417 delitos más que en 2021

Edición Impresa martes, 14 junio, 2022 12:00 PM

Aumentan crímenes de alto impacto en BCS, secuestro, robo, violación, violencia familiar y feminicidio en alerta. Asociaciones urgen atención inmediata de los tres niveles de gobierno

Baja California Sur se encuentra en el peor momento de la historia en los indicadores de delitos de alto impacto. De once crímenes que mide la organización civil Semáforo Delictivo, siete están en Rojo, tres en Amarillo y sólo uno en Verde durante abril de 2022.

Los semáforos encendidos en luz roja son secuestro, narcomenudeo, robo a negocio, lesiones, violación, violencia familiar y feminicidio; en Amarillo, extorsión, robo a vehículo y robo a casa habitación; sólo el delito de homicidio aparece en Verde.

Los delitos registrados en los primeros cuatro meses de 2021 sumaron 5 mil 998, mientras que, de enero a abril del año en curso, fueron 6 mil 415, marcando una diferencia de 417 carpetas de investigación más que en el mismo periodo del año pasado.

José Aramburo de 49 años, fue agredido por encapuchados al interior de su domicilio en La Fuente en La Paz el pasado 02 de junio

“Es preocupante la ruta que está tomando el Estado en cuanto al incremento de delitos, si comparamos el mes de enero de este año, contra abril, que es el último mes que considera el Secretariado Nacional de Seguridad Pública, se advierte un incremento en los delitos en general de 21% en delitos de alto impacto. Sin duda preocupa y debe ocupar a los gobiernos de los tres niveles, no vamos por buena ruta”, definió a ZETA un miembro del Consejo Ciudadano por la Seguridad Pública y Justicia Penal.

En lo que refiere a delitos de alto impacto, los indicadores no andan nada bien para el Gobierno del Estado de Baja California Sur. En enero se cometieron 552 delitos, 512 en febrero, 647 en marzo y 668 en abril, durante el primer mes a comparación de abril de este año; hay una diferencia de 116 carpetas de investigación de alto impacto, siendo un 21% el aumento de la delincuencia.

Sin duda también es un indicador del incremento de la violencia, pues la organización Semáforo Delictivo mide y compara los crímenes más violentos, aquellos que más afectan a los ciudadanos y realmente generan un efecto en comunidad civil, empresarial y política.

Para el gobernador Víctor Castro Cosío, los indicadores del delito están en su mejor momento, incluso presumió que las carpetas de homicidio se redujeron a cero en mayo, aunque el 31 de mayo se registró el homicidio de un profesor de 80 años encontrado sin vida en una habitación de hotel en la Zona Centro de La Paz.

“En Baja California Sur, de verdad estoy muy contento que el mes de mayo lo hayamos cerrado sin ningún homicidio doloso, eso no significa que no trabajemos en robo a casa habitación, ha descendido mucho en el Estado”, informaría Castro.

Noemí Anahí H de 20 años, fue encontrada tirada en una brecha en La Paz con ambas piernas fracturadas

Los datos recibidos a través de miembros de la Mesa Estatal de Seguridad Pública, es que se encuentran en alerta por el notable incremento en la incidencia delictiva; se ha instruido incrementar la vigilancia en la Zona Centro de La Paz, las colonias de Los Cabos, el área rural de Comondú y Mulegé, y en Loreto incrementaron la presencia en las zonas de mayor afluencia, incluso encarecidamente se solicitó la participación de la Guardia Nacional para contener la violencia.

Según el mandatario estatal, los indicadores aumentaron debido a la tasa por cada 100 mil habitantes, sin embargo, la comparación que está haciendo ZETA es Baja California Sur contra Baja California Sur, respecto al mismo periodo de 2021 contra 2022, así como mes con mes de este año.

“El asunto de nosotros es que nos aumenta por los 100 mil habitantes, es la tasa, y eso no justifica que tengamos a diario el análisis de las Mesas de Seguridad y hay todo un sistema operativo”, afirmó Víctor Castro.

 

LEVANTÓN, TORTURA Y FRACTURA

La violencia está incontenible en Baja California Sur, particularmente en la Capital, donde la delincuencia organizada se ha apropiado de las calles y casas de los paceños, entrando a los domicilios de las personas para golpearlos o levantarlos.

Alrededor de las 02:30 horas del martes 7 de junio, un grupo de maleantes ingresaron a la fuerza al domicilio ubicado en Ángel Matteotti entre Juárez y Allende, donde privaron de la libertad a Noemí Anahí “H”, de 20 años.

Al entrar al domicilio, y de acuerdo con la propia víctima, uno de los agresores le preguntó “dónde está la droga”, al tiempo que le lanzaron golpes y empujones; así fue sacada de su vivienda y subida a una camioneta.

“Refiere la víctima que se encontraba dentro de su domicilio de la colonia Roma, municipio de La Paz, cuando llegó un grupo de personas, al parecer armadas, se metieron a la fuerza a la casa y supuestamente buscaban drogas, la subieron a la fuerza a un vehículo, desconoce marca y modelo, por lo asustada”, refirió un oficial de la Policía Municipal de La Paz.

La joven fue encontrada a ocho kilómetros, tirada sobre el camino de terracería El Bledal; en el trayecto fue torturada, golpeada en diferentes partes del cuerpo, particularmente en sus piernas.

Los oficiales primeros respondientes reportaron que la joven presentaba fractura de ambas piernas, con graves lesiones de las rodillas a los pies. “En su relato manifiesta que después de golpearla continuamente, la llevan a una brecha de las inmediaciones de El Mezquitito, que conecta con la carretera a Los Planes, hasta que fue localizada tendida sobre la arena alrededor de las cinco de la mañana y trasladada por una ambulancia de Grupo Calafia a las 05:30 al Hospital Juan María de Salvatierra”, añadió el agente.

Respecto a delitos de desaparición forzada, Víctor Castro hizo una invitación a las bandas de delincuencia organizada que se dedican a levantar y desaparecer personas, diciéndoles que “se olviden de ellas” y “si tienen cuentas pendientes, que lo arreglen”.

Tienda asaltada en el Fraccionamiento Camino Real por 4 hombres con máscaras de payaso fuertemente armados

Mientras el gobernador celebró que en mayo no hubo registro de homicidios dolosos, el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO) reportó que en el quinto mes del año hubo nueve personas desaparecidas y no localizadas.

Se trata de siete hombres y una mujer de La Paz, mientras que en Los Cabos hay registro de un hombre desaparecido.

“Hemos vivido episodios muy negros, y uno de esos, es la desaparición forzada, sea por la causa que sea, así que no justifico de ningún modo y llamo a todos los que hacen este tipo de prácticas, se olviden de ellas, si tienen algunas cuentas pendientes, pues que lo arreglen los tribunales y ya, en caso de que así sea”, expresó el mandatario.

Considerando las lesiones ocasionadas a la joven de 20 años privada de su libertad y abandonada con las piernas fracturadas, en el registro de lesiones dolosas contra mujeres del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, BCS ocupa el tercer lugar. En el indicador de presuntas víctimas mujeres de lesiones dolosas por cada 100 mil mujeres, se lesionó a 55.3 sudcalifornianas entre enero y abril de 2022, sólo por debajo de estados como Campeche y Guanajuato, con 120.2 y 64.9, respectivamente.

“Basta de violencia contra las mujeres, exigimos al gobernador que ponga mayor atención, no porque no estén siendo asesinadas las víctimas, no se investigue y se llegue a fondo de esto, por el contrario: deben buscar a los responsables y sacarlos de las calles, el temor sigue vigente, se enojan en Gobierno si les pedimos a las familias que se cuide y protejan a sus hijas, que porque es muy alarmista, pero lo que no saben es que es más alarmista saber que hay golpeadores de mujeres libres e impunes”, denunció una de las voces de Colectivas Feministas de Baja California Sur.

