Dictan un año de prisión preventiva a Jorge Winckler, ex fiscal de Veracruz durante Gobierno de Yunes

Destacados martes, 26 julio, 2022 7:35 AM

El Juez de Proceso y Procedimiento Penal Oral del XI Distrito Judicial de Xalapa, con sede en el Centro de Reinserción Social (CERESO) de Pacho Viejo, ubicado en el municipio de Coatepec, impuso, el 26 de julio del 2022, un año de prisión preventiva a Jorge Winckler Ortiz, ex titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz, por su presunta participación en los delitos de privación de la libertad en su modalidad de secuestro y desaparición forzada de persona.

La Fiscalía General estatal informó que obtuvo del juez de control la imputación en contra de Winckler Ortiz, quien coincidió al frente de la FGE veracruzana, cuando Miguel Ángel Yunes Linares fungió como gobernador de Veracruz, del 1 de diciembre del 2016 al 30 de noviembre del 2018.

La medida cautelar de prisión preventiva oficiosa por un año está dentro del proceso penal 296/2019. La continuación de la audiencia será a las 12:00 horas del domingo 31 del presente mes y año. Winckler Ortiz es acusado de los delitos que se le imputan, por Francisco Zarate Aviña, ex escolta de Luis Ángel Bravo Contreras, titular de la FGE de Veracruz durante la Administración de Javier Duarte de Ochoa.

DETIENEN A JORGE WINCKLER, EX FISCAL DE VERACRUZ DURANTE EL GOBIERNO DE YUNES

Jorge Winckler Ortiz, ex titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz, fue detenido, el 25 de julio del 2022, en Puerto Escondido, Oaxaca, acusado de, entre otros, delitos de tortura y desaparición forzada. Sin embargo, el gobernador veracruzano, Cuitláhuac García Jiménez, indicó que todavía no había sido notificado al respecto.

“El Gobierno del Estado va a esperar la información sobre este caso, que pudiera hacer pública la Fiscalía del Estado de Veracruz”, señaló el mandatario estatal, durante una conferencia de prensa. Se prevé que durante las próximas horas, Winckler Ortiz sea trasladado y presentado ante autoridades veracruzanas. Asimismo, se espera que su audiencia inicial se lleve a cabo en los juzgados del Centro de Reinserción Social (CERESO) de Pacho Viejo, ubicado en el municipio de Coatepec.

El 14 de julio del 2022, el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Séptimo Circuito negó a Winkcler Ortiz, un amparo correspondiente para ser reinstalada como fiscal general estatal veracruzano. Sin embargo, el proyecto elaborado por el magistrado Octavio Ramos, justificaba que hubo serias violaciones a los derechos humanos del ex funcionario, fue desechado por mayoría de votos.

¿QUIÉN ES JORGE WINCKLER ORTIZ?

Antes de ser funcionario estatal, Winckler Ortiz fungió como abogado particular de Miguel Ángel Yunes Linares, director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), del 1 de diciembre de 2006 al 22 de febrero del 2010, durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, así como gobernador de Veracruz, del 1 de diciembre del 2016 al 30 de noviembre del 2018.

Ocupó la titularidad de la Fiscalía General veracruzana a finales del 2016, al ser amigo personal del entonces mandatario estatal, Miguel Ángel Yunes Linares, tras la renuncia del entonces fiscal Luis Ángel Bravo Contreras, quien venía desempeñando el cargo desde la administración de Javier Duarte de Ochoa.

El ex fiscal estatal veracruzano es Licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), además de maestro en Derecho Procesal Penal por el Centro Universitario Latino Veracruz, y cuenta, también, con la Maestría en Derecho Corporativo, impartida por la Escuela Libre de Derecho de la ciudad de Veracruz.

La última aparición pública de Winckler Ortiz fue el 3 de septiembre del 2019, durante una conferencia de prensa en la cual aseguró ser “perseguido político”. Minutos antes, diputados locales veracruzanos determinaron separarlo de manera definitiva como fiscal general estatal, debido a que supeustamente no había acreditado los exámenes de control y confianza.

“SOY PERSEGUIDO POLÍTICO”, AFIRMA WINCKLER; GOBERNADOR CONFIRMA 2 ÓRDENES DE APREHENSIÓN CONTRA FISCAL VERACRUZANO

El 23 de septiembre del 2019, Verónica Hernández Giadans, entonces encargada de despacho de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz, confirmó la orden de aprehensión en contra el ex titular de dicha institución, Jorge Winckler Ortiz, por el presunto delito de privación ilegal de la libertad, en su modalidad de secuestro.

“Efectivamente el oficio que circula es real, es cierto lo expidió un juez y nosotros estamos atendiendo”, indicó la funcionaria estatal, ex directora Jurídica de la Secretaría de Gobierno veracruzana, quien aseguró que por secrecía de las investigaciones la información que se puede hacer pública “es poca”, pero también porque busca impedir hacer un “show mediático”.

“Estamos atendiendo eso, yo de la procuración de justicia no haré show mediático. No tenemos información, ni registro de datos reales y yo no voy a dar una información que esté equivocada, finalmente sería mi palabra y no me atrevo, en este momento se está analizando”, expuso Hernández Giadans.

Un Juez de Control del penal de Pacho Viejo giró una orden de aprehensión contra Winckler Ortiz, así como del ex fiscal Especializado en Personas Desaparecidas, y actual Fiscal Regional, Luis Eduardo Coronel Gamboa, además del Fiscal Anticorrupción, Marcos Even Torres Zamudio.

Asimismo, el juzgador local giró órdenes de aprehensión por el caso de Francisco “N”, ex chofer del entonces fiscal general Luis Ángel Bravo Contreras, y a quien supuestamente privaron de la libertad para que diera datos sobre el paradero de su ex jefe, quien después fue detenido.

Además, se inició la búsqueda de los Policías Ministeriales Roberto Mora Mil, Sergio García Celis y Uriel Rodrigo González, elementos cercanos a Winckler Ortiz, el fiscal general estatal, quien fue separado del cargo -entonces se decía que de manera provisional-, por supuestamente carecer de exámenes de confianza.

Por su parte, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez expresó que aunque no podía revelar datos, por la presunción de inocencia y el debido proceso, si podía decir que el ex fiscal general estatal tenía en su contra dos órdenes de aprehensión.

“JAMÁS HE COMETIDO DELITO ALGUNO”, AFIRMA WINCKLER ORTIZ

El 23 de septiembre del 2019, el ex fiscal general veracruzano, Jorge Winckler Ortiz aseguró que jamás había cometido delito alguno, en relación con las supuestas acusaciones que pesan en su contra y cuatro trabajadores más de la FGE de Veracruz, por desaparición forzada, privación de la libertad, incomunicación y tortura.

A través de una carta, Winckler Ortiz aseguró que los delitos que se le quieren imputar nunca existieron, ya que el denunciante, “extrabajador de la Fiscalía, quien fuera jefe de Ayudantes del Fiscal General de Javier Duarte [de Ochoa], Luis Ángel Bravo Contreras”, no estuvo detenido, ni privado de su libertad.

En el documento, el ex funcionario estatal especificó que, incluso, la noche en la que se encontraba supuestamente “secuestrado” el denunciante, un actuario federal logró certificar en un documento, “que incluso tiene la firma de la supuesta víctima”, que no se encontraba detenido, ni privado de su libertad, y que señaló no haber sido objeto de tortura.

“Aunado a lo anterior, existe firme un ‘No’ ejercicio de la acción penal con relación a los hechos, que torna ilegal la pretensión de pretender imputarme con relación a los mismos hechos en una Carpeta de Investigación diversa, de conformidad con lo establecido por el artículo 255 del Código Nacional de Procedimiento Penales”, afirmó Winckler Ortiz.

El ex fiscal veracruzano consideró que todo se trataba de una persecución política en la que el ex gobernador Duarte de Ochoa está inmiscuido, además de que consideró que las acusaciones en su contra eran falsas, “por lo que estoy convencido de que la verdad terminará por imponerse”.

Por su parte, el ex gobernador Duarte de Ochoa escribió en su cuenta de la red social Twitter, que el ex fiscal estatal “va ahora va a entender a que me refería con Paciencia, Prudencia, Verbal Continencia, Dominio de Ciencia, Presencia o Ausencia según Conveniencia”, y le sugirió a Winckler Ortiz “que su patrón [Miguel Ángel] #Yunes [Linares] deje de redactarle sus cartitas. #NiPerdónNiOlvido”, tuiteó.

