2022 en BC: 115 menores y 96 mujeres desaparecidas

Foto: Archivo
Edición Impresa lunes, 2 mayo, 2022 12:00 PM

Entre noviembre de 2019 y abril de 2021,

en Baja California se reportaron 4 mil

182 personas “desaparecidas no

localizadas”; de las cuales 693 son

menores de edad y 509 son mujeres

mayores de 18 años. Los padres de las

víctimas exigen trabajo y resultados a la

FGE y a la Comisión. También piden

analizar el cambio de protocolos de

denuncia y búsqueda, porque las

primeras 48 horas son determinantes

en la búsqueda de desaparecidos

“Queremos apoyo, que se pongan a trabajar y que nos escuchen, porque la vida de nuestros hijos es importante”, reclamó la señora Zury Rodríguez, madre de Estefany Ramos, desaparecida el 27 de noviembre de 2021.

Suman más de 14 mil 400 desaparecidos no localizados en Baja California en 16 años. De ese total, 683 son personas desaparecieron entre el 1 de enero y el 18 de abril del presente 2022 y siguen ausentes; de éstos no encontrados, 96 son mujeres y 115 menores de edad.

Sin embargo, el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO), únicamente reporta mil 246 víctimas por este delito en el estado.

Como cifra paralela, entre el 2009 y el 2021, en total 200 fosas clandestinas han sido encontradas en el estado: 90 en Tijuana; 52 en Ensenada; 38 en Mexicali; 13 en San Quintín; 6 en Tecate; y una en Rosarito. El año 2021 fue en el que más fosas se localizaron, un total de 62.

Como parte de los hallazgos en fosas, se han iniciado 180 carpetas de investigación: 73 en Tijuana; 51 en Ensenada; 38 en Mexicali; 11 en San Quintín; 6 en Tecate y una en Rosarito. Esto de acuerdo a las cifras dadas por la Fiscalía General del Estado de Baja California, en respuesta a una solicitud de transparencia hecha por la Asociación Civil Elementa DDHH.

En el mismo reporte, la FGE reconoce ante Elementa: 13 mil 763 desaparecidos no localizado entre enero del 2007 y noviembre del 2021; 7 mil 298 hombres, 3 mil 465 mujeres; y 3 mil de sexo indeterminado.

Foto: Luis Gerardo Andrade

Adicionalmente, la Fiscalía informó a ZETA que en lo que va del presente año 868 personas fueron reportadas como desaparecidas, de las cuales 185 fueron encontradas y el resto siguen ausentes.

De acuerdo a las estadísticas de la Fiscalía de Unidades Especializadas, encabezada por la licenciada Denisse Hernández Chacón, entre noviembre de 2019 y abril de 2021, un total de 7 mil 731 personas fueron reportadas como desaparecidas: 4 mil 182 continúan como no localizadas; 693 de los no ubicados son menores de edad; 509 son mujeres mayores de 18 años; y 298 son varones mayores de edad.

Pero incluso estas cifras se quedan cortas frente a la realidad, porque muchos de los casos de desaparición de Tecate, San Felipe y San Quintín, no son atendidos ni registrados por Fiscalía de Unidades Especializadas, sino por la regionales, que llevan estadísticas independientes.

La Fiscal Hernández aseguró que incorporar los municipios restantes, es un objetivo de la actual administración, pero aún no sucede.

“Aniah, no estamos enojados contigo, regresa; queremos lo mejor para ti”, fue el mensaje que Carlos Valencia, padre de la adolescente, de apellidos Valencia Silva