Ipstori, la app mexicana sobre literatura breve

Fotos: Cortesía
Cultura lunes, 18 julio, 2022 12:00 PM

La plataforma digital surgió en 2019 y se consolidó durante la pandemia por COVID-19, cuando los lectores buscaban opciones literarias virtuales

Cuando los enclaustrados lectores buscaban opciones de lecturas durante la pandemia en 2020, con las librerías cerradas por varios meses, se encontraron o descubrieron diversas plataformas; una de ellas fue la editorial app Ipstori.

Fundada en México en 2019 por Ruth Reséndiz y Pablo Barbachano, Ipstori es una editorial que publica literatura breve en texto y audio; actualmente, en su catálogo la aplicación cuenta con más de 300 escritores, tanto clásicos como contemporáneos, misma que los lectores encontraron justo cuando la pandemia estaba en su apogeo.

“Realmente pudimos llegar a más lectores en los momentos de pandemia, ya que los lectores estaban buscando qué leer o entretenimiento; así que, por ese lado, sí hubo más descargas, nos dimos a conocer un poco más”, expresó en entrevista para ZETA Ariadna Reyes, directora editorial de Ipstori y autora.

“Somos una aplicación que se puede descargar en teléfono, tablet o computadora, para escuchar o leer. Ipstori es una editorial app; le llamamos editorial app porque al igual que cualquier otra editorial convencional, hacemos todo un proceso de selección, dictaminación, corrección y edición de los textos. Nos caracterizamos por publicar literatura breve, todos son textos breves, historias que puedes leer en cinco, siete, diez minutos; tenemos de diferentes géneros. Todo lo puedes leer en corto, en texto o en audio, en el transporte público, en la calle, en el coche; y si quieres continuar con tus lecturas, pones la versión en audio y están interpretadas por actores profesionales”, complementó Reyes.

Y aclaró el concepto de literatura breve:

“Tenemos diferentes categorías: nos centramos en cuento breve y sus diferentes variantes, tanto de ciencia ficción, romance, erótico, histórico; recientemente abrimos la categoría de poesía”.

Asimismo, “el objetivo de Ipstori es acercar la literatura a los lectores contemporáneos no sólo mexicanos, sino del mundo hispanohablante que quizá no tienen tanto tiempo de sentarse a leer como antes se hacía”.

 

MÁS DE 300 AUTORES

Contó Ariadna Reyes a este Semanario que, desde 2019, “hemos tenido más de 70 mil suscriptores en estos tres años, más de 300 autores y más de 60 voces que han colaborado con nosotros”.

En cuanto a los cientos de autores en el catálogo de Ipstori, apostilló:

“Actualmente tenemos alrededor de 300 autores, de diferentes lados, de diferentes perfiles, algunos son muy jóvenes, otros que ya tienen más experiencia y algunos apenas van empezando en la escritura sin importar su edad”.

En cuanto a los escritores reconocidos, ejemplificó: “Recientemente fichamos a un autor que ya es muy renombrado, el norteamericano Morris Berman; él ya tiene muchísimos libros publicados, vive en México desde hace muchos años. Apenas lo fichamos con una serie de comedia, como de irreverencias, que se llama ‘La hora cómica de lo políticamente incorrecto’, está muy divertida; también nos pasó dos poemas que ya están en la plataforma, que tienen que ver con el cuerpo, el alma y su conexión. Él es una de nuestras grandes voces”.

Reyes destacó que “también tenemos varias autoras mexicanas que tienen mucha trayectoria, como Tamara Trottner, Beatriz Rivas, Ethel Krauze. De voces nuevas tenemos muchos talentos, por ejemplo, a Mariana G., que inició su carrera literaria aquí con nosotros, ella publica literatura histórica. Realmente sí tenemos de diferentes perfiles y gente que vale mucho la pena leerlos”.

 

DE TIJUANA

De Baja California, Ariadna Reyes subrayó a dos autores: Jonathan Pérez Juárez (Tijuana, 1999), joven escritor, ex becario del programa Talentos Artísticos del Instituto de Cultura de Baja California, del cual fue seleccionado para integrar la antología “Fragmentario” (ICBC, 2017); asimismo, ha colaborado en revistas online como Todas las Voces MX y Erizo Media. Estudia Lengua y Literatura de Hispanoamérica en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC). De acuerdo con la app, sus géneros predilectos son el cuento y la dramaturgia.

