“Cuando salí de Cuba…”

Foto: Internet
Opinionez lunes, 16 mayo, 2022 12:00 PM

De Trez en Trez

 

 

 

Uno.- En plena pandemia, a los médicos, enfermeras y personal de salud, se les reconoció como héroes por enfrentar al COVID-19 aún a riesgo de sus propias vidas y las de sus familiares; el Seguro Popular estaba desmantelado, el Insabi no daba pie con bola y el gobierno federal seguía minimizando al mortal virus. Ahora -y por segunda vez- se anuncia la contratación de 500 médicos cubanos, cuando los “héroes” mexicanos han sido despedidos.

Por segunda ocasión, también los Colegios, Asociaciones y Federaciones de Médicos Especialistas han manifestado su desacuerdo con tal medida y aseguran que no son necesarios los doctores cubanos, pues en nuestro país existen suficientes “con probada preparación y con pleno conocimiento de la idiosincrasia de la población de este país… Por lo que decidimos manifestar nuestra profunda desaprobación y enérgica protesta ante lo que consideramos una falta grave contra los profesionales de la salud de México”. (Decía su desplegado del 13 de junio de 2020).

Ahora, mayo de 2022, luego del anuncio hecho por el Presidente López Obrador al regreso de su viaje a Cuba de contratar de nueva cuenta a 500 médicos cubanos, el Colegio de Medicina Interna de México desaprueba esa medida y argumenta que “…los médicos extranjeros no reúnen las competencias requeridas y no cuentan con las funciones debidamente especificadas, así como con los requisitos establecidos por las leyes vigentes y el aval de los colegios de profesionistas”.

“Consideramos que de manera injusta se les ha relegado (a los mexicanos), privilegiando a médicos extranjeros, desconociendo también la capacidad académica de nuestras Universidades”, manifestaron por escrito los miembros del Colegio.

Por su parte, el director de la Facultad de Medicina de la UNAM, Germán Fajardo Dolci, en su cuenta de Twitter afirmó: “México produce muy buenos y suficientes médico(a)s, urgen mejores condiciones en el internado médico, servicio social y trabajo digno para médicos generales. No necesitamos importar médicos”. En clara referencia a la medida anunciada por AMLO.

Doz.- En abril de 2020, el gobierno federal convocó a médicos enfermeras y a todo el personal de la salud para sumarse a la lucha contra el Covid-19. Se presentaron seis mil candidatos, contrataron tres mil; en aquella fecha el secretario de Salud, Jorge Alcocer, precisó a su vez que los interesados para integrarse al sistema público de salud eran seis mil 548, entre los que se incluían: 204 especialistas: 82 anestesiólogos, 3 infectólogos, 15 intensivistas, 46 internistas, 10 neumólogos y 48 urgenciólogos. Además, dijo que 12 mil 544 enfermeras generales habían mostrado interés en sumarse al sistema público de salud, así como 61 especialistas.

Para esas fechas, en México 125 personas habían perdido la vida por COVID-19, y se tenían apenas dos mil 439 casos confirmados y seis mil 295 sospechosos. Muy lejos de las terribles 324 mil muertes reconocidas oficialmente hasta el miércoles por la 4T, y de las más de 626 mil víctimas que dio a conocer la Organización Mundial de la Salud la semana pasada, corrigiéndole la plana al gobierno de AMLO, evidenciando un exceso de mortalidad y un mal manejo de la pandemia.

Desde ese entonces, el trabajo de los médicos mexicanos fue arduo, con largas jornadas, con escasez de equipo, con la desesperación y la frustración de ver morir a miles… con muertos entre los mismos médicos, enfermeros y distinto personal sanitario.

Por ello, fueron reconocidos como héroes. Sin embargo, conforme iba transcurriendo la pandemia, también inexplicablemente fueron despedidos, a pesar de que se les había asegurado un trabajo estable a cambio de sus servicios. No ha sido así. Ahora miles enfrentan desempleo, falta de oportunidades y un trato injusto.

Trez.– El médico cirujano por la UNAM, especialista y analista en temas de salud pública, Xavier Tello (@StratCons), se refiere a la contratación de médicos cubanos y resume: El “Convenio en Salud” con cuba es un TRIPLE DESPROPÓSITO: 1. Médicos Generales “entrenándose” en Cuba 2. Médicos cubanos en México 3. Vacuna “Abdalá para niños”. Y lo expone en un “hilo” (https://twitter.com/StratCons/status/1523664960567582722?t=XaKrNeRmzi1EbZUaKz-eDw&s=08) en Twitter. Consúltelo.

En otra colaboración anterior nos preguntábamos: ¿A qué va AMLO a Cuba? He aquí parte de la respuesta: A profesar su admiración personal al régimen cubano, a recibir una pistola que Francisco I. Madero había regalado al General Francisco Villa que le devolvió Díaz-Canel; a concertar una ayuda millonaria no al pueblo de Cuba, sino al régimen cubano a través de la contratación de médicos (quienes reciben una mínima parte) y de la compra de la vacuna Abdalá para aplicarla a niños en México, cuando hasta ahora, la única autorizada para tal efecto es la de Pfizer.

De nuevo la ideología sobre las políticas públicas en beneficio de los habitantes de este país; en este caso, relacionadas con la salud. Otro asunto más que se le sigue haciendo bolas al gobierno federal.

P.D.- Primero los “convocó, luego los contrató temporalmente, los llamó “héroes” y luego… los despidió. Ahora vuelve a relegarlos.

P.D.2.- Nos vemos dentro de dos semanas.

 

Óscar Hernández Espinoza es egresado de la Facultad de Derecho por la UABC y es profesor de Cultura de la Legalidad y de Formación Cívica y Ética en Tijuana.

Correo: profeohe@hotmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio