24 C
Tijuana
martes, octubre 4, 2022
Publicidadspot_imgspot_imgspot_img

“Chapulines” del narco

Cabecillas de “Los Cabos”, grupo armado reclutado e integrado por el Cártel Jalisco Nueva Generación en Baja California a partir del 2015, traicionaron al “Mencho” y se pasaron con “El Mayo” Zambada. Entre los renegados destacan: “Cabo 50”, “Cabo 27” y “Cabo 100”, quienes están asesinado a sus excompañeros. Refuerzan al Cártel de Sinaloa y debilitan al Cártel Jalisco 

Los “chapulines” de los cárteles que están generando más muertes y violencia actualmente, de acuerdo con la versión de las autoridades en la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz y Seguridad de Baja California son:  Israel Alejandro Vázquez “El Goofy” o ‘Cabo 50’, Jesús Rafael Yocupicio “El Cabezón” o “Cabo 27”, el aún no identificado “Cabo 100”, y Edgar Pérez Villa “Cabo 89”, informaron a ZETA desde la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz y Seguridad de Baja California.

Pedro Stanley Herrera Jelinek, “Piter Jr”, cartel de Sinaloa, generador de violencia Distrito Playas de Tijuan

“Éstos se pasaron del CJNG a Sinaloa con Los Mayos”, recalcó un mando.

“Pero hay otros como ‘El Peinado’-Jonathan Sánchez-, que extrañamente se pasó del Jalisco a Sinaloa en Tecate”, puntualizó; “…muchos se están cambiando, pero los que impactan son los que tienen gente y mando”.

El 1 de septiembre, un grupo que delinque para “El Ranchero” en la colonia Alemán de Tijuana, trató de matar a Marco L. Gámez, dijo, “porque no se quiso alinear con Sinaloa”, pero sus cuatro atacantes detenidos después, encabezados por Jaissy Calzada, aseguraron que lo atacaron porque se cambió de bando de “Los Erres”. Calzada dejó el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) el año pasado. Y aseguró que Sinaloa, además de enviarles refuerzos los mandan a los cerros, a aprender a manejar armas, a disparar en movimiento, y en combate urbano.

“Quién mejor para reclutarlos o asesinarlos si se niegan a cambiar de cártel, que las personas a las que ya conocen como cabecillas de sus grupos, ‘para que la cuña apriete ha de ser del mismo palo’, son líderes de célula con poder, que conocen a los otros jefes, a sus familias, a los vendedores, los puntos de venta, las casas de seguridad y por eso son tan peligrosos”, destacó un investigador incluido en las mesas operativas.

“Los riesgos de un repunte de la violencia están latentes, porque, además, tanto Sinaloa como los de Jalisco están trayendo refuerzos criminales de otros estados”, agregó.

Cristian Leonel Thing Taylor, “El Yogui”, cartel de Sinaloa, generador de violencia Distrito La Presa Rural

“Los trabajos de inteligencia revelaron que a partir de la captura, en Sinaloa, de los responsables de los incendios –quema de autos y camiones en 5 municipios de Baja California entre el 12 y 15 de agosto 2022-, varios jefes de célula y operadores decidieron dejar de recibir órdenes de ‘Los Erres’, generadores criminales del CJNG – Javier Adrián Beltrán Cabrera e Isaac Alhiu Chávez Cabrera-, y están tratando de integrarse a los otros cárteles como algunos de sus anteriores jefes o delinquir por su lado”, expuso el Fiscal General Ricardo Iván Carpio Sánchez.

“Pero es un proceso que lleva poco tiempo y continua, por eso en este momento aún es difícil definir el resultado final de todos los cambios”, agregó el Fiscal, respecto al reordenamiento, que evidentemente está fortaleciendo al Cártel de Sinaloa en el Estado.

 

“LOS CABOS”, LAS TRAICIONES Y “EL RANCHERO”

“El 50” o “El Ranchero”

Las versiones extraoficiales del cambio de cártel de Israel Alejandro Vázquez iniciaron en abril del 2021, sin embargo, no se corroboraron al interior de la Mesa Coordinada hasta fechas recientes.

Los mismos datos revelan que este matón puede ser al que en el Cártel de Sinaloa identifican con el apodo de “El Ranchero”, incluido en el mapa criminal en mayo del presente 2022.

Cuando las declaraciones que estaban recibiendo las autoridades locales, estatales, federales y municipales, de los detenidos se compartieron, compararon con la información en poder de las agencias investigadoras en Estados Unidos, donde el “Cabo 50” enfrenta una investigación como miembro del CJNG, por “Conspiración para Distribuir Sustancias Controladas para Importación y Conspiración para Importar Sustancias Controladas” (heroína y metanfetamina), junto a sus exsocios Edgar Herrera Pardo “Caimán”, Carlos Lorenzo Hinojosa Guerrero “Cabo 96”, Edgar Pérez Villa “Cabo 89, quien también se cambió de cártel.

