Exigen a Castro publicación de leyes ambientales estancadas

Fotos: Gilberto Santisteban
Edición Impresa martes, 13 septiembre, 2022 12:00 PM

En la pasada Legislatura, conflictos

entre fracciones permitieron al ex

gobernador, Mendoza Davis,

ignorar la publicación de leyes del

medio ambiente; ahora que Morena

lo puede hacer, ven desinterés

El Frente Ciudadano en Defensa del Agua y la Vida (Freciudav) convocó a medios de comunicación para señalar que el gobernador del Estado, Víctor Castro Cosío, aún no ha cumplido con la publicación de leyes y decretos que se comprometió a atender cuando era candidato a la gubernatura.

Se trata de la declaratoria de la Zonas de Salvaguarda y la Ley de Tratamiento de Aguas Residuales que fueron aprobadas durante la legislatura anterior.

“Las zonas de salvaguarda son áreas que protegen los acuíferos, se denominaron zonas de territoriales para la protección ambiental. Se trata de que en esa zona no haya contaminación, no se autoricen determinadas obras o actividades para la protección de nuestros acuíferos”, comentan representantes de la asociación.

Entre 2018 y 2020, el Freciudav propuso, colaboró e impulsó el establecimiento de Zonas de Salvaguarda Territoriales para la Prevención de la Contaminación en la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

Dicha iniciativa fue llevada por un grupo de diputados a Controversia Constitucional; en enero de 2021 se resolvió a favor de la sociedad civil, sin embargo, el entonces gobernador, Carlos Mendoza Davis, simplemente decidió no publicarla.

Es por ello que solicitaron al gobernador Víctor Castro Cosío, a través de audiencias presenciales y oficios, que decrete las Zonas de Salvaguarda para protección de todos los mantos acuíferos de la entidad.

“Aún no hemos recibido respuesta. La respuesta sería una invitación a trabajar en la determinación de estas zonas de salvaguarda porque hay aspectos técnicos que salvar; el Frente, como siempre, está a disposición para ello”, confirmó Xóchitl Oceguera, integrante del Freciudav.

Por otra parte, existe también el pendiente de la publicación de la Ley de Tratamiento de Aguas Residuales. Esta reforma, según especialistas, es una clave en la lucha contra la crisis hídrica que enfrenta Baja California Sur; es un resultado del análisis de la problemática y algunas acciones que pueden mitigar la situación actual del agua en el estado.

El Freciudav propuso la Reforma al artículo 56 y la adición del artículo 56 Bis de la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente del Estado, que establece que grandes consumidores de agua, como hoteles, plazas comerciales, desarrollos y similares, tendrán la obligación de efectuar el tratamiento de sus aguas residuales para reciclarlas y darles uso en áreas verdes e inodoros.

De esta manera podría ahorrarse hasta un 40 por ciento del agua potable que esos grandes consumidores utilizan. Esta medida se lleva a cabo de manera exitosa en Japón desde 1980.

Frente Ciudadano

La reforma fue aprobada por unanimidad el día 19 de mayo del 2019, sin embargo, acusan que Carlos Mendoza atendió intereses de grupos y no la publicó en su momento. Tampoco realizó observaciones a la ley.

Para que sea una realidad solo se requiere que el gobernador, Víctor Castro, la publique en el Boletín Oficial del Estado.

“Si se implementa, tan solo implementando eso, tendríamos un ahorro del 40 por ciento en agua potable en todos los hoteles, los desarrollos, los condominios, las plazas comerciales, las casas de alto costo, que se ubican en zonas donde haya drenaje municipal”, argumentó Juan Ángel Trasviña, integrante del Freciudav.

“Esto es algo obligado; en Japón se hace desde hace 42 años. No hay nada novedoso, lo increíble es que aquí todavía no lo hagamos cuando somos una zona con tan poca agua”, agregó.

 

Tampoco han tenido respuesta a esta solicitud, por ello convocaron a una rueda de prensa para recordar que se tratan de compromisos que Víctor Castro firmó cuando estaba en campaña electoral en 2021.

Al cuestionar al mandatario sobre este tema, respondió que dejó la responsabilidad de revisar las legislaciones que se atoraron entre 2018 y 2021 por los conflictos de las fracciones del Congreso del Estado, que llegaron hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en forma de Controversias Constitucionales.

“Como no eran legislaciones aprobadas por esta legislatura, por respeto tenemos que dejar que ellos la revisen. No podemos estar pasando por la legislatura, sin darles la oportunidad. Por los pleitos que hubo, quedaron rezagos”, declaró Víctor Castro.

Por último, señaló que, si los diputados de la XVI Legislatura ven factibilidad en las reformas pendientes que elaboraron sus antecesores, las publicará.

Para dar peso a la importancia de las leyes que ayudan a mitigar la crisis hídrica, como decretar la Zonas de Salvaguarda y la Ley de Tratamiento de Aguas Residuales, el Freciudav hizo hincapié en la situación que se registra todos los días en la ciudad de La Paz.

