Acribillado, ex policía operador de cártel

Edición Impresa lunes, 18 julio, 2022 12:00 PM

La racha de inseguridad continúa en Ensenada con el asesinato de un ex agente de la corporación municipal de Tijuana, el cual se suma a los 106 casos de homicidios violentos perpetrados al 12 de julio

Los crímenes de alto impacto siguen en aumento en Ensenada, donde la cifra de homicidios casi se duplicó en menos de tres meses: de 58 casos registrados hasta el 4 de mayo, los ataques aumentaron a 108 hasta el 13 de julio.

Julio Gabriel Preciado Ochoa, ex policía municipal de Tijuana señalado de traficar para el Cártel Arellano Félix (CAF) desde 2012, fue asesinado a tiros al salir de un restaurante en plena zona turística de Ensenada el domingo 10 de julio, sobre la calle Ryerson y Virgilio Uribe, a la misma hora y a sólo dos cuadras del malecón donde el domingo 3 acribillaron a Jaime Alexis Camarillo Mendoza, alias “El Doctor”.

Además de los nexos con el crimen organizado, entre los antecedentes penales de Preciado Ochoa aparece una denuncia civil por un problema hipotecario.

Los resultados de la Agencia Estatal de Investigación en Baja California, reflejan un cambio en sus resultados en el puerto, donde los agentes han manifestado un aumento en la carga laboral, debido a que se espera un segundo mega operativo en Tijuana, para el cual varios elementos de Ensenada fueron trasladados a ese municipio.

Para dar con los perpetradores del homicidio, se activó un operativo en el cual participó la Secretaría de Marina (Semar) con un helicóptero que sobrevoló la zona sur de la ciudad sin resultado alguno.

Conforme a datos recabados en el lugar, los atacantes estuvieron vigilando a sus víctimas desde el interior del restaurante, después huyeron por un camino sin salida, frente al establecimiento Cuatro Vientos.

“Los responsables son gente de Tijuana, ellos entraron al negocio, lo ubicaron e hicieron el trabajo y se dieron vuelta, por eso dejaron el carro en la salida Norte de Ensenada”, indicó uno de los agentes.

Hace diez años, el agente Preciado fue identificado por el entonces Consejo Estatal de Seguridad en las actividades de los cárteles como reclutador de policías. Hay elementos que en su momento declararon estar bajo amenaza y otros tantos comprados en sus servicios de calle.

Entre el 19 de julio y el 13 de agosto de 2012, el ex municipal ofreció dinero y amenazó para intentar liberar a algunos conocidos narcomenudistas detenidos en posesión de marihuana, y la captura de una banda de polleros procedentes de Nayarit.

Los delincuentes apresados empezaron a hablar, y el nombre de Julio Gabriel Preciado Ochoa fue la constante en las declaraciones, incluidas las de los traficantes y adictos detenidos en operativos en Tijuana.

 

SOSPECHAN DE POLICÍAS EN ATAQUE DE EL PORVENIR

María Isabel Barajas Rentería, de 27 años de edad, hermana del agente del Grupo de Homicidios de la Fiscalía General del Estado (FGE), Esteban Barajas, perdió la vida una semana después de la agresión registrada en la delegación El Porvenir, en el Valle de Guadalupe.

La mortal agresión sucedió el domingo 3 de julio a las 18:39 horas y se investiga bajo el número de incidentes 22505-2022.

De acuerdo con los hechos, dos sujetos dispararon en contra de cuatro personas en Calle Principal y Tercera; en el lugar quedaron sin vida dos hombres identificados como José Luis Tortoledo Pérez e Isaac Javier Guevara.

Al Hospital General fueron trasladadas con lesiones a causas de proyectil de arma de fuego, María del Santa Bocanegra Arredondo, de 82 años, quien presentaba lesión en abdomen con un rozón en la cabeza; además de María Isabel Barajas, quien murió la madrugada del sábado 8 de julio por una lesión en la cabeza y un impacto en la espalda.

Alrededor del área se recolectaron indicios balísticos calibres .223 y .40.

Hubo un tercer lesionado -un hombre de 50 años-, quien se retiró por sus propios medios.

Los presuntos responsables del ataque se dieron a la fuga en un vehículo Cherokee blanco con vidrios polarizados, el cual se localizó incinerado horas más tarde, cerca de la vinícola El Cielo. 

Como parte de las investigaciones, se tienen indicios de que elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) podrían estar involucrados en el atentado, ya que esa corporación localizó la unidad en una zona abandonada y de difícil acceso.

Contrario a lo que marca la Ley, los oficiales elaboraron un Informe Policial Homologado en vez de dar parte a la FGE y remolcaron el vehículo a un depósito municipal en Ensenada.

Sólo notificaron que el carro había participado en “sucesos relevantes en la región”. La Fiscalía lleva a cabo las diligencias para recuperar la unidad.

En la carpeta de investigación se señala a los fallecidos en ese incidente como traficantes de droga en la zona, por lo que la familia del agente Barajas es considerada víctima colateral.

Días antes del triple homicidio, la camioneta fue interceptada por policías municipales porque los ocupantes circulaban a exceso de velocidad y les levantaron una infracción.

Comentarios

Tipo de Cambio