LA DESTITUCIÓN DE WINCKLER ORTIZ

El 4 de septiembre del 2019, después de la destitución temporal de Winckler Ortiz como titular de la Fiscalía General del Estado de Veracruz, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que su Gobierno era respetuoso de las autonomías de otros poderes y fiscalías estatales.

“Esto no solo se dio en Veracruz, sino en todos lados. Es una práctica que viene, desgraciadamente, de lejos. No hay autonomía de los poderes, el gobernador sigue siendo ‘el poder de los poderes’”, señaló el mandatario nacional,

Durante su conferencia de prensa, el titular del Poder Ejecutivo Federal indicó que no se tenía el propósito de intervenir para quitar a funcionarios públicos de organismos independientes y autónomos.

“Consideramos de que cometieron errores en el pasado porque se nombraron ‘fiscales a modo’, los cuales fueron propuestos por los gobernadores para que les garantizaran impunidad, además de que había intereses políticos”, abundó el político tabasqueño.

López Obrador señaló que la destitución de Winckler Ortiz fue decisión del Congreso local, local tras una confrontación entre las autoridades estatales y dicho fiscal, quien fue heredado por el anterior gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares.

El presidente de la República indicó que este es un asunto de justicia muy grave, por lo que se presentaría formalmente una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR).

“Yo no soy un delincuente, estoy avalado no sólo a nivel nacional sino a nivel internacional por agencias norteamericanas. Yo sigo trabajando, sigo siendo el fiscal general del estado de Veracruz”, aseveró el fiscal de general del estado de Veracruz, tras ser removido de su cargo de forma temporal.

Durante una conferencia de prensa anunció que tras la decisión de la Diputación Permanente del Congreso local, interpondría todos los recursos que la Ley le permite para impedir una ilegalidad que atenta en contra de nuestra Constitución y de la vida democrática, no sólo de Veracruz sino de todo México, ya que de no hacerlo sería cobarde de su parte, abundó.

Winckler Ortiz señaló que dicho acto de los diputados, en su mayoría del partido Morena, no gozaba del respaldo del presidente López Obrador, ya que un día antes remitió la carpeta de investigación integrada por el acto terrorista perpetrado en el bar Caballo Blanco de Coatzacoalcos, para lo que se reunió con autoridades federales.

“Les informé que en la mañana de ayer le compartí al gobernador, en una investigación llevada por la FGE, donde prácticamente les entregué un expediente resuelto. Yo estoy seguro que el expediente lo resolverán con los datos que les aportamos”, detalló Winckler Ortiz.

Durante la sesión ordinaria llevada a cabo el 3 de septiembre del 2019, y tras un acuerdo de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), la mayoría de los legisladores locales del Congreso de Veracruz decidieron remover de forma temporal, a Winckler Ortiz, de su cargo como titular de la Fiscalía General del Estado de Veracruz.

Los diputados locales argumentaron que Winckler Ortiz presuntamente incumplió con el mandato constitucional de contar con certificación, revalidación y registro para continuar en el cargo. En su lugar fue designada Verónica Hernández Giadáns, quien rindió protesta como encargada de despacho de la FGE ante la LXV Legislatura, y que hasta un día antes se desempeñaba como directora jurídica de la Secretaría de Gobierno estatal.

El grupo legislativo del Partido Acción Nacional (PAN) calificó la destitución de Winckler Ortiz como un “albazo”, afirmando que el proceso legislativo fue ilegal, debido que un fiscal estatal sólo puede ser destituido por un juicio de procedencia o un juicio político.

Asimismo, los diputados panistas advirtieron que se cometió un delito federal, porque acusaron, además, que el proceso de destitución temporal del cargo de Winckler Ortiz no se llevó a cabo conforme a la ley y que no fue registrado el número de votos que avaló dicha decisión.

La destitución temporal de Winckler Ortiz se dió en medio de la disputa con el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, quien lo acusó de tener nexos y encubrir a integrantes del crimen organizado. Después del ataque al bar “Caballo Blanco” en Coatzacoalcos, el presidente López Obrador, dijo que en este y otros casos, se debe investigar si hubo contubernio entre autoridades y delincuentes.

Comentarios

Tipo de Cambio