18.3 C
Tijuana
miércoles, octubre 5, 2022
Publicidadspot_imgspot_imgspot_img

“Kay”  rebasó a las autoridades en BCS

 

El huracán, que llegó a la Península como categoría 2, dejó más de mil 600 albergados y lluvias intensas por encima del promedio anual, generando afectaciones en todo BCS

 

 

Apenas Baja California Sur pasaba la crisis que generó la tormenta tropical Javier en la zona norte del Estado, unos días después el huracán Kay alcanzó la categoría 2 en la escala de Saffir-Simpson, con vientos sostenidos de entre los 165 kilómetros por hora (km/h) y rachas de hasta 205 km/h. Evidenció la falta de operatividad de las autoridades de los tres niveles de gobierno, demostrando que les quedó grande la camisa de Protección Civil.

Kay dejó fuertes lluvias en todo el Estado, generando la crecida de todos los arroyos cuando el fenómeno estuvo en su zona de influencia.

“Nos acaban de informar que el arroyo está corriendo, el arroyo de Ensenada Blanca, y se recomienda a la ciudadanía no salir a menos que sea una emergencia porque el arroyo está muy crecido. Informales en estos momentos que reportan en C4, que un camión del Águila se lo está llevando la corriente cerca de Nopoló, ya está enterada Protección Civil, va la Guardia Nacional, va la Policía Municipal y la Policía Estatal para apoyo y bomberos”, informó Paola Cota Davis, alcaldesa de Loreto.

Sin información, describió el incidente: el camión no era de la línea de Camiones Águila, sino ABC; en su interior viajaban seis pasajeros y dos choferes procedentes todos desde Tijuana, Baja California.

Pese a la crecida de arroyos en la zona norte, nadie previno lo que pudo ser una tragedia, y sólo justificaron.

“Lo que sí, no es responsabilidad de la SCT, por supuesto; es la imprudencia de quien quiera cruzar un arroyo, pensando que el tráiler o ya ven lo que está sucediendo en Loreto, pues ahí ya no es responsabilidad de la SCT. Les hemos pedido que extremen precauciones, le seguimos pidiendo, le pedimos que por favor no salgan si no es necesario”, dijo Víctor Manuel Castro Cosío.

Todos los arroyos de BCS tuvieron crecientes importantes tras el paso de Kay

El Consejo Estatal de Protección Civil destinó toda su atención a La Paz y Los Cabos, mientras el fenómeno se encontraba cerca, y descuidó la zona norte, un ejemplo fue el que denunció la propia alcaldesa morenista de Comondú, Ileana Talamantes Higuera. Expresó que los víveres no habían sido enviados a los refugios temporales y ya tenían albergados:

“Ha habido retraso en el suministro de víveres, la verdad que fue muy tarde. Ahí necesitamos mejorar y optimizar el tiempo, sobre todo por las que se tienen que llevar a las comunidades lejanas. Mandamos a la Purísima, ya va en camino a San Juanico, ya va en camino también el suministro para habilitar los albergues de la Purísima, San Isidro, San Juanico, Las Pozas, Santo Domingo; en Zaragoza también ya en camino y López Mateos”, se quejó Ileana Talamantes Higuera, alcaldesa de Comondú.

En total, los albergados en el Estado ascendieron a mil 661 personas; en San José del Cabo hubo 512 y en Cabo San Lucas 520; y junto con las rancherías acumularon mil 214 en todo el municipio.

En el municipio de La Paz se llegó a la suma de 152 albergados; en Comondú se instalaron 18 albergues, uno en Ley Federal de Aguas con 39; 5 personas en López Mateos; 4 en Ciudad Constitución; 40 en San Pablo; y Ejido 3 con 40 personas, con faltante de insumos.

Más de mil 600 personas fueron trasladadas de zonas de riesgo a refugios por el huracán

Mientras que en Loreto 12 en la zona urbana y 28 en comunidades rurales, siendo en total 40 albergados; 76 en Santa Rosalía y 51 en Heroica Mulegé; 127 en total.

“De igual manera no contamos con el número suficiente de colchonetas, nos acaban de llegar 30, pero no son suficientes para la cantidad de personas que se están albergando, el sitio de mayor riesgo es Puerto San Carlos, fuimos a supervisar los trabajos de mantenimiento al bordo de contención”, indicó Ileana Talamantes.

La instrucción fue inmediata, para que las familias que así lo requirieran fueran atendidas.

En el último conteo realizado por el Consejo Estatal confirmaron mil 661 personas albergadas en todo el Estado; alrededor de mil 200 sólo en Los Cabos.

