Gobierno hace impagables pensiones de Issstecali

Dagoberto Valdez, director Issstecali
Edición Impresa lunes, 8 agosto, 2022 12:00 PM

El Estado requiere 200 mil millones de pesos para pagar a la generación próxima a jubilarse, según un estudio actuarial de 2021. Gobierno está realizando otro diagnóstico para determinar junto con sindicatos qué hacer para dar viabilidad financiera al Instituto.

En diciembre de 2021, la deuda del Instituto creció más de mil millones; casi 600 mdp por no enterar impuestos al SAT, señala ObservBC

Los ingresos por cuotas y aportaciones que percibe la institución cada vez cubren menos la nómina de más de 15 mil 500 pensionados y jubilados. En 2022, el déficit llegará a 7 mil millones de pesos.

Dagoberto Valdez Juárez, director del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Gobierno y Municipios del Estado de Baja California (Issstecali), recordó que en abril pasado -conforme a lo autorizado por el Congreso del Estado- la Secretaría de Hacienda adquirió créditos con Banorte, Multiva y Bancrea por un monto total de 3 mil millones de pesos a pagarse en dos años, en aras de capitalizar a la institución.

Foto: César René Blanco Villalón.- Issstecali Mirador

Sin embargo, se prevé que a finales de año harán falta alrededor de 4 mil millones para enfrentar el pago de nómina de pensionados y jubilados de diciembre. “Nos falta todavía encontrar el esquema con Hacienda para el cierre de 2022, y al final de año es nuestro mayor reto por el tema de aguinaldos, primas y todo lo que conlleva”.

Aunque los 7 mil millones de déficit equivalen prácticamente a la deuda que mantienen ayuntamientos y paraestatales por aportaciones no entregadas, a decir del funcionario, la presión que ejerce el creciente número de personas por jubilarse es tal que “aun si pagaran todos los organismos, el déficit existiría”.

Estimó que “seguramente para el próximo año nuestro déficit presupuestal y financiero será mayor al de este año”, ya que, en 2022, se planea liberar mil 500 jubilaciones entre burocracia y magisterio. De marzo a la fecha se han liberado alrededor de 150 al mes.

A pesar de ello, la lista de personal del magisterio en espera de que les sea liberada la jubilación es aproximado a 2 mil personas, y otro número similar se encuentra en la lista de prelación de la burocracia.

Un análisis de los estados financieros del Issstecali elaborado por ObservBC, destaca que el último estudio actuarial de pensiones realizado en 2021 indica que el déficit actuarial de la generación actual asciende a 200 mil 675 millones 891 mil 143 pesos.

Esto significa que el estado necesita esa cantidad para cubrir las pensiones y jubilaciones de la población en edad próxima a jubilarse, conforme a la edad promedio que se está jubilando el magisterio y la burocracia, el monto promedio de las pensiones y la esperanza de vida, explicó Armando González López, asesor de ObservBC.

Consideró que el gobierno tiene que hacer un “ejercicio muy exhaustivo respecto a su plantilla laboral” y de todos los derechohabientes. Evitar llevar a cabo las llamadas pensiones humanitarias en las que a un trabajador le siguen pagando, aunque no vaya a trabajar con tal que no se jubile, pues si bien este mecanismo “ayuda en el corto plazo”, como no se enteran las cuotas, se afecta el flujo de recursos del Issstecali, generando una “bola de nieve”.

El Ejecutivo, en conjunto con el Congreso, tendría que hacer un esfuerzo para constituir un fondo de reserva mediante una partida específica, ya que actualmente existe una mínima cantidad (14.5 millones de pesos en la burocracia y 2.6 millones en magisterio).

Sin fondo robusto se depende al cien por ciento de las cuotas de los trabajadores en activo, que ya son insuficientes para pagar la nómina de los jubilados.

El especialista se pronunció porque se homologue o disminuya el amplio abanico del monto de pensiones existente, que va de una cifra mensual máxima de 180 mil pesos, a una mínima de 600 pesos, con un promedio de 43 mil pesos al mes en el magisterio y 38 mil pesos en la burocracia.

Respecto al estudio actuarial, el director del Issstecali señaló que actualmente se está llevando a cabo otro diagnóstico en conjunto con Secretaría de Hacienda, y una vez con los resultados, el gobierno haría un planteamiento con el magisterio y la burocracia sobre las medidas para dar viabilidad financiera al Instituto.

 

DEUDA DE CORTO PLAZO

El estudio de ObservBC refiere que el pasivo del Issstecali en 2021 sumó 3 mil 382.23 millones de pesos, lo que representó un incremento de mil 138.68 pesos. Del total de cuentas por pagar a corto plazo (2 mil 288 pesos), el Instituto debía 596 millones 828 mil 444 de impuestos no enterados al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El incremento de la deuda visto en diciembre y la falta de pago de impuestos al SAT reflejan los problemas de liquidez que enfrenta el Issstecali, derivado del déficit para pagar la nómina de pensionados y jubilados, apuntó González López.

“Lo que hace Issstecali es apoyarse en créditos de corto plazo para cubrir esas necesidades” y cuando el recurso no llega o no en el momento que se requiere.

Valdez Juárez dijo que cuando inició el actual gobierno -1 de noviembre de 2021- se recibió una “administración colapsada”. En el caso de la deuda con el SAT, se tuvo que hacer un convenio y actualmente sólo se deben 270 millones de pesos. Mientras que la deuda con proveedores de servicios subrogados, medicamento y material también se redujo de 320 millones de pesos en diciembre de 2021, a 110 millones de pesos a julio de 2022.

