Inflación obliga a restauranteros a incrementar precios en Baja California

Foto: Internet
Columnaz lunes, 8 agosto, 2022 12:00 PM

La escalada de precios en alimentos, combustibles y otros insumos está obligando a que restaurantes incrementen el costo de sus platillos, advirtió Iván Nolasco Cruz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y de Alimentos Condimentados (Canirac) en Ensenada.

“Si el ajuste fuera riguroso, hoy los restauranteros tendríamos que aumentar nuestra carta en 35% respecto a los precios que estamos manejando, sin embargo, eso nos pone en una situación complicada porque pasando la temporada alta en el caso de Ensenada, que termina en agosto, el consumidor local no aguantaría un incremento como ese nivel”, argumentó.

En el transcurso del año, el precio de la carta de los restaurantes en promedio ha incrementado 15%, de lo contrario hubiera sido insostenible hacer frente al pago de impuestos, salario mínimo, renta y alza de alimentos. “El restaurantero tiene que decidir entre tener ganancias o sólo mantener los negocios a flote”, indicó el líder empresarial en entrevista con NEGOCIOZ.

Si bien una parte de la inflación que vive el país -de 8.16% a julio- es un tema en el que inciden factores internacionales, Nolasco Cruz consideró que “debería existir una estrategia mucho más contundente federal para disminuir la inflación” y proteger al sector restaurantero, que es el empleador más grande en el sector servicios. “Siete de cada diez empleos que otorga el sector servicios, los otorgan los restaurantes”, subrayó.

Según la Secretaría de Economía, los restaurantes impactan 250 ramas económicas, pues detrás de éstos hay cadenas productiva y de valor de agricultura, pesca, ganadería, vitivinicultores, entre otros.

En Ensenada, algunos establecimientos ya venden el kilogramo de tortillas entre 25 y 27 pesos, y dado que otros insumos siguen aumentando semana con semana, seguirán los ajustes en el precio de la carta, reiteró el titular de la Canirac.

Por su parte, Moisés Lepe Contreras, representante de la Cámara Nacional de la Industria de la Producción de Masa y Tortilla en Baja California, indicó que desde el 1 de agosto el precio del kilogramo de tortilla incrementó entre 1 y 2 pesos, debido al encarecimiento de insumos como el gas, la electricidad, el maíz y el papel.

Con ello, el precio en tortillerías que no son cadena comercial oscila entre 25 y 27 pesos por kilogramo, aunque el alza no es generalizada. Entre los insumos que más se han encarecido está el maíz, agua y gas, con aumentos del 10%. En el caso del papel, “que ha estado muy escaso”, su costo ha incrementado dos veces este año.

El martes 2 de agosto, el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, reveló que el costo fiscal del combate a la inflación asciende a 574 mil 624 millones de pesos (430 mil millones de pesos a estímulos a las gasolinas; 73 mil millones a subsidios a electricidad, y 68.8 millones de pesos a diferentes programas para la seguridad alimentaria).

Sin el apoyo fiscal a los combustibles, la inflación estaría en 10.76%; 2.6 puntos porcentuales por encima de lo que actualmente se ubica, y el salario habría caído hasta 12% del promedio, aseveró el funcionario federal.

Desde Palacio Nacional, afirmó que el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC) firmado a principios de mayo ha sido “exitoso”, ya que se ha logrado estabilizar el precio de los 24 productos alimenticios de la Canasta Profeco.

Considerando los precios máximos y mínimos publicados por la Procuraduría Federal del Consumidor,  el costo de la canasta alimenticia fue de mil 029.81 pesos al cierre de julio, 99 pesos menos que a principios de mayo 2022.

Sin embargo, en el listado de productos de julio se sustituyó la naranja por el plátano, pues sólo en la primera quincena del séptimo mes del año, el precio del cítrico se encareció 6.04%, según el INEGI.

Comentarios

Tipo de Cambio