escolta a la comandante operativa Miroslava González Ávila, quien al verse expuesta y considerarse atacada por su superior, sin apoyo del alcalde, presentó su renuncia.

 

LA DIVERSIÓN Y EL TRABAJO

Pero no sólo desde el interior de la corporación el actual director ha recibido señalamientos, sino que testigos señalaron a ZETA que el 28 de julio, cuando fue acribillado el policía municipal Arnoldo Díaz Ortega mientras transitaba en servicio por el Bulevar Defensores en la colonia La Viñita de esa ciudad, Márquez se encontraba en Diana´s, un popular bar de la ciudad  al que ciudadanos y clientes aseguran que el funcionario acude de manera constantes.

Aquella tarde-noche del 28, abandonó el bar para asistir a la escena del ataque contra dos uniformados que resultó con un elemento asesinado y otro lesionado. Luego de entregar la escena a elementos de la Fiscalía General del Estado, José Manuel Márquez volvió al bar, donde permaneció mientras elementos de la Policía Municipal de Tijuana arrestaban a los presuntos ejecutores del oficial tecatense.

Dario Benítez y su secretario Enrique León

En los últimos tres meses, Márquez ha sido expuesto con denuncias públicas y con fotos en redes sociales por hacer uso de unidades y elementos de la corporación municipal para asuntos personales. Además de proporcionar seguridad al asistente de presidencia municipal, Enrique León, para asistir a actos públicos y festejos como una boda celebrada el 28 de junio, en un racho a la salida de la zona urbana de Tecate.

León llegó haciendo uso de la seguridad del municipio, y junto a su vehículo, dos unidades de la Policía Municipal con elementos a bordo.

Mientras que el martes 30 de agosto, tanto el director de Seguridad Ciudadana, José Manuel Márquez, como Enrique León, fueron captados al exterior del Estadio Chevron al término de un partido de beisbol, resguardados por elementos activos de la Municipal en dos unidades oficiales, una de éstas marcada con el número 22-003. Cabe mencionar que León iba acompañado de una fémina.

El trabajo conjunto de Darío Benítez, José Manuel Márquez y Enrique León, ha llamado la atención desde el inicio de la administración, luego que uno de los negocios pertenecientes al padre de León, un bar ubicado a metros de presidencia municipal y a un costado de un car wash, fue señalado de albergar de manera frecuente al ex jede del Cártel Jalisco Nueva Generación en Tecate, Danny Isaac Ortiz Covarrubias “El Moreno”,  quien fuera denunciado tras ser visto por testigos en diversas ocasiones ingiriendo bebidas alcohólicas al interior del lugar, durante los años de su apogeo.

Ortiz, considerado uno de los principales generadores de violencia por la Mesa de Seguridad integrada por los tres órdenes de gobierno por dedicarse al tráfico de estupefacientes, ordenar ejecuciones, fungir como sicario y ser responsable de decenas de desapariciones forzadas en Tecate, fue asesinado en enero de este año.

Mientras las unidades de la Policía Municipal son utilizadas para asuntos personales de los funcionarios, Tecate mantiene a zonas rurales sin patrullas fijas, como El Hongo, Testerazo, Valle de las Palmas, Cerro Azul, Nueva Colonia Hindú y colonias como San Pablo, que registran los índices de inseguridad más altos en el Pueblo Mágico y  constantemente presas de delitos de alto impacto, desde ejecuciones, viviendas balaceadas, localización de cuerpos sin vida en vía pública y mensajes de cárteles que se disputan la zona, además de balaceras que han generado pánico en los residentes.

ZETA visitó las delegaciones, donde por testigos pudo constatar que ante la falta de unidades de la Municipal, residentes de éstas zonas que han realizado denuncias, deben esperar en el mejor de los casos, de 25 a 40 minutos para que una unidad de la corporación arribe ante una denuncia. Algunos otros dijeron que “la unidad nunca llega”.

Comentarios

Tipo de Cambio