Basados en cifras otorgadas por el Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado en la ciudad de La Paz (Oomsapas), se fugan alrededor de 27 millones 648 mil litros por fallas en la red hídrica.

La organización civil tomó en cuenta que Oomsapas extrae de 800 a 920 Litros Por Segundo (LPS) del acuífero; asimismo, la institución ha detallado que se estima una pérdida del 47 por ciento de toda el agua que se envía por las tuberías a hogares y negocios.

En este escenario, la organización busca soluciones para combatir el estrés hídrico que sufre Baja California Sur, ahora que la Semarnat catalogó a la media península como la segunda entidad con menor disponibilidad de agua en México.

Es por eso que Freciudav pugna por soluciones antes de inversiones en proyectos que pueden resultar catastróficos para el medio ambiente, como la instalación de desaladoras que se promueve en el municipio de Los Cabos.

Este discurso en el que se apuesta por desalinizadoras también ya ha sido adoptado por el gobernador, quien asegura que no hay otra opción para contrarrestar el estrés hídrico.

Las declaraciones del mandatario despertaron las alertas entre académicos e investigadores, quienes han pedido responsabilidad al gobernador y al alcalde de Los Cabos, Óscar Leggs Castro, y que apliquen las otras opciones que dañan menos el medio ambiente.

 

CASTRO INCUMPLE CON COMPROMISOS AMBIENTALES

Tras revelar que el gobernador no ha dado respuesta positiva a la publicación de leyes, también recordaron los compromisos ambientales que firmó en campaña electoral en 2021 y que no ha cumplido.

En caso de llegar a la gubernatura, Víctor Castro se comprometió a que, en el ámbito de su competencia y en coadyuvancia con las instancias correspondientes, promoverán y gestionarán recursos.

Se le pidió la evaluación, análisis y diagnóstico respecto de la propuesta de reconstrucción de la pared de la laguna ubicada en la parte baja de lo que es el vaso de la antigua laguna, e inicio del arroyo de Santiago.

El objetivo es retener una significativa parte del agua de lluvia de la Sierra de La Laguna e incrementar la capacidad de los acuíferos.

“Y, si es viable, en conjunto con el Gobierno Estatal promoveré y gestionaré ante las instancias correspondientes los permisos y recursos necesarios para llevar a cabo la reconstrucción”, dice el compromiso pendiente firmado.

También se comprometió a llevar a cabo los proyectos para incrementar la disponibilidad de agua potable, considerando fundamental la minimización del impacto ambiental, social y económico.

En este punto, hicieron hincapié en dar prioridad a obras de retención de aguas pluviales para la recarga del acuífero, así como a tratamiento natural y avanzado de las aguas residuales con el objetivo de lograr la calidad necesaria para infiltrar al acuífero y coadyuvar a detener la intrusión salina.

Enfatizaron en que los proyectos de desalinización de agua de mar deben ser la última opción, aunque en este primer año de mandato, Víctor Castro ha respaldado desaladoras promovidas por el presidente municipal de Los Cabos.

“Si a pesar de las obras y acciones ya mencionadas, la necesidad de abasto de agua para la ciudad de La Paz requiere de manera ineludible la instalación de una desalinizadora, no se permitirá su instalación en las inmediaciones de la ensenada de La Paz; tampoco en la porción sur de la Bahía de La Paz, ni en ninguna localización que de manera directa o indirecta afecte a estos cuerpos de agua”, refieren.

En la lista firmada también aparece la solicitud de implementar la reparación de las redes de distribución de agua potable y la instalación de medidores en las tomas domiciliarias y en los pozos, ya que investigadores identifican que éstas son las causas principales que originan el desperdicio de recurso hídrico y su consecuente déficit.

“Fomentar la cultura del agua, a través de programas de radio, televisión e internet, para hacer conciencia a los ciudadanos del valor que tiene el agua, su uso eficiente y el por qué no debe desperdiciarse”, se lee en el documento del Freciudav.

Comentan que son diversos los actores políticos que se han comprometido -a través de firmas- con la lucha para resarcir el estrés hídrico que vive Baja California Sur; entre ellos está también la alcaldesa de La Paz, Milena Quiroga Romero.

Ahora, el Freciudav espera que la Cuarta Transformación sí esté a la altura de las demandas ambientales de la entidad, aunque en el primer año no ha habido un avance significativo en los compromisos y temas relevantes que deben estar en la agenda diaria.

“Pues bien, el momento de cumplir con el compromiso llegó; las acciones encaminadas a resolver el problema de la pérdida en la red deben estar en el escenario municipal, así como en el escenario estatal las obras de captación de agua, incluyendo el muro para la retención de agua en la Sierra de la Laguna”.

“Sabemos que se requieren recursos, y los esfuerzos deben estar encaminados a obtenerlos y aplicarlos, pues tanto la necesidad de la población, como el compromiso de campaña, hace obligatorio su cumplimiento”, finalizaron los activistas del Freciudav.

Comentarios

Tipo de Cambio