“Uno de los retos que encontramos, es que el año pasado se liberaron jubilados y pensionados del Issstecali, pero nunca se tuvo el recurso para pagar el finiquito. Eran alrededor de 200 millones de pesos que debíamos el 1 de noviembre”, dijo.

Actualmente restan por pagar 80 millones de pesos por servicios personales.

Ampelio Íñiguez, secretario general de la Sección 37 del SNTE

ENSENADA Y CESPE, ENTES CON MÁS DEUDA

Valdez Juárez indicó que la deuda que mantienen ayuntamientos y organismos paraestatales con el Issstecali asciende a 7 mil 400 millones de pesos al 31 de julio de 2022.

El municipio con el monto más grande es Ensenada, con 5 mil 400 millones de pesos. Le sigue Tecate, con un adeudo histórico de mil 274 millones de pesos, y cuyo alcalde Darío Benítez se ha mantenido al corriente en las cuotas patronales durante su gestión, resaltó el director del Issstecali.

En cuanto a los organismos paraestatales, la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (CESPE) trae el mayor adeudo, por 854 millones de pesos. Seguido por CECyTE -445 millones de pesos- y el Instituto para el Desarrollo Inmobiliario y de la Vivienda (Indivi) por 231 millones de pesos.

Como una medida para que los organismos paraestatales y los ayuntamientos paguen sus adeudos, en abril de 2022, la Secretaría General de Gobierno publicó un decreto para condonar del 20 al 90% de recargos por falta de pago oportuno de cuotas, aportaciones y adeudos no cubiertos a las entidades que paguen el adeudo principal, entre dos y diez parcialidades.

En tanto, la condonación será de 99.99% de los recargos si el monto principal se liquida en una exhibición mediante transferencia o cheque.

Valdez Juárez refirió que se acaba de firmar un convenio con el gobierno de Ensenada, presidido por Armando Ayala, para que a partir de julio pagara 25 millones de pesos cada mes. De esa cantidad, una parte se irá a la deuda histórica y otra para pagar omisiones de los trabajadores pendientes de jubilarse, con lo que “se podrán liberar de 13 a 15 trabajadores por mes, con esos 25 millones de pesos, que se irán básicamente al pago de las omisiones patronales que tiene cada trabajador”.

Aseguró que será hasta finales de 2022 cuando se determine, con base en lo que el municipio haya pagado, cuántos recargos se descontarán.

“Antes de Ensenada, hicimos un convenio con el Ayuntamiento de Mexicali, que tenía una deuda histórica de 2012-2013, con el cual ellos ya nos dieron un abono de 160 millones de pesos en dinero y estamos trabajando para ver si es posible que nos den un abono de alrededor de 60 millones de pesos en predios”, estimó el funcionario.

Otra alternativa para mejorar los ingresos, será subastar 171 predios con un valor catastral de mil 300 millones de pesos. Para ello, la institución trabaja en su desincorporación y regularización. En 18 predios equivalentes a 17 millones de pesos se está en proceso de titulación, y en 23 más (con una estimación de 63 millones de pesos) serán para adjudicación directa.

Entre las otras alternativas de financiamiento que se están explorando, se encuentra el constituir un Patronato del Issstecali, con autorización previa de la Junta Directiva, para llevar a cabo un sorteo anual para recabar recursos y fortalecer el área de Servicios Médicos.

 

MAYORÍA DE EXPEDIENTES INCOMPLETOS EN MAGISTERIO

Ampelio Íñiguez Arellano, secretario general de la Sección 37 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), reveló que de los más de mil maestros en la lista de prelación para jubilarse o pensionarse, entre 350 y 400 tienen sus expedientes completos.

La mayoría trae problemas de omisiones de cuotas, y en esos casos tanto el trabajador como el patrón deben aportar lo que se adeuda al Issstecali, lo cual genera el rezago, puesto que lo que el ente gubernamental tiene que aportar es casi al 2×1 de lo entregado por el trabajador.

“Si el compañero debe 5 mil pesos, el patrón tiene que andar pagando 12 mil o 13 mil. Si son 10 mil, andará pagando 22 mil, pero hay ocasiones en que los montos son de 55 mil pesos y el patrón tiene que pagar 110 mil o 115 mil pesos”, planteó.

Las omisiones ocurren por errores administrativos, en los que a un trabajador en algún momento de su vida no se le hizo el descuento, como cuando pidió una licencia sin goce de sueldo o tomó más horas o una doble plaza.

Íñiguez Arellano consideró necesaria una auditoría externa -tal como lo propuso a la Junta de Gobierno el 19 de julio- para determinar qué ha pasado con las aportaciones de los trabajadores del magisterio; sin embargo, aún se desconoce cuándo podría llevarse a cabo, ya que la Junta de Gobierno haría llegar la solicitud a la Secretaría de Honestidad y Función Pública.

Se pronunció a favor de que los organismos deudores paguen y no se estén quedando con las retenciones de los trabajadores. “Que las hagan llegar al Issstecali, y que el Issstecali exija como instituto ese pago”, afirmó, pero que no se reciban terrenos, ya que muchas veces son sobrevaluados y “realmente no valen ni el 25% del valor que el Instituto lo agarra”.

Para concluir, “estamos reclamando, exigiendo, que queremos más calidad en los medicamentos, definitivamente el cuadro básico ha sufrido un deterioro enorme; por eso es también la exigencia de la auditoría, por eso queremos cuentas claras de que los patrones estén cumpliendo con lo que como patrón corresponde aportar”.

Comentarios

Tipo de Cambio