EUA coloca la primera piedra de la garita Otay II; México se compromete a terminar puerto en 2023

Fotos: Jorge Dueñes
Destacados lunes, 22 agosto, 2022 2:13 PM

“Para el gobierno de México, Otay II es la prioridad del presidente López Obrador y por instrucción presidencial será concluida en diciembre de 2023, y será entregada a los operadores en 2024. Así que estaremos listos y estamos a la altura del compromiso binacional para poder estar en operación en 2024”, aseveró Pablo Gálvez, director para Asuntos Fronterizos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

 

 

Este lunes 22 de agosto de 2022, funcionarios de Estados Unidos, encabezados por la vicegobernadora de California Eleni Kounalakis, colocaron la primera piedra de la garita Otay II. El nuevo puerto fronterizo entre México y Estados Unidos contará en una primera etapa con 10 carriles (5 de carga y 5 para vehículos ligeros) y está previsto que comience a operar en 2024.

El nuevo puerto de entrada -que tendrá tecnología inteligente y carriles reversibles- será de peaje con costos variables según el tráfico. Las tarifas oscilarán entre 5 y 20 dólares para vehículo ligero y de entre 15 y 50 dólares para camión de carga.

“Estamos viendo las estrategias, si hay algún tipo de membresía, si hay citas o cada vez el peaje variable”, señaló Mario Orso, subdirector general del Departamento de Transporte Distrito 11.

También se está analizando la posible implementación de líneas verdes que dará prioridad a vehículos que congestionen menos, abundó en atención a medios.

Ante el incremento del 30 por ciento de los cruces fronterizos, la Garita Otay II “mejorará la calidad de vida de las personas de la región” al reducir los tiempos de espera, destacó Toks Om ishakin, secretario de la Agencia de Transporte del Estado de California.

Con el nuevo puerto de entrada culminará el esfuerzo de México y EUA por dos décadas para fortalecer el cruce fronterizo. La Garita Otay II –impulsada por CALTRANS y SANDAG- permitirá que se creen miles de empleos en la región de California-Baja California, así como en el resto de Estados Unidos y México.

La inversión total de Estados Unidos ronda los mil millones de dólares, pues además de la garita se construyó la ruta estatal 111, con sus conexiones con las rutas estales 905 y la 125.

En tanto la vicegobernadora Kounalakis aseguró que este proyecto contribuirá a un volumen comercial de mil 800 millones de dólares y la creación de 16 mil empleos al año al reducir los tiempos de espera.

Se espera, dijo, que en 2040 ya con la operación de Otay II el tiempo de espera de los camiones de carga sea de 40 minutos, a diferencia de las 6 horas que actualmente lleva el cruce fronterizo.

La agilidad en el cruce fronterizo tanto de vehículos ligeros como de carga contribuirá a que la región tenga una mayor productividad con menos emisiones de efecto invernadero.

Refirió que como parte del programa de infraestructura quinquenal California recibirá 20 mil millones de dólares para modernizar el sistema de transporte y acelerar la implementación del uso de vehículos cero emisiones. Adicionalmente se contarán con 14 millones de dólares por la Ley de Infraestructura, añadió.

Una vez que entre en operaciones Otay II en septiembre de 2024, se prevé que el área aledaña contará con una zona comercial con la participación de la comunidad, “para que sea mucho más que una entrada a Estados Unidos, dijo Nora Vargas, vicepresidenta de la Junta Supervisores del Condado de San Diego.

“Es un momento muy importante para la región, más que nada porque estamos comprometidos los dos gobiernos para salir adelante y lo estamos viendo”, aseveró.

Foto: Jorge Dueñes

MÉXICO CONCLUIRÁ PUERTO EN 2023

“Para el gobierno de México, Otay II es la prioridad del presidente López Obrador y por instrucción presidencial será concluida en diciembre de 2023, y será entregada a los operadores en 2024. Así que estaremos listos y estamos a la altura del compromiso binacional para poder estar en operación en 2024”, aseveró Pablo Gálvez, director para Asuntos Fronterizos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Gálvez señaló que los recursos financieros han sido asegurados, y con el apoyo de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) y del gobierno de Baja California se continúa “avanzando a pasos acelerados” para construir el derecho de vía en la zona del puerto de entrada y el derecho de vía de la vialidad de acceso está por concluirse.

La obra –que tendrá una inversión total de 4 mil millones de pesos- comenzará en septiembre, octubre y diciembre en distintos puntos, lo cual es un gran hito. Los proyectos ejecutivos han sido concluidos por la Agencia Nacional de Aduanas de México, han sido entregados a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), quien llevará a cabo la obra, abundó durante la ceremonia en la que estuvieron presentes funcionarios mexicanos de los tres órdenes de gobierno. Entre los que destacó la gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila Olmeda.

En su oportunidad, Sergio Franco, director del Transporte Intermodal de la SICT apuntó que la vialidad de acceso a la garita contará con un distribuidor vial y un entronque, con una inversión cercana a los dos mil millones de pesos.

Actualmente, se trabaja en la reubicación de entre 11 y 15 torres de alta tensión en coordinación con la CFE; mismas que se están recolocando sobre la misma vialidad. Trabajos que terminarán a inicios del próximo trimestre de 2023. Posteriormente iniciará la construcción de acceso de vialidad por parte de la Sedena.

El cónsul de México en San Diego, Carlos González Gutiérrez, aseguró que Otay II será el puerto de entrada más avanzado del mundo y será una carretera de cuota. La caseta de pago será única y estará de lado americano en un punto determinado por ambos gobiernos. Los recursos recaudados serán divididos entre las dos naciones.

“Hoy día sabemos con certidumbre que la demanda para los cruces lejos de moderarse, se va a acelerar; es fundamental que los gobiernos invirtamos en este tipo de infraestructura que agilizará los cruces”, indicó y refirió que 77 por ciento de las personas que utilizan San Ysidro duerme en Tijuana y trabaja o estudia de lado estadounidense, lo que quiere decir que la demanda va a aumentar.

 

Comentarios

Tipo de Cambio