La colectiva feminista Pitahayas RadFem, externaron su preocupación por la “atenta invitación” del gobernador a delincuentes y secuestradores. Aseguran que al Estado le falta autoridad para detener los delitos, tachando de “ridículo” el llamado que Castro Cosío extendió ante los medios de comunicación.

“La solución del gobernador es invitar a los secuestradores, violadores y feminicidas a que dejen de hacer estas prácticas, mucho caso le van a hacer, seguramente. No se confunda, don góber, esto no es la asamblea de la escuela. ¿Qué sigue? ¿Ponerles un reporte, mandarlos a prefectura, mandar llamar a sus papás, suspenderlos?”, cuestionaron desde Pitahayas RadFem.

El jueves 2 de junio, un nuevo caso en el que encapuchados ingresaron alrededor de las 04:00 horas a un domicilio y golpearon a su ocupante, sucedió en las calles Cerrada Los Bledales entre Viento y Sol, Colonia La Fuente de La Paz.

La víctima fue José Arámburo, de 49 años, a quien también le fueron fracturadas las piernas e infligieron múltiples heridas en el rostro.

 

SIN PREVENCIÓN DEL DELITO

Son pocos los ciudadanos que alzan la voz contra la delincuencia, son más los que se hacen de la vista gorda por la pérdida de tiempo y desconfianza en la autoridad, pues en Baja California Sur, el 90.9 de los delitos no se denuncian por las razones antes descritas. Así lo evidenció la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2021.

Los ciudadanos no confían en sus instituciones, y las instituciones carecen de esa proximidad con el pueblo. A la fecha las personas confían más en las Fuerzas Armadas, no así en Ministerios Públicos, Policía Ministerial y Municipal.. La sociedad civil organizada es vital para la cercanía con las personas.

“Los gobiernos necesitan trabajar de la mano, fortalecer la prevención de los delitos en las colonias, la delincuencia se ha asentado en los municipios de Baja California Sur y esto tiene mucho que ver con la poca participación ciudadana, desde denunciar, hasta lo más importante en la colaboración con las instituciones. Los programas municipales no son fuertes ni empáticos con los ciudadanos, ahí está el error”, señaló un miembro del Consejo Ciudadano por la Seguridad Pública y Justicia Penal.

De no haber acercamiento con las personas, será muy complicado que las autoridades capturen a los responsables de la comisión de un delito. Como bien refiere el Consejo Ciudadano por la Seguridad Pública y Justicia Penal, los comités ciudadanos son la llave para la prevención del delito, al ser quienes conocen cómo se cometen los delitos, por dónde y, en muchos de los casos, quiénes los perpetraron.

“Los directores de Seguridad Pública Municipal, entiendo son Marinos, y ellos no están diseñados para la prevención de los delitos, son más reaccionarios, atacar los delitos y no prevenirlos. Tenemos que salir de las oficinas e ir directamente a las colonias para conocer el sentir de los pobladores”, afirmó el presentante del Consejo Ciudadano.

Prevenir un delito debe ser prioridad para los gobiernos, así lo reconoce la sociedad civil organizada, pues existen estrategias comprobadas para evitar e inhibir la presencia de delincuentes; tal vez una de las principales, es la presencia policial en las colonias, que sólo se logra con recorridos de vigilancia.

El acompañamiento de la autoridad con el ciudadano en los comités vecinales resulta crucial, pues si las instituciones atienden esta parte y los vecinos se organizan, podrían hacer el trabajo de vigilancia de la autoridad, pero sólo si se brinda la inducción correcta.

“El trabajo de los regidores y diputados es muy importante, traen sus compromisos en colonias y distritos, deben trabajar en equipamiento de las policías, que cuenten con unidades suficientes para los patrullajes. A veces vemos que una patrulla se ocupa de todo un sector, que considera muchas colonias y es insuficiente la carga de gasolina. Se deben priorizar los recorridos policiacos para inhibir el delito”, puntualizó el miembro ciudadano por la Seguridad Pública y Justicia Penal.

Comentarios

Tipo de Cambio