BCS, noveno lugar en homicidio doloso

BCS se ubica en 9no en registro de homicidio doloso, mayo ha sido el más violento del 2022 hasta el momento
Edición Impresa martes, 5 julio, 2022 12:00 PM

El Semáforo Delictivo del mes de mayo colocó en alerta los indicadores delictivos correspondientes a narcomenudeo, extorsión, robo a negocio, lesiones dolosas, violación y violencia familiar

Santos, de 31 años y Annel Oralia, de 21, fueron atacados a balazos pasadas las 06:00 horas del jueves 23 de junio por un comando armado en las calles Uruguay, entre Perú y Las Américas, de la colonia Las Américas en el municipio de La Paz.

La pareja fue atacada por sicarios que les dispararon en más 30 ocasiones con armas calibre 9 milímetros. Por lo menos siete impactos de bala dieron en los cristales del automóvil en el que viajaban. Se reportaron con lesiones en rodilla, cuello y rostro por parte del masculino, y lesiones en rostro de entrada y salida en la fémina.

En su Informe 2022, actualizado al 31 de mayo, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública establece que en homicidio doloso, Baja California Sur se ubica en el noveno lugar a nivel nacional, con 4.18 asesinatos por cada 100 mil habitantes; en feminicidio, ocupa el octavo lugar de los estados con más crímenes de mujeres a sangre fría; tiene el lugar 23 en secuestros y el cuarto en extorsiones, con  6.45 por cada 100 mil habitantes, sólo por debajo de Zacatecas (13.91), Ciudad de México (11.03) y Colima (6.80).

Durante los primeros días de junio, dos jovencitas fueron atacadas por hombres armados en sus domicilios, ambas golpeadas en la búsqueda de droga por grupos de sicarios.

Aproximadamente a las 02:30 horas del 7 de junio, en la calle Ángel Matteotti, entre Ignacio Allende y Benito Juárez de la colonia Roma, un grupo armado irrumpió en la casa de Nohemí, de 20 años. Familiares refieren que los sicarios entraron a la fuerza en busca de droga y, al no conseguir su cometido, tomaron presa a la joven y huyeron.

Nohemí fue abandonada en una brecha de la colonia Mezquitito, al Sur de La Paz, encontrada brutalmente golpeada y con ambas piernas fracturadas.

Otro ataque se dio a las 04:00 horas del 8 de junio, cuando Ileana fue atacada en su vivienda ubicada en Residencial del Mar. La víctima dijo a los oficiales que escuchó ruidos en la puerta de la entrada, allí observó a dos hombres que daban “marrazos” a la puerta, al violar la cerradura la tomaron del cabello y la llevaron a una de las habitaciones.

Refuerzan vigilancia en zona rural de Los Cabos con presencia de tres órdenes de Gobierno

En total, ingresaron cuatro individuos armados que empezaron a golpearla para que dijera

“dónde está la droga”, sin embargo, les indicó que ni siquiera consumía, por lo que continuaron golpeándola e interrogando, hasta que entre ellos dijeron que se habían equivocado, por lo que decidieron huir a bordo de una camionera tipo Honda Odyssey color gris, informó a los oficiales de la Municipal.

 

INDICADORES DEL DELITO EN ALERTA

El Semáforo Delictivo del mes de mayo colocó en alerta algunos indicadores delictivos, como narcomenudeo, la extorsión, homicidios dolosos, robo a negocio, lesiones dolosas, violación y violencia familiar.

Para el Consejo Ciudadano de Atención a Víctimas del Delito, el secreto del éxito de los gobiernos para reducir los índices de criminalidad, está relacionado con la participación ciudadana a través de la prevención con comités vecinales. Actividad que se ha dejado de lado, por lo que este grupo hace un llamado urgente a “abrir mayores espacios a la participación ciudadana, fomentando la organización vecinal e incorporando a la ciudadanía en programas efectivos de prevención del delito”.

El robo a casa habitación y a negocio, así como el de vehículos, son de los principales delitos que preocupan a la ciudadanía, al cometerse con mayor regularidad y pueden reducirse si se contempla a los pobladores en la estrategia de contención.

Sin embargo, en 2022  ha estado en la mira de los ciudadanos, y es que con el impacto de la pandemia, cuando los sudcalifornianos cuidan más de su patrimonio, los amantes de lo ajeno no respetan.

“Los índices de criminalidad en el Estado mantienen un nivel constante al alza. Los delitos que más laceran a la ciudadanía, relacionados con la violencia y la afectación patrimonial, son, en términos generales, prevenibles. Esto es un indicativo de la incapacidad oficial en materia de prevención, disuasión y detección del delito”, comentó Arturo Rubio Ruiz, representante legal del Consejo Ciudadano de Atención a Víctimas del Delito.

No sólo se trata de dar recorridos sin sentido por las colonias de la ciudad, sino que verdaderamente haya una estrategia generada por expertos, no se requiere de académicos estrategas, sino de oficiales preparados para prevenir el delito y no sólo castigar a los responsables. Se pretende que, quienes impartan justicia, sean los funcionarios públicos capacitados para ejercer todo el peso de la Ley, no así oficiales que puedan prevenir el delito de manera inteligente.

“Carecemos en la esfera institucional, de auténticos policías de vocación y carrera profesional, en los altos mandos policiales que se han reservado a representantes de las fuerzas castrenses, que no necesariamente conocen la realidad de la entidad ni cuentan con el perfil para el encargo”, afirmó Arturo Rubio.

Para el organismo ciudadano que representa, las corporaciones dedicadas a prevenir el delito están atadas de manos, pues son incapaces de prevenir; fueron diseñadas y conducidas para reaccionar a los hechos criminales y no prevenirlos, es por ello que siempre se opta por comprar armamento, patrullas y demás equipamiento para combatir la delincuencia y no se invierte en la preparación de los agentes.

“A nivel local, es tradicional la incapacidad de las corporaciones policiales en materia de prevención y detección del delito. Se prioriza la compra de vehículos e insumos sobre la inversión en capacitación del estado de fuerza, generando así cuerpos policiales ineficientes y altamente corruptibles. Se ha recurrido a la Federación en busca de apoyo y solución, pero el aporte recibido se traduce en un incremento significativo de fuerzas castrenses, que a un alto costo para el contribuyente, no han alcanzado las expectativas que su presencia generó entre los gobernados”, manifestó Rubio Ruiz.

Los propios servidores públicos integrados en la Mesa de Seguridad Pública, que abordan los delitos cometidos en los cinco municipios de BCS, siempre hablan de cómo detener a los presuntos miembros de la delincuencia organizada o desarticular bandas dedicadas al robo o secuestro. Sin embargo, poco se dice de prevenir esos delitos, la plática siempre se centra en delitos consumados.

“Necesitamos urgentemente un plan de acción que responda a la problemática de inseguridad que nos agobia, y la respuesta está en la Inteligencia. Debe el Ejecutivo estatal, ajustar su programa de seguridad pública, con un enfoque prioritario en la prevención detección y disuasión del delito”, dijo el representante legal del Consejo

Ciudadano.

 

LA PAZ, DE MAL EN PEOR

Mucho ha dado de qué hablar la grabación en video de por lo menos dos jóvenes, aparentemente menores de edad, que se enfrentan a puños contra policías de La Paz en pleno Malecón costero.

De los jóvenes en short, uno con playera blanca y otro roja, el de blanco es el más violento. Se aprecia que tira de dos a tres golpes al rostro de los oficiales, las imágenes no sólo quedaron en video, sino a la vista de decenas de personas que circulaban por la zona.

El Ayuntamiento de La Paz anunció medidas para sancionar a un menor de edad detenido por agredir a los oficiales: “La jueza encontró culpable al joven agresor de esta falta administrativa, quien será sancionado con reparación de daños y terapias psicológicas en el Centro de Integración Juvenil (CIJ)”.

Robos, violación, violencia familiar, narcomenudeo y homicidios las principales preocupaciones en BCS

“El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo sostiene que no hay fenómeno que constituya condición necesaria o suficiente de la violencia y el delito, pero sí factores que aumentan el riesgo o agravan la vulnerabilidad de las sociedades. La escasa legitimidad del Estado y los conflictos armados (factores políticos); los usos sociales que implican el consumo de drogas y alcohol, así como el porte de armas; las pautas culturales que toleran la violencia y la ineficacia e ineficiencia de las instituciones encargadas de la seguridad y la justicia”, denunció Arturo Rubio Ruiz.

El grave error reside en las autoridades, que tratan de minimizar los problemas. En el caso de La Paz, la alcaldesa Milena Quiroga expresó que la Capital, comparando su administración con la anterior, ha reducido los indicadores del delito. Pero el robo en todas sus modalidades sigue al alza. De enero a mayo de 2021 se cometieron 986, entre robos a casa habitación, a negocio, auto, maquinaria y transeúnte; mientras que en el año en curso, a mayo, sumaron mil 030 robos; esto es, un aumento del 4.46%.

En lo que refiere a delitos sexuales, como violación, abuso y acoso, en 2021 se cometieron 124 registros y de enero a mayo de 2022, 179 (incremento de 44.35%).