De acuerdo con la información proporcionada por las autoridades de Baja california, “El Goofy” tiene ingresos a Ceresos y antecedentes criminales – se ignoran los delitos- en Sinaloa. Y en Baja California fue detenido por robo con violencia en los años 2003, 2010 y 2012.

En sus inicios en el CJNG, el 27 de noviembre de 2016, “El Cabo 50”, al ver su rostro y el de sus cómplices en la edición más reciente de este Semanario -viernes 25 de noviembre- había solicitado y obtenido de sus jefes criminales, “permiso” para atacar con armas, las instalaciones de este Semanario. Acto que fue evitado después que se revelaron los datos provenientes de intervenciones telefónicas

También fue investigado por el homicidio de policías en enero de 2019.

De acuerdo a los reportes de inteligencia en ambos lados de la frontera, Alejandro Vázquez habría recibido la orden de aniquilar al CJNG en las delegaciones Centro, Playas y Otay -todas colindantes con Estados Unidos-, en Tijuana, y para hacerlo recibió refuerzos y como nuevo apodo, “El Ranchero”.

El 7 de mayo, seis matones quemaron un inmueble usado como casa de seguridad del CJNG en la colonia Castillo, y asesinaron al hombre que salió del bodegón. Minutos después fueron capturados, declararon que acababan de llegar de Sinaloa, que servían al cártel de aquel estado y traían órdenes de “alinear a la gente” y ponerse bajo el mando de “El Ranchero”.

Previamente, el 7 de diciembre del 2021, el 12 y el 23 de abril del 2022, criminales colocaron narcomensajes con amenazas, firmadas por “El Ranchero”, y otras en su contra, en las que expusieron a Cristian Leonel Ting Thaylor “El Yogui”, como su operador a cargo.

“Cabo 27”

En el distrito Natura, el 5 de septiembre del 2022, fueron detenidos por la Policía Municipal de Tijuana cuatro jóvenes por portación de armas, huían en un taxi blanco con franja verde, se dirigían a matar a “El Chore” en la colonia la Esperanza; también llevaban una cartulina verde con el siguiente mensaje:

“Así van a quedar todos los chapulines que anden agarrando jales y anden cobrando plaza o piso. Este terreno ya tiene dueño y no caben los corrientes atte Cabo 27, puro CDS. El 033” [sic]. El 033 resultó ser uno de los capturados, Luis Ricardo Martin Velazco, mexicalense de 18 años, radicado en el Mariano Matamoros, quien dijo era operador de “El Cabo 27”, “Cabezón”, Jesús Rafael Yocupicio, alias José Rafael Yocupicio Hernández, alias Jesús Rafael Miranda Yocupicio, y más alias: Jesús Rafael Córdova, “El Cabezón”, “El C2”, “Pepe”, “Dany” y “El Cabo 27”.

Las amenazas del “Cabo 27”

De acuerdo con la información de la Mesa de Coordinación, ha cambiado de bando en 4 ocasiones, del CAF a Sinaloa, luego al CJNG y ahora de regreso a Sinaloa con “Los Mayos”.

Yocupicio fue integrante del CAF al servicio de la célula Eduardo García Simental “El Teo”, preso desde 2010.

La célula encabezada por García Simental también abandonó a los Arellano y se aliaron al Cártel de Sinaloa, protagonizaron una pugna con los líderes del Cartel Arellano Félix (CAF) hace 14 años, de 2008 a 2010, que terminó descapitalizando y debilitando al Cártel Arellano Félix.

“El Cabezón” tiene antecedentes por delitos de lesiones en 2007, contra la salud en 2012. En diciembre de 2015 fue detenido por posesión de un kilo 800 gramos de cristal como parte de la célula sinaloense de “Los Hermanos Arzate”, decidió reubicarse en el Cártel Jalisco, donde estuvo varios años. Fue liberado, y en 2016 ya era parte de “Los Cabos” del CJNG.

Todavía, el  22 de julio del 2021 detuvieron a dos adultos y un adolescente que llevaban una pierna humana en una cubeta y un narcomensaje contra otros criminales que salieron del CJNG y se aliaron con el Cártel Arellano: “Cabo 20 o lobo y 45 a esto se debe su incompetencia bola de culones alucinados, ya dejen de tirar patadas de ahogados matando gente inocente, reconozco que ya no traen nada toda su gente se le están volteando para acá, ya se dieron cuenta de lo corrientes e incompetentes que son pinches muertos de hambre, huesos tuvieran para darnos un topón para que sienta la verga tú y tus pocos desechables que quedan porque así miras a tu gente como gente desechables y la gente se cuida, traemos escuela sr de señores. ATT Cabo 27 CDS”. [sic]

El mismo día dejaron otros dos narcomensajes similares, en diferentes puntos de la colonia Sánchez Taboada.

Los líderes del Cártel Arellano mencionados en las mantas, efectivamente son enemigos del CJNG, “pero también de Sinaloa”, argumentaron desde las instituciones policiacas. Desde noviembre del mismo 2021, las autoridades bajacalifornianas empezaron a referir el presunto regreso de Yocupicio al cártel de Sinaloa, esta vez como cabeza de célula, sin los Arzate.

Incluso hay versiones de las áreas de inteligencia, en las que refieren que “El Cabo 27” estuvo “coqueteando” con Sinaloa desde finales de 2019.

“Cabo 100” y militar asesinado

“No lo tenemos identificado, pero sabemos que es el jefe del grupo de sicarios que el 16 de julio, asesinaron en la colonia Palma Real a José Sarabia, militar adscrito a la II Zona Militar en Mexicali, cuando vino a Tijuana a visitar a su mamá. Ya hubo detenidos, y dijeron que por el carro –pick up de la marca Ford F150 de reciente modelo- creyeron que eran de un cártel contrario”.

Nueve días después, en el mismo fraccionamiento, el 25 de julio la Policía Municipal detuvo a tres adultos, incluida una mujer (chofer), y cuatro adolescentes, en flagrancia y en posesión del arma usada para asesinar a otro sujeto. El cabecilla fue identificado como José Jesús López Ávila de 21 años alias “El Hindú”, quien llevaba fajada la pistola.

Mujer colgada el 1 de septiembre

La zona antes mencionada, de parte del Cártel de Sinaloa, es controlada criminalmente por Edwin Antonio Rubio López “El Max” o “El Oso”, a quien también se le conoce con el apodo de “El 100”, pero a la fecha este sujeto no ha delinquido para el CJNG. Está identificado como objetivo prioritario en Baja California desde el año 2013, y desde entonces fue ubicado en el organigrama criminal como parte del Cártel de Sinaloa.

Incluso, tras la captura de los sinaloenses al servicio de “El Ranchero” el pasado mes de mayo, las autoridades locales plantearon la posibilidad de que “El Ranchero” podía ser “El Max”.

En cuanto a los narcomensajes, los enemigos del “Cabo 100” son los mismos de “El Cabo 27”, los exintegrantes del CJNG, David López “Cabo 20” y sus secuaces.

 

LAS OTRAS FUGAS DE JALISCO; DAVID LÓPEZ, EL PRIMERO

Las salidas del CJNG empezaron en 2019. David López Jiménez “Cabo 20” o “El Lobo”, autor intelectual del asesinato del reportero gráfico Margarito Martínez -17 de enero de 2022-, fue el primero en abandonar; se fue antes de febrero de 2019, cuando los primeros cabecillas de Jalisco fueron detenidos o asesinados y suplidos por Héctor Manuel Morales “El Gallero”, desaparecido en mayo de ese mismo año.

Con López también abandonaron Leonardo Fabián Robles “Cabo 45” y José Cristian Gómez Rosales “Pitey”, en sus posteriores detenciones dijeron que dejaron Jalisco porque Morales, a través de Ricardo Antonio Álvarez Olivares “Cabo 39”- asesinado en agosto de 2019-, sin razón, les estaba matando a “su gente y familia”.

Desde el año pasado, a través de narcomensajes, los delincuentes del CJNG han acusado a otros traidores a “Los Cabos 13 y 57”, sujetos a quienes el gobierno no ha identificado. Incluso Rodolfo López Arellano “Cabo 30”, principal operador de Jalisco, ha sido tachado de traidor.

Y el 29 de agosto de 2022, la fuerza estatal informó de la captura, en posesión de armas, de David Jiménez de la Torre “El Tacubayo” o “Cabo 40” con antecedentes en Estados Unidos e investigado por homicidios cometidos entre la zona de Tecate y Mexicali; informaron que al ser detenido operaba para el Cártel de Sinaloa.

“Ahora todos se están poniendo apodo de ‘Cabos’. Lo que sabemos del origen del nombre de la célula es que la mayoría de los primeros jefes estaban en un equipo de futbol en la colonia Sánchez Taboada, y entre ellos había un soldado, un cabo, y que el número que les tocó era el mismo que usaban en la camisa del equipo, ésa fue la versión que dio el ‘Cabo 92’, el primero de ese grupo al que detuvo la Policía Estatal en 2016”, recordó un policía.

Autor(a)

Investigaciones ZETA
Investigaciones Zeta Investigaciones Zeta Investigaciones 32 ptamayo@zetatijuana.com
- Advertisement -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

Destacadas