Comisión de la Verdad por “guerra sucia” accederá a archivos e instalaciones militares, anuncia AMLO

Foto: Cuartoscuro
Destacados miércoles, 22 junio, 2022 7:04 PM

Durante un evento, realizado el 22 de junio del 2022, y encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador en el Campo Militar Número 1, en la Ciudad de México, el Gobierno Federal abrió las instalaciones y archivos militares relacionados con la llamada “guerra sucia”, a la Comisión para el Acceso a la Verdad, el Esclarecimiento Histórico y el Impulso a la Justicia de los Hechos Ocurridos entre 1965 y 1990.

Entre protestas y consignas de familiares de personas desaparecidas, el mandatario nacional dijo que esta apertura se trata de un “acto de esperanza”, mismo que busca cerrar la etapa “de una historia negra de sufrimiento y represión”. Asimismo, aseguró que el general Luis Cresencio Sandoval González, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), demostró su lealtad al cumplir las instrucciones de abrir las puertas del Campo Militar Número 1 y de dar acceso a todos los archivos que en este se encuentren, además de permitir que se haga toda la investigación que sea necesaria para conocer la verdad.

“Es un acto de reconciliación nacional que necesitamos, tenemos que conocer la verdad, que haya justicia para que no se repitan actos oprobiosos, para que no vuelva a haber represión, autoritarismo, en nuestro país”, aseguró el titular del Poder Ejecutivo Federal, quien atribuyó que los casos que “han manchado” a las Fuerzas Armadas están relacionados con órdenes recibidas por los gobiernos civiles. Además, comentó que no existe una cúpula militar que pertenezca a la oligarquía de este país.

El mandatario nacional adelantó que, a pesar de su autonomía, invitará a la Fiscalía General de la República (FGR) a sumarse a los trabajos de dicha Comisión. Sin embargo, mientras el titular de la SEDENA daba su discurso, familiares de personas desaparecidas le gritaron “¡vivos se los llevaron, vivos los queremos!, “Ni perdón ni olvido, castigo a los asesinos”, “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, “¡Queremos justicia!”.

“No queremos que esto quede en la superficie, no queremos la simulación, queremos ir al fondo con la participación de todas y de todos. Va a haber también la participación de la Fiscalía, aunque es un órgano autónomo, respetuosamente le vamos a pedir que participe, que trabaje en este grupo, en este equipo”, afirmó López Obrador.

Mientras que el mando militar afirmó que las Fuerzas Armadas tienen el compromiso de contribuir a la búsqueda de la verdad respecto a los hechos que marcaron un hito como los movimiento estudiantes de 1968 y 1971, así como los movimientos sociales de Guerrero. Asimismo, aseguró que para el caso Ayotzinapa, la SEDENA hizo entrega de 18 mil 845 fojas de evidencia documental, y ha participado en reuniones con los padres de los normalistas y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

En su turno, Alejandro Encinas Rodríguez, titular de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), pidió a la FGR reabrir 245 carpetas de investigación relacionadas con la Guerra Sucia en México, periodo entre los 60 y principios de los 90 donde el Estado mexicano aplicó medidas para disolver movimientos de oposición política.

“El camino hacia la reconciliación se construye con verdad y justicia, para ello requerimos que la Fiscalía General de la República acompañe este esfuerzo y reactive las 245 carpetas de investigación sobre la Guerra Sucia que hoy duermen ‘el sueño de los justos'”, dijo Encinas Rodríguez, al presentar el inicio de los trabajos de la Comisión, que fue creada oficialmente el 7 de octubre de 2021, al publicarse en el Diario de la Federación (DOF).

El subsecretario anunció que se convocará a personal en funciones y retirado para rendir testimonio sobre la Guerra Sucia. Para ello se realizarán reconocimiento, búsqueda e investigaciones en lugares e instalaciones militares, donde se presuma que se hayan cometido violaciones graves a los derechos humanos, entre ellos, la Ciudad de México, Chihuahua, Nuevo León, Sinaloa, Jalisco, Guerrero y Oaxaca. Asimismo, según dijo el funcionario federal, se revisarán los archivos de la Secretaría de la Defensa Nacional y el Estado Mayor Presidencial, entre otras instituciones.

Encinas Rodríguez detalló que el evento se realizó en el Campo Militar 1-A, lugar en donde hace 46 años se instaló la llamada “Brigada Blanca”, integrada por elementos de la Dirección General de Seguridad de la SEGOB, de la entonces Policía Judicial Federal y la Policía Militar, y en donde, hace 51 años, se implementó el operativo “Telaraña”, para desarticular las guerrillas encabezas por Genaro Vázquez Rojas y Lucio Cabañas Barrientos.

Por su parte, Micaela Cabañas Ayala, hija del guerrillero Lucio Cabañas Barrientos, recordó la vida de su padre como activista normalista en Guerrero y que el 2 de diciembre de 1974 murió asesinado a manos del Ejército. “Después de muchas luchas de la familia, se logró recuperar el cuerpo”, manifestó, agregando que tiene confianza en la nueva Comisión.

También participio Alicia de los Río Merino, hija de la guerrillera Alicia de los Río Merino y militante de la Liga Comunista 23 de septiembre, quien recordó que su madre fue detenida 5 de enero de 1978 por elementos de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) y trasladada al Campo Militar Número 1, después a la Base Naval Militar Número 7. Desde entonces está desaparecida.

“El caso de mi madre es uno de los más de mil casos de desapariciones por motivos políticos perpetrados entre 1975 y 1990, en una mayoría se cometieron con un mismo patrón: detenciones y traslados a instalaciones militares de diferentes lugares del país”, manifestó De los Río Merino, quien también eñaló que tras años de exigirlo, al fin se abre el Campo Militar Número 1, donde se interrogó, torturó y mutiló a cientos de sus familiares.

“Aquí fueron desaparecidas y desaparecidos […] Desde esa base despegaba un avión que realizaba los vuelos de la muerte entre las costas de Guerrero y de Oaxaca. Mi madre es uno de los más de mil casos de desapariciones por motivos políticos perpetrados entre 1965 y 1990”, sostuvo la hija de la guerrillera de la Liga Comunista 23 de septiembre.

“A partir de las investigaciones deberán conocerse las cadenas de mando que participaron en los crímenes de lesa humanidad”, exigió De los Río Merino, quien también pidió al presidente López Obrador que se sume la Fiscalía General de la República en la investigaciones. “En este país no habrá verdad, sin justicia, y sin justicia tampoco podrá haber paz”, exclamó.

“Es agraviante pensar que puedan poner en el mismo nivel a los familiares y los caídos de un lado y de otro. La disparidad del poder fue lo que oprimió y desapareció y mató a muchísima personas en ese tiempo”, dijo Tania Ramírez Hernández, hija de Rafael Ramírez Duarte, visto por última vez aquí en el Campo Militar donde se realizó el evento.

Comentarios

Tipo de Cambio