En Ipstori, Pérez colabora con historias como “I Don’t Want It All”, “Dancing Queen”, “Falacia en espiral”, “Enfrentar dos espejos”, “Retoñar en invierno” y “Espacio profundo”.

Y también de Tijuana, el joven escritor Daniel Alfonso Bautista Martín del Campo, que firma como “Dada Bot”: “Soy de Tijuana, le pertenezco. De alguna forma conseguí raspar el reconocimiento regional en el área de animación digital. Intento escribir, estudié docencia y algo de letras. Así consigo aferrarme a vivir y no morir de hambre”, se lee en su presentación en la app.

Entre las historias de “Dada Bot” en Ipstori figuran, por ejemplo, “Manos de taladro”, “Every Little Thing in the Right Place”, “Rapiña”, “Cacería de zorros”, “El hombre araña”, “Notas en futuro”, “Peripecias de una sombra”, “El fantasma de las 4”, “Love is a Void” y “Mundo tímido”.

“Sobre todo nos interesan las voces nuevas, que traen nuevas perspectivas, que buscan iniciar su carrera literaria. Realmente lo que ponemos el foco es a las historias y a la calidad literaria, más allá del nombre o de quién esté detrás”, enfatizó Ariadna Reyes.

 

LOS CLÁSICOS

Además de autores hispanoamericanos, contemporáneos reconocidos de la literatura hispanoamericana y escritores muy jóvenes, en Ipstori ocupan un lugar especial los autores universales:

“Los clásicos es de las categorías más queridas que tenemos, porque en este afán de acercar la literatura a los lectores contemporáneos, a los lectores nuevos, propusimos esta idea de acercarnos a los clásicos: “Madame Bovary” (de Gustave Flaubert), “Moby Dick” (por Herman Melville), pero con una nueva perspectiva, como algo juguetón”.

Luego ejemplificó lo lúdico de las propuestas:

“Recientemente publicamos una adaptación de ‘La edad de la inocencia’ (de Edith Wharton), que se llama ‘Adiós a las montañas’, y en lugar de estar en “la edad de la inocencia”, éste está ubicado en Monterrey, en los años 90; digamos que la historia es casi la misma, pero con estos elementos más juguetones, para que los lectores se piquen con estas adaptaciones, con estas recreaciones de los clásicos y, eventualmente, busquen los originales”.

 

EN AUDIO

Una de las atracciones de Ipstori es que además de la versión en texto, brinda la opción de elegir el audio de la misma obra, en diferentes producciones.

“Los audios no son audiolibros como tal, que te sientas a escuchar tres horas el libro, sino más bien todo está en bloques; los lectores se pueden encontrar historias de dos minutos, por ejemplo, un clásico en capítulos de cinco minutos cada uno, entonces lo puedes ir repartiendo en tus días, tus ratos libres”, detalló Ariadna Reyes, enfatizando en la producción del audio con actores profesionales que realizan las lecturas dramatizadas:

“De hecho hay aplicaciones de lectura o sitios web que narran sus audiolibros con algún programa robotizado, son voces robotizadas. En Ipstori hacemos un trabajo muy artesanal; tenemos a Alejandra Marín, la directora vocal, que es especialista en voces; ella hace un casting, escoge a los mejores actores y actrices, casi todos son actores de teatro o de cine que ya tienen mucha experiencia escénica; entonces, escoge a la voz adecuada y después van a la cabina de Ipstori y se hace la lectura dramatizada”.

Además, la editorial app está incursionando en los audios inmersivos:

“Uno de los productos que son muy queridos en Ipstori, son las historias con audio inmersivo; estos audios, además de sólo la voz, también tienen efectos de sonido, se puede escuchar el viento, ruido, el bosque, para recrear toda esta atmósfera imaginativa en la que se puede introducir el lector”.

Concluyó Ariadna Reyes: “La idea es que con Ipstori aproveches cada segundo del día y, si tienes cinco minutos libres, mientras estás esperando algo, te eches una historia o un poema, ya sea con audio o con texto”.

Comentarios

Tipo de Cambio