“Comparando con 2021, que es el año que tiene unas condiciones similares, 2019, 2020 y 2021, hemos bajado los incidentes delictivos con este nuevo sector que iniciamos de Forjadores hacia La Fuente, Valle del Mezquite, Perlas del Golfo, Península Sur. Ahí dividimos el sector para tener mejor cobertura, pusimos más elementos, una comandancia, una estación de radio”, afirmó Milena Quiroga Romero.

Según la alcaldesa, el que haya presencia policial a través de una comandancia no es una forma de reducir los delitos, aunque reconoce que hacen falta elementos de seguridad para vigilar las calles. Por lo tanto, se lanzó una convocatoria para enlistar más policías, pero el presupuesto no será suficiente para atender la demanda.

“La comandancia no es una forma de garantizar que se reduzcan los delitos ni la infraestructura en una colonia, no lo es. Es la presencia de los elementos. La infraestructura es para que sean un punto de encuentro, para poder tener el centro de control, una celda preventiva, y esas ya están cubiertas en cada uno de los sectores. La estrategia es reforzar con personal, con unidades, para tener una acción más cercana en los sectores y colonias”, comunicó la presidente municipal a través de los medios informativos.

Por años, las áreas operativas como Servicios Públicos Municipales y el Organismo

Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento

(OOMSAPAS) de La Paz han sido víctimas de ladrones. Incluso el propio Ayuntamiento de La Paz es víctima constante de los amantes de lo ajeno, con el robo de cableado eléctrico de alumbrado público. No se ha detenido a los responsables, menos aún, prevenir esas prácticas.

“Me he topado mucho en Pino Payas que está todo prendido, y a veces voy y está todo apagado, lo reporto y resulta que alguien bajó el switch, lo mismo en Padre Kino, fue muy recurrente, volvían a reparar y al siguiente día y de nuevo bajaban switch, y encontramos que hay un modus operandi donde van, bajan el switch. Cuando no había respuesta pronta con las luces apagadas, a los dos tres días ya no había cable, y a los dos, tres días, ya no había lámparas, era como hormiga”, concluyó Quiroga Romero.

 

PROFESIONALES DE CARRERA

Según los estándares internacionales un país o región, se debe contar con al menos 1.8 policías por cada mil habitantes. En Baja California Sur hay 0.6, de acuerdo con el

Censo Nacional de Seguridad Pública Estatal 2021.

Supuestamente, el Censo manifiesta que el 100% de los policías preventivos cuentan con Certificado Único Policial (CUP), que “acredita a los policías y oficiales de guarda y custodia del sistema penitenciario aptos para ingresar o permanecer en las instituciones de seguridad pública y que cuentan con los conocimientos, el perfil, habilidades y aptitudes necesarias para el desempeño de su cargo”, indica el informe.

Pero la realidad es distinta. Desde la elaboración de un Informe Policial Homologado (IPH) en el lugar de los hechos, cómo resguardar una escena del crimen o cómo actuar en un incidente, evidencian la falta de preparación. Y no es su culpa, así fueron entrenados, para reaccionar y no para prevenir. Se buscaba intimidar al delincuente sin recurrir a estrategias.

“Necesitamos encargar la solución del problema a los verdaderos profesionales de la materia y, si no hay en el Estado, traerlos, aunque no sean afines al grupo en el poder.

Debemos romper el círculo vicioso de incompetencia, incapacidad, complacencia, corruptelas y complicidad entre los grupos criminales y las fuerzas del orden”, urgió el

Consejo Ciudadano de Atención a Víctimas del Delito.

En las dos últimas administraciones, la Mesa de Seguridad Estatal ha optado por mandos militares a las corporaciones civiles, ante la infiltración del crimen organizado en las altas esferas policiales. Hasta ahí se dejó la preparación de nuevos mandos, con la conformidad de que uno de la Secretaría de Marina brinda mayor confianza a los ciudadanos, pero se requiere que -así se planeó al inicio- fuerzas civiles sean manejadas por mandos civiles, pero con policías de carrera.

“Poner al frente de las corporaciones a policías de carrera, expertos en la materia y, a partir de los planes y programas ya establecidos por organismos internacionales, elaborar un diagnóstico real y objetivo, a partir del cual se emprenda un proyecto integral interinstitucional, multidisciplinario, focalizado en especialización y especificación, con metas a inmediato, mediano y largo plazo, priorizando la prevención, disuasión y detección del delito”, exhortó Arturo Rubio Ruiz desde el Consejo Ciudadano de Atención a Víctimas del Delito.

Comentarios

Tipo de Cambio