Empedernido

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón
Espectáculoz lunes, 9 mayo, 2022 12:00 PM

Con 97 años de edad y centenas de obras realizadas, como “Macbeth”, “Otelo” y “La Celestina”, el ícono de la llamada Época de Oro del Cine Mexicano, Ignacio López Tarso, renueva sus votos de amor por el teatro tras la pausa sanitaria, misma que retó al histrión a montar escena vía streaming, y reafirmar su fidelidad por las tablas, a la cuales dedica su reciente “Leonardo y la Máquina de Volar” junto a su hijo, el actor Juan Ignacio Aranda.

“Dos años y medio con todos los teatros cerrados… estaba desesperado, me provocaba un estado de ánimo de rabia, me dolía estar sin él”, expresó el actor, quien en la dramaturgia encuentra su fascinación, misma que ha compartido por España y Grecia, con representaciones de “Tirano Banderas” y “Galileo Galilei”, de Bertolt Brecht.

“Me encanta el teatro; a pesar de que muchas veces se hace de una manera improvisada, lo disfruto, y el público es un estímulo maravilloso”, señaló López Tarso, quien planea consolidar su interpretación en streaming.

“He aprendido la nueva manera de comunicarte con el público, he hecho seis obras y tengo otras grabadas para lo virtual, el teatro de mentiritas, que le dicen; pero no, también ahí entregamos todo”, agregó el protagonista de las adaptaciones de “Macario”, “Quijote”, y “El canto del cisne”, quien en breve desarrollará la historia del personaje de independencia, la Güera Rodríguez, a lado de Susana Alexander.

Cabe señalar que el histrión realizó dos presentaciones en Baja California, lugar que gozó: “Llegué a los 97 años con gran entusiasmo por el teatro y con la posibilidad de seguir disfrutando de él. Eso me ha sostenido, hacer lo que me gusta, desde los ensayos y primeras lecturas. Sigo gozando de todo, de la carretera a Tijuana, Mexicali, La Rumorosa…”, abundó el histrión mexicano, quien inauguró el Teatro del Seguro Social de Tijuana en 1962.

Comentarios

Tipo de Cambio