Corruptelas en Jurisdicción Sanitaria

Foto: Jorge Dueñez
Edición Impresa lunes, 1 agosto, 2022 12:00 PM

El subjefe administrativo Juan Manuel Ramírez Gutiérrez obtuvo una basificación sindical sin renunciar a su puesto de confianza, por lo que percibe ambos sueldos y ni siquiera está titulado

Empleados de la Jurisdicción Sanitaria Número 2 denunciaron una serie de irregularidades por parte del subjefe administrativo, Juan Manuel Ramírez Gutiérrez, entre éstas nepotismo, adjudicaciones directas con particulares con costos más altos, además de malos manejos.

La hermana del subjefe administrativo de la Jurisdicción Sanitaria 2, Aurora Ramírez Gutiérrez, se desempeña en la Secretaría de Salud desde 1992, inició como asistente del titular de la coordinación de servicios, ya que entonces no existía la Secretaría como tal.
De acuerdo con información de la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) con el folio 021165522000253, Aurora cuenta con licenciatura en Administración de Empresas, cuya cédula profesional apenas fue expedida en 2016 y ha desempeñado diversos puestos de jerarquía, pero fue hasta 2022 que consiguió una base sindical como “Jefe de Oficina de la Subdirección General de Administración”, mismo que no existía antes de su llegada y con un sueldo bruto de 7 mil 576 pesos con 20 centavos, además de compensaciones por 36 mil 658 mil pesos mensuales.

Aunque cuenta con la escolaridad requerida, la basificación fue otorgada de manera directa y se creó un nuevo cargo que no está en el organigrama general del Instituto de Servicios de Salud Pública del Estado de Baja California (Isesalud).

“Al inicio de esta administración entró como jefa de Recursos Materiales de Isesalud en el Estado, y al no dar el ancho con la entrega-recepción y demás responsabilidades, le crearon el puesto en la Subsecretaría de Administración -a cargo de César Del Real de la Mora-”, citó la fuente consultada por ZETA.

 

ESTUDIOS INSUFICIENTES

Además de Aurora, Juan Manuel Rodríguez Gutiérrez, su hermano y subjefe administrativo de la Jurisdicción Sanitaria 2, en junio del año en curso obtuvo su base como “Auxiliar de Laboratorio y Bioterio”, bajo el esquema sindical.

Para solicitar una base, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud requiere contar con una carrera afín al puesto que se solicita, así como una capacitación relacionada con el cargo a ocupar.

Para ello, de acuerdo con la solicitud de Transparencia 021165522000316, Juan Manuel presentó una constancia de terminación de estudios en la licenciatura de Administración de Empresas por parte de la universidad Univer Noroeste -ahora UNEA- y una capacitación en “Capturador de perros callejeros y perros con rabia en las delegaciones de Playas de Tijuana y San Antonio de los Buenos”, del 2 al 6 de septiembre de 2007, firmada por el médico veterinario zootecnista José Eduardo Altamirano Aceves como jefe del Centro Antirrábico Municipal y el doctor Wenceslao Orozco Ramírez como director municipal de Salud.

Sin embargo, en el Sistema Nacional de Profesiones no existe la cédula profesional de Juan Manuel Ramírez Gutiérrez, además de que Eduardo Altamirano Aceves, ahora jefe del área de Zoonosis y Vectores de la Jurisdicción Sanitaria 2, lleva más de 20 años en la administración estatal, por lo que en las fechas que indica el reconocimiento, no estaba al frente del Antirrábico de Tijuana.

El supuesto reconocimiento tiene el logo del XIX Ayuntamiento de Tijuana, cuando la administración de 2007 a 2010, la encabezó Jorge Ramos Hernández y fue la correspondiente al XVIII Ayuntamiento.

Juan Manuel tiene un sueldo base de 10 mil 184 pesos neto, y una homologación de 21 mil 927 bruto mensual, con una experiencia laboral de dos años en la tienda de entretenimiento Blockbuster. No tiene mayor trayectoria como funcionario público.

Foto: cortesia

“Es tan noble el Instituto (Isesalud) que actualmente pide el bachillerato y una capacitación de mínimo seis meses relacionada con el puesto a solicitar, sin embargo, esta persona ni siquiera cumple con ese requisito”, dijo el trabajador de la Jurisdicción.

El cárdex del Colegio de Bachilleres que Juan Manuel entregó al Sindicato para corroborar que terminó la educación media superior, indica que salió en 1997 con promedio de 7.3, de acuerdo con los datos proporcionados por Transparencia.

“Aquí hay tres detalles que resaltan y hacen ver que el documento es falso: tiene el logo del XIX Ayuntamiento, pero la fecha de la capacitación es de 2007, cuando estaba el XVIII Ayuntamiento, el doctor Wenceslao salió al final del XVIII -Ayuntamiento- y el doctor Altamirano tiene trabajando en el Estado más de 20 años, eso hace ver que el Sindicato no revisa los documentos, y que Salud tampoco lo hace”, mencionaron.

Conforme a la normativa, Juan Manuel tuvo que haber renunciado a su puesto de confianza como subjefe administrativo y someterse a los tres meses de prueba para obtener la base sindical como auxiliar de laboratorio y/o bioterio, en la que si tiene faltas o se comprueba que hay documentos apócrifos, pierde la base y automáticamente queda fuera de la institución. Situación que, hasta el momento, no se ha dado.

 

PREFIEREN PAGAR MÁS

Otra de las irregularidades detectadas por empleados de la Jurisdicción y denunciada a este Semanario, fue el cambio en la empresa recolectora de basura, la cual hasta enero de 2022 estuvo a cargo de GRD Ingeniería, S de RL de CV, con un costo mensual de 11 mil 556 pesos por recoger la basura de la Jurisdicción y del Centro de Salud de Tecate.

A partir de febrero de 2022, la empresa cambió de recolectora, ahora a cargo de un particular de nombre Juan Carlos Rodríguez Miranda, cuyo costo por el servicio sólo en Tijuana, subió a 23 mil 328 pesos, es decir, más del 100%.

De febrero a junio de este año se ha pagado 116 mil 640 pesos por recolección de basura en Tijuana, y 10 mil pesos más por Tecate.
De acuerdo con la solicitud de Transparencia 000721-2022, se contrataron los servicios de Recolectora Rodríguez, a cargo de Juan Carlos Rodríguez Miranda.

Sin embargo, personal de la Dirección de Medio Ambiente de Tijuana reveló a ZETA que desde abril, el mencionado no ha renovado su permiso para depositar desechos en el relleno sanitario de Valle de las Palmas, por lo que el destino de la basura es incierto.

Por otro lado, empleados de la Jurisdicción hicieron llegar a este medio de comunicación una serie de fotografías donde se ve al único camión con que cuenta la dependencia regional, llenarlo de basura acumulada. Trabajo que correspondería a Rodríguez Miranda.

“En la pasada administración, en la Jurisdicción había un contenedor de GEN, que eran los que pasaban a recoger la basura cada semana, pero ahora no hay contenedor, al contrario, hay de estos contenedores de agua de mil litros, donde se acumula la basura y llega hasta la cámara fría, donde se guarda la vacuna de COVID-19. Si estuviera el contenedor no pasa nada, porque la norma dice que debe haber 30 metros de separación entre la basura y cualquier recepción de farmacia o cámaras criogenizadas; no sabemos por qué el Municipio ya no está pasando por la basura, cuando siempre nos apoyaron”, comentaron.

En las fotografías se alcanza a ver el número de placa del vehículo: AN26101, correspondiente a un Nissan Cabstar HD, número económico 544, registrado en el padrón de vehículos de Gobierno del Estado desde la administración de Francisco Vega de Lamadrid, y el único asignado a la Jurisdicción Sanitaria 2, mismo que se utiliza para transportar la vacuna anti COVID cada vez que llega un nuevo lote a Baja California.

“La Jurisdicción sólo cuenta con un camión, y ese camión es el que utilizamos para ir por la vacuna cuando llega. Si se siguen los protocolos, se podría desinfectar, lavar dos o tres veces y utilizarse, pero si no lo están haciendo, es cuando nos entra la duda del por qué el uso de vehículos oficiales para recoger basura y a dónde se la llevan”, cuestionaron los denunciantes.

ZETA se dio a la tarea de investigar a Recolectora Rodríguez, sin embargo, se constató que cuenta con redes sociales desde 2021, en las cuales se afirma que brindan servicio de recolección de basura a nivel empresarial, no hay página de internet y en los números telefónicos disponibles no contestan.

En una reseña empresarial, la recolectora refiere que se localiza en la calle Gordolobo del fraccionamiento El Florido IV sección, sin embargo, al hacer recorrido por la zona, no se encontró dicho establecimiento. Al contrario: sólo se localizó una serie de tres pick-ups con redilas estacionados en una especie de cuchilla de terracería, en un predio de la colonia. Este lugar no tiene oficina cerca o letrero que indique un negocio, sólo lo utilizan como estacionamiento de los camiones.

 

DENUNCIA OFICIAL

Personal de Salud ha interpuesto tres denuncias en contra del subjefe administrativo Juan Manuel Ramírez Gutiérrez a través de los tres métodos existentes: vía telefónica, plataforma oficial y en la Secretaría de Honestidad y Función Pública a cargo de Rosina del Villar, con la que esperan se inicie una investigación formal y terminen las irregularidades.

Comentarios

Tipo de Cambio