“Yo creo que va a haber necesidad de que suministren bien para que no haya escasez. Les decía, ya pedí a los compañeros albergue, que abran de perdida, como dice la gente, hay responsabilidad de todos. Garanticen que al abrirlo tengan agua, tengan el material para hacer la comida, en el horario que les corresponda, por favor”, reconoció Castro Cosío.

En el municipio de Mulegé, los efectos se sintieron a partir de la noche del martes 06 de septiembre, todo el miércoles y sus efectos de huracán el jueves.

“El arroyo que sale por la colonia Ranchería en la Heroica Mulegé, ya nos avisaron la gente de la sierra que venía con mucha fuerza, estamos muy al pendientes. Esas familias de la colonia Ranchito y las colonias que normalmente ellas pasan inundaciones, ya fueron reubicadas a los refugios que fueron instalados en la Heroica Mulegé, que son dos: uno en el jardín de niños y otro en el CECYTE de la Heroica Mulegé, en la colonia Nueva Mulegé”, dijo Edith Aguilar Villavicencio, Alcaldesa de Mulegé.

Vado de Puerto San Carlos fue reforzado para contener los embates del Huracán Kay

EL FENÓMENO CLIMÁTICO

Con un desplazamiento incierto, inició la semana del 04 al 10 de septiembre, especialistas de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) pronosticaron un impacto directo entre La Paz y Los Cabos.

De manera preventive, la tarde del lunes, el Consejo Municipal de Protección Civil de Los Cabos determinó la suspensión de clases a partir del día martes 06 de septiembre, seguido a ello el Consejo Estatal amplió la determinación a todo el Estado.

Kay tuvo un desplazamiento paralelo a la media Península, pero generó fácilmente más de la cantidad de lluvia que tiene todo el Estado en un año.

“Las bandas de nubosidad son las que van a empezar con más intensidad a golpear las costas de Baja California Sur, la parte sur y paulatinamente en la parte norte. Los pronósticos de precipitación continúan de 150 a 250 mm en las próximas horas, teniendo acumulados del día 06 al día 10 de septiembre de entre 250 y 350 mm”, adelantó Julio César Villarreal Trasviña, director local de la CONAGUA.

Los riesgos, dijo el Consejo Estatal de Protección Civil, no fueron los vientos que genera un huracán, que sí es un riesgo, sino más bien las lluvias intensas que provocaron los desprendimientos nubosos.

La vigilancia meteorológica trajo en estado de emergencia a todo el Pacífico norte de México y parte de Estados Unidos.

“Presenta vientos máximos sostenidos de 165 kilómetros por hora y rachas de 205, se mantiene la zona de vigilancia de prevención por efectos de huracán desde el norte de Punta Abreojos, Baja California Sur, hasta San José de Las Palomas, Baja California; y zona de vigilancia por efectos de huracán de Puerto Cortés hasta Punta Abreojos, Baja California Sur. Y se modifica zona de prevención por efectos de tormenta tropical desde San José de Las Palomas hasta Cabo San Quintín, Baja California, y desde Punta Abreojos, Baja California Sur, hasta Guaymas, Sonora, incluyendo Cabo San Lucas; y zona de vigilancia por efecto de tormenta tropical desde San Quintín hasta la frontera de México con Estados Unidos”, estimó Villarreal Trasviña.

Las lluvias provocaron cortes carreteros en La Paz, como en el tramo Los Barriles-El Cardonal, San Antonio-Los Planes y todos los arroyos con crecientes.

Los Cabos también sufrió de afectaciones, sobre todo en las comunidades rurales de La Ribera, Miraflores, Santiago y sus comunidades aledañas, donde muchos de los caminos estaban destrozados, además de los arroyos. Definitivamente, las lluvias superaron las expectativas de las autoridades.

“La Presa La Palma que está en San José del Cabo incrementó su nivel de 27.74% al 37.92 %, de 4.17 a 5.7 millones de metros cúbicos, esto representa apenas el 37.92 por ciento de su capacidad, total. La presa Santa Inés ha mantenido su porcentaje, no ha variado considerablemente. La presa de la Buena Mujer presentó un incremento ligero de 2.47 millones de metros cúbicos a 2.88, apenas una variación porcentual del 30.89 al 36%. La presa La Higuerilla es la que ha presentado un incremento considerable de 1.44 millones a 5.8 millones, representando de un 18.25 a un 73.51%”, contabilizó el Director Local de la CONAGUA.

Los Cabos con más de tres mil familias en zonas de riesgo, pudo sacar a tiempo a personas de cauces de arroyo

TRES MIL FAMILIAS EN RIESGO

En Los Cabos, la situación fue muy complicada. Las lluvias intensas se presentaron desde la noche del lunes 05 y la madrugada del martes 06 de septiembre, lo que provocó alertas en las autoridades de los tres niveles de gobierno. El gobierno municipal tiene identificadas alrededor de tres mil familias ubicadas en zonas de riesgo contiguas a cauces de arroyo que pone en riesgo la vida.

