Con miedo, comerciantes y ciudadanos salen a las calles en Tijuana

Fotos: Ángela Torres
Destacados domingo, 14 agosto, 2022 10:26 PM

Durante el recorrido se vio poca presencia de policías

 

Después de los hechos ocurridos la tarde del viernes 12 de agosto, en donde 26 vehículos fueron incendiados en todo el Estado y la amenaza de disturbios, muchos negocios decidieron continuar cerrados durante este domingo, mientras que la ciudadanía se atrevió a salir a las calles.

Desde el jueves 11 de agosto, la mayoría de los hoteles estaban a su máxima capacidad, debido al evento turístico Rosarito Beach Fest, los bares de la ciudad, sobre todo en la zona Centro, registraron gran afluencia de jóvenes, la mayoría extranjeros que decidieron conocer Tijuana, antes de acudir al evento de tres días en el Quinto Municipio.

“Tardé mucho en encontrar hotel, y las habitaciones disponibles estaban por encima de los 6 mil pesos por noche, vine la semana pasada y la habitación costaba alrededor de 2 mil pesos, es increíble como subió tanto, de suerte encontré lugar en hotel en el que me hospedé la semana pasada”, comentó Francisco, quien visitó esta ciudad por motivos de trabajo.

Sin embargo, después de que miembros del crimen organizado quemaran unidades de transporte público y particulares, la ciudad se paralizó.

En recorrido realizado por ZETA el sábado 13 y domingo 14 de agosto, se pudo observar a una ciudad desierta.

Algunos bares y restaurantes, así como negocios de primera necesidad como farmacias y supermercados se atrevieron a abrir, pero fueron pocos los ciudadanos que acudieron, la mayoría salió a recoger comida de los pocos restaurantes o puestos de comida que abrieron, y otros más lo hicieron en la noche.

La plaza Fiesta sólo tuvo tres bares abiertos, Sótano Suizo, Green Witch y Montecristo, trabajando con el mínimo personal, los que vivían más alejados pudieron retirarse a sus casas ante la dificultad para conseguir transporte público.

En el Centro también abrieron pocos, Rubiks y Tropics, fueron algunos de ellos, pero al igual que en los otros, la asistencia fue mínima.

Fotos: Ángela Torres

 

Eventos como bodas, 15 años o bautizos fueron cancelados o pospuestos, y los que no, algunos proveedores fallaron, en redes sociales vendían los productos del catering que se les había quedado, o pedían el servicio de maquillistas y estilistas de última hora.

Este domingo más comercios como cafeterías y restaurantes abrieron en toda la ciudad, asimismo, se realizó el programa “Tijuana al Fresco”, donde cierran la avenida Revolución para que la gente disfrute de los bares y restaurantes, pero en esta ocasión, la vialidad estuvo sola, algunos lugares permanecieron cerrados, y los que abrieron, no tendrían más de tres clientes.

“Tenemos que trabajar, no se puede parar la ciudad sólo porque alguien decidió causar terror, sí hay miedo, pero somos más los buenos”, dijo Sergio, un mesero de un bar de “La Revu”.

“Si nos quedamos en casa, ellos habrán ganado y no se vale que vengan a hacer su desastre y tenernos encerrados, venimos de una pandemia donde estuvimos 2 años en casa, no me voy a volver a encerrar”, dijo César, un comensal de zona Centro.

Playas de Tijuana también registró una gran afluencia de personas, sobre todo bañistas, que aprovecharon el clima cálido para refrescarse en el mar, aunque algunos comercios del malecón, cafeterías y restaurantes no abrieron.

La mayoría de la gente se concentró en la playa, los comercios tenían poca afluencia, sobre todo los que no estaban en el malecón, sino sobre el Paseo Costero, además de largas filas en las paradas de taxis, aunque sí había, éste tardaba en pasar.

 

 

 

 

Comentarios

Tipo de Cambio