Debanhi (Segunda parte)

Foto: Archivo
Opinionez lunes, 16 mayo, 2022 12:00 PM

¨No se perdona nunca bastante, pero se olvida demasiado”.

-Sophie Soymonof de Swetchine

 

Como es del conocimiento, el padre de Debanhi Escobar, Mario Escobar, confirmó a los diversos medios de comunicación que el cuerpo encontrado en una cisterna de agua abandonada dentro de las instalaciones del Motel Nueva Castilla, en el Estado de Nuevo León, es de su hija.

“Por creer en la Fiscalía pido perdón a mi familia… fueron muchos días y la Fiscalía no hizo su trabajo correctamente”. El reclamo que el padre de Debanhi realizó nació porque el motel fue el primer lugar donde las autoridades buscaron a la joven, y no fue hasta que el personal del establecimiento notifico de un olor fétido en una de las alcantarillas, por lo que las autoridades pudieron hallar el cuerpo.

La Fiscalía de Nuevo León no pidió ayuda Federal para esclarecer los hechos que causaron el homicidio o la muerte de la joven Debanhi. Fue Ricardo Mejía, subsecretario de Seguridad Ciudadana en el Gobierno de Andrés López Obrador, quien confirmó que la Fiscalía de Nuevo León, no solicito intervención Federal en el caso de Debanhi Escobar.

El día de antier, miércoles 11 de mayo, se anunció que las autoridades catean de nueva cuenta por sexta ocasión el motel, en donde se aprecia que Debanhi aparece en distintos videos. Fue el gobernador del Estado de Nuevo León, Samuel García, quien le exigió a la Fiscalía de su Estado que revelen los diversos videos, fotos y evidencias en el caso de Debanhi.

El gobernador del Estado de Nuevo León exhortó a la Fiscalía General que dé a conocer el minuto a minuto de los videos y evidencias en el caso de Debanhi y comentó al respecto: “Lo que quiero es comunicarles que, tanto el papá como su servidor, toda la ciudadanía y los colectivos, tienen derecho a saber qué pasó y cómo pasó; y es por eso que los exhorto respetuosamente para que den a conocer a la brevedad posible el minuto a minuto de los videos y se dé a conocer que hay en esa investigación para que la verdad salga a relucir. Porque el papa de Debanhi y toda la ciudadanía tienen derecho a saber que sucedió”.

En general podemos afirmar que todos los ciudadanos nos encontramos sumamente consternados con el curso de esta investigación en torno al homicidio de Debanhi, que deja más dudas, que situaciones debidamente esclarecidas. Aunque se trata de una investigación, dada la trascendencia, que ha hecho de este asunto una noticia de interés nacional, sostenemos que la indagatoria que se aperturó con motivo de esta terrible muerte de Debanhi deja muchas dudas y suspicacias. Por ejemplo, ya se le practicó la necropsia y aparentemente la causa de la muerte fue un Traumatismo Craneocefálico severo; pero no se dice qué instrumento u objeto es el que produjo dicho traumatismo ni qué dimensiones tuvo el mismo.

Igualmente resulta inexplicable que después de varios cateos realizados al Motel Nueva Castilla, haya sido el personal del motel que diera aviso a las autoridades de un olor fétido, que no era otra cosa que la descomposición orgánica del cadáver, surgiendo la pregunta: ¿Cómo es posible que el personal de periciales no haya practicado una inspección en donde se encontraban dichas fosas? ¿Cómo es que diversos instrumentos y objetos que ella tenía se hayan desprendido de su cuerpo?

Igual puede decirse con la diligencia de la declaración del taxista que ella tomó al salir de la fiesta y que la dejó virtualmente frente al motel, y cuestionar cómo y por qué no notificó a sus superiores lo que ocurría, tomando en cuenta que su pasajero era una persona joven y una dama. Lejos de hacer este acto, se detiene para sacar una fotografía que aparentemente es la última que se le tomó en vida a Debanhi; y se retira tranquilamente del lugar, abandonado por cierto, ya que se trata de una carretera y los pocos negocios que hay en la zona están cerrados, por la hora en que ocurrieron los hechos.

Es pues otra muestra de la grave incapacidad que tienen las Fiscalías en todos los estados de la república: personal poco capacitado, mal pagado; superiores jerárquicos ineficientes e insuficientes… y es al tiempo otro factor más y desafortunadamente muy importante, que pone de relieve por qué la impunidad campea sobre la justicia.

 

Benigno Licea González es doctor en Derecho Constitucional y Derecho Penal. Fue presidente del Colegio de Abogados “Emilio Rabasa”.

Correo: liceagb@yahoo.com.mx

Comentarios

Tipo de Cambio