“Tenemos más de 3 mil familias que viven en zonas de alto riesgo y que pudiera representar un peligro, una avenida muy fuerte de agua; sin embargo, también hay que aclarar que la mayoría no se va a los albergues que se habilitan en caso de una emergencia, sino que se van con la familia, con sus amigos y por lo regular este número que tenemos ahorita albergados, de acuerdo a las estadísticas, que hemos estado viendo en años anteriores, son los que realmente acuden a los albergues”, apuntó Óscar Leggs Castro, alcalde de Los Cabos.

Tanta ha sido la lluvia de los últimos días que la presa San Lázaro alcanzó su nivel máximo, lo que provocó que el agua que baja de la Sierra La Laguna simplemente siguiera su curso por los cauces de arroyo.

“Los Cabos está en alerta amarilla. Ahorita, de acuerdo a las indicaciones, hubo un rumor de la presa que hay que aclararlo bien: no se va a desfogar la presa, que solamente toda el agua que caiga de la Sierra, que antes se almacenaba y regulaba la fuerza de los arroyos, pues todo el agua va a pasar por los arroyos, porque va a estar pasando por encima. No hay mayor peligro, solamente al pendiente de que si está lloviendo mucho en la Sierra, por supuesto que va a aumentar el cauce del arroyo por Pueblo Nuevo, la Guadalupana y todas las colonias cercanas”.

Y la crecida de arroyos sorprendió a muchos. Por ejemplo, a un grupo de jóvenes que trató de cruzar el arroyo de Salto Seco en Cabo San Lucas, se atascaron en la arena y al tratar de sacar el auto se percataron que la corriente de agua bajaba con fuerza, por lo que solicitaron inmediatamente ayuda.

Al lugar acudieron Policías Municipales y el departamento de Bomberos de Cabo San Lucas, quienes lograron rescatar a cuatro jóvenes que intentaban sacar el auto y fueron sorprendidos por la creciente.

“Primeramente, que sepan que nosotros estamos para ayudarlos, auxiliarlos y que no permanezcan en sus casas; y si ven que se está poniendo en riesgo su vida salgan, no vale la pena quedarse, mejor hay que resguardarse. Mi recomendación es preservar nuestra integridad, lo fundamental, lo principal, y no arriesgarse a quedarse atrapado o que sufren algún incidente o accidente por quedarse en sus domicilios”, llamó Juan Moreno Mendoza, Teniente de Infantería de la Tercera Zona Militar.

Las zonas de riesgo en San José del Cabo son las más preocupantes, ya que hay invasiones en zonas de arroyo, además de las rancherías que están divididas por los cauces, y siempre que hay lluvias fuertes quedan incomunicadas.

“Nosotros ya tenemos un total de mil 214 albergados en todo el municipio; siete albergues en San José del Cabo y tenemos 512 personas; seis albergues en Cabo San Lucas, tenemos 520 personas; dos albergues en la Ribera, uno en Miraflores, dos en Santiago y tenemos uno más adicional allá en la Ribera de los empleados de Costa Palma que tienen 120 albergados”, externó el alcalde de Los Cabos.

Si bien es cierto, Kay no tocó tierra al sur de Baja California Sur, sí dejó desprendimientos nubosos y zonas de inestabilidad, que trajeron lluvias copiosas y que ponen en riesgo a la población, ya que las corrientes de agua son muy intensas y se pueden producir de un momento a otro.

“Cuando se acerque más a la Península, si bien es cierto, no va a entrar acá con nosotros, pero sí, los desprendimientos nubosos hay que tener mucho cuidado porque viene mucha agua y ya está muy mojada la tierra y por eso es importante que se mantengan alejados de los cauces de arroyos, de las zonas de riesgo, que se acerquen a los albergues, están abiertos y los que sean necesarios los vamos a abrir para salvaguardar la vida de nuestra gente”, comentó Leggs.

En Los Cabos, fueron instaladas estratégicamente nueve unidades médicas móviles, con el fin de tener disponibilidad de atención médica para los posibles damnificados, y sobre todo a las personas en refugios temporales.

Las clases en Los Cabos fueron suspendidas hasta el lunes 12 de septiembre, para dar tiempo a que las personas regresen a sus hogares, dar mantenimiento a las escuelas y alistarlas al retorno al aula.

 

 

 

Autor(a)

Antonio Cervantes
Antonio Cervantes Antonio Cervantes Antonio T 42 antonio@zetatijuana.com
- Advertisement -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

Destacadas