Varios frentes (y uno más)

Foto: Internet/El AIFA no termina de "despegar"
Opinionez lunes, 9 mayo, 2022 12:00 PM

De Trez en Trez

 

 

 

Uno.- Como si no tuviera varios “frentes abiertos” que le han acarreado desde disgustos personales, enfrentamientos con sus cercanos, críticas, tropezones políticos y otras situaciones adversas, el mandatario agregó otro asunto de suma importancia, pero en mal momento: Otra Reforma Educativa, después de la pandemia y en el cuarto año de su gobierno.

En efecto, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), el Tren Maya, la reforma energética, el enfrentamiento entre su ex consejero Jurídico Julio Scherer y Alejandro Gertz Manero (inexplicablemente aún Fiscal General de la República), la carrera por la presidencia que el mismo Presidente abrió, la inflación cercana al 8%, la iniciativa para otra reforma electoral, la intención de entregar a la Guardia Nacional a un mando militar, las próximas elecciones en 6 estados en junio, son algunos de los “frentes” en los que AMLO batalla.

Ni qué agregar de los problemas que se han convertido en “clásicos” por su larga duración y el impacto entre sus gobernados: La violencia que no para, los miles de muertos aquí y allá, la corrupción, la impunidad, la narcodelincuencia operando a lo ancho y largo del país, las mismas consecuencias de la pandemia, la inseguridad… en fin, los problemas que el país ha padecido desde hace tiempo, sin ser ya, no digamos resueltos, ni siquiera disminuidos.

Doz.- El AIFA no termina de “despegar”, ha sido necesario un “decretazo” para mover operaciones a ese aeropuerto inaugurado al vapor e incompleto; ambientalistas han conseguido por la vía judicial varias suspensiones provisionales en el tramo 5 del Tren Maya. Aunque ha dicho “yo no me meto”, es claro que el pleito Scherer/Gertz (con otros involucrados) lo afecta directa e indirectamente; pero sostiene en su puesto a Gertz Manero. Sus “corcholatas” en busca de la silla en 2024 se ponen zancadillas, al tiempo que lo llena de halagos y se someten a él.

En la Consulta de Revocación de Mandato del 10 de abril, solo logró que votaran 16,502,636 de un total de 92,823,216 en lista nominal; apenas un 17.77% de participación ciudadana, muy lejos del 40% necesario para que el resultado fuera vinculatorio. Luego la oposición tuvo un destello, le paró la reforma energética; seguro eso no complació al Presidente López Obrador.

Y ahora la misma oposición, aprovechando su momento de brillo, le anuncia que su pretendida reforma electoral no pasará. Dicha iniciativa propone transformar al INE en el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas, eliminar los plurinominales, desaparecer los Organismos Públicos Locales y reducir el financiamiento a partidos políticos; la elección por voto ciudadano a propuesta del gobierno federal de 7 consejeros, no 11 como en la actualidad. PRI, PAN, PRD ya se aprestan a no dejar pasarla.

En cuanto a la Guardia Nacional, de nueva cuenta se ve involucrada en la muerte de un joven estudiante en Irapuato, Guanajuato. Lo que aumenta las dudas sobre la preparación de sus elementos, la capacitación para resolver problemas más bien de tipo policiaco, el uso de la fuerza y el manejo de armas. Aun así, AMLO insiste en pasarla a Sedena.

Trez.- No tiene, pues, López Obrador mucho tiempo de tranquilidad y paz; lo anterior y los problemas casi típicos de nuestro país le están cobrando factura; en ocasiones luce cansado, irritable, molesto, como queriendo acabar ya con lo que tanto buscó.

Y para acabar de completar el cuadro, anunció con la SEP la implementación de un nuevo modelo educativo que AMLO había vislumbrado desde antes de tomar posesión de su cargo, luego de haber derogado la “mal llamada reforma educativa” de EPN. Pero lo hace en su cuarto año de gobierno y precisamente después de dos años de pandemia y de que las escuelas estuvieron cerradas, lo que ocasionó -sin duda- un atraso como nunca se había presentado en la educación de la niñez y juventud de nuestro país.

La educación a distancia que se implementó de emergencia no funcionó igual para todo el alumnado del país, tampoco para los docentes, y propició un aumento en la deserción escolar, además de ocasionar problemas emocionales entre los niños, niñas, jóvenes y padres de familia. No es una prioridad, pues se deberían atender las consecuencias de la pandemia (aún presente) en lugar de ensayar otro modelo, seguramente adaptado de otros países.

Habrá que ver cuándo y cómo se implementa esta nueva reforma porque su puesta en marcha habrá de impactar la organización escolar, las categorías de los docentes, las asignaturas, las horas de clase, los ingresos y los derechos de los docentes. Implica también una gran inversión de dinero que buena falta hace a todos en esto difíciles tiempos; por lo demás, tampoco hay seguridad de que tendrá continuación una vez concluido el mandato de AMLO.

El tema es harto importante y seguro lo abordaremos en próximas ocasiones.

P.D.- Se cumplió un año del desplome de la línea 12 del Metro en CDMX. 26 muertos, decenas de lesionados, cero responsables sentenciados, Ebrard, Sheinbaum, Serranía, como si nada. Slim pagando indemnizaciones y tapando al gobierno. Nada de claridad, todo de impunidad.

 

Óscar Hernández Espinoza es egresado de la Facultad de Derecho por la UABC y es profesor de Cultura de la Legalidad y de Formación Cívica y Ética en Tijuana.

Correo: profeohe@hotmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio