19 C
Tijuana
jueves, octubre 6, 2022
Publicidadspot_imgspot_imgspot_img

Falla arrendadora de patrullas en Tijuana: faltan 13

158 unidades modelo 2022 ya fueron

entregadas a la Secretaría de Seguridad.


Publicidad


Proceso de adquisición no fue

“unilateral”: oficial mayor. Arrendadora

podría ser acreedora a “sanción”


Publicidad


por incumplimiento

De las 260 patrullas que la arrendadora SHEL-HA se comprometió a entregar al XXIV Ayuntamiento de Tijuana, 158 ya están “emplacadas”; otras se encuentran en vías de integrarse a la flotilla de la corporación, mientras que 13 unidades no han sido entregadas.

El oficial mayor del XXIV Ayuntamiento, Marcelo de Jesús Machain Servín, informó que la dependencia a su cargo remitió “directamente” a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana los vehículos abastecidos con placas.

José Refugio Cañada García

Agregó que el resto de las unidades en posesión del gobierno municipal fueron sometidas a un proceso de inventario y están próximas a recibir matrícula, código QR (para cargar gasolina) y logotipo con la leyenda “Oficialía”.

En cuanto a las 13 patrullas faltantes, reveló que SHEL-HA, S.A. de C.V. (a la que el Ayuntamiento contrató el 5 de julio por adjudicación directa), solicitó una prórroga de 30 días para completar la entrega.

Con todo y que en el contrato de arrendamiento el apoderado legal, Carlos Aurelio Valle Carpio, declaró que SHEL-HA contaba “con los productos, equipo, material” solicitados por el Ayuntamiento y se comprometió a cumplir con las encomiendas acordadas “con toda la diligencia y la capacidad” que se requiriera (además de estipularse como plazo de entrega “60 días”), la arrendadora recurrió a la medida de solicitar el aplazamiento.

Machain Servín manifestó que sometería la petición de prórroga a consideración del Comité de Adquisiciones del gobierno municipal, y en caso que SHEL-HA no cumpliera, se hará acreedora a una pena administrativa.

“Si ellos no respondieran en esos 30 días, entran en un incumplimiento donde hay una consecuente sanción”, aseveró.

Sobre la decisión de contratar a SHEL-HA, S.A. de C.V., para proveer de los vehículos (modelo 2022 y equipados para labores de patrullaje), el oficial mayor afirmó en entrevista con ZETA que luego de revisarse otras opciones, se tomó en cuenta que la empresa ha sido proveedora de patrullas, camiones de basura y servicios a nivel nacional; además de que le ofreció al Ayuntamiento “seriedad en ese aspecto” y cumplió “con la Ley de Adquisiciones y el Reglamento”.

Sostuvo que se le contrató mediante adjudicación directa en razón de que “(el arrendamiento) es en materia de seguridad y es de tipo prioritario”, e igualmente por “la urgencia” de contar con las 260 unidades, cuyo arrendamiento fue autorizado a solicitud del titular de la Jefatura Administrativa de la Secretaría de Seguridad Pública Ciudadana, Benjamín Bautista Ortega, a través de dictamen de procedencia, asentado en oficio con fecha del 30 de junio de 2022.

Marcelo de Jesús Machain Servín, oficial mayor del XXIV Ayuntamiento de Tijuana

Recalcó haber optado por el arrendamiento, dado que “el periodo de vida de una patrulla, de una unidad, es de un año y medio, dos años”, pues “son unidades que no paran, (que) se usan en cuatro turnos constantes durante las 24 horas”. De ahí que no resultaba conveniente pagar el precio total de un bien, cuando éste ofrecería tan escasa durabilidad, sugirió.

Asentó que al costo total de las unidades se le habría tenido que sumar el desembolso por las constantes reparaciones que una patrulla requiere; mientras que con la opción del arrendamiento y conforme al plan que ofertó SHEL-HA, se incluyó el servicio de taller en la modalidad de preventivo y correctivo.

La propuesta económica formulada por SHEL-HA, S.A. de C.V., dio cuenta de que por 19 vehículos RAM 1500 Crew V8 4x, la renta mensual sería de un millón 144 mil 607.31 pesos; por 20 Dodge Charger Police V6, un millón 118 mil 640.00 pesos; por 70 unidades Chevrolet Silverado V8 4×2, cuatro millones 182 mil 966.20 pesos; por 27 Ford F-150 V6 4×2, un millón 532 mil 429.82 pesos; por 30 RAM 2500 V8 4×4, un millón 949 mil 924.70; por 69 Dodge Charger Police V8, tres millones 900 mil 525.84; y por 25 RAM 1500 Crew V6 4X2, un millón 418 mil 916.50.

Ello da como total 15 millones 248 mil 10.37 pesos, cantidad que con el Impuesto al Valor Agregado (IVA) asciende a 17 millones 687 mil 692.03 pesos (mensuales).

Tal fue la cantidad por la que se resolvió el arrendamiento con una vigencia hasta el 31 de diciembre de 2022, lo cual equivale “por el periodo de seis meses” a 106 millones 126 mil 152.18 pesos.

Gina Arana Cruz

En cuanto a que el Ayuntamiento había desembolsado para el momento en que se le consultó a Machain Servín (6 de septiembre), el oficial mayor indicó: “Por estos días, los primeros 10 días que se empezaron a pagar -que es a factura vencida-, se pagaron dos millones 600 más o menos, por lo que ya está funcionando; y por los 10 días, por lo correspondiente al mes de agosto”.

Agregó que septiembre se pagaría como “mes completo”. En términos generales, “no van a ser los 100 millones que se había dicho en la Comisión de Hacienda, (sino que) va a disminuir mucho porque no habían llegado las unidades”.

 

“Hay falta de vehículos para patrullar”: regidora

Georgina Arana Cruz, regidora por el Partido Acción Nacional y presidenta de la Comisión de Vialidad y Movilidad Urbana, refirió que solicitaría información al oficial mayor sobre el faltante de 13 patrullas. Opinó que Tijuana “es grande, sigue creciendo y hay falta de vehículos para patrullar la ciudad”.

Únicamente “se nos había informado al mes de julio de la entrega de patrullas, pero sin precisar la cantidad ni el procedimiento tampoco que se llevó a cabo”.

A su vez, el regidor por el Partido del Trabajo, José Refugio Cañada García (presidente de la Comisión de Seguridad Ciudadana y Protección Civil), declaró a este Semanario que el proceso de adquisición fue “transparente” y “legal”.

Mencionó que “se buscaron las mejores opciones para adquirir las unidades” en un contexto en el que “no había unidades en todo el país”, de manera que “por eso se trajo una parte de un lado y otra parte, pero es de la misma empresa”.

El oficial mayor del XXIV Ayuntamiento de Tijuana negó que la adquisición haya procedido de modo impositivo. “Esto es un proceso colegiado, donde yo no decido; no es un proceso unilateral”, remató Marcelo Machain.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

Eduardo Andrade Uribe
Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; con certificado de terminación de la maestría en Cultura Escrita otorgado por el Centro de Estudios Sor Juana. Activo en semanario ZETA dese 2005.
- Advertisement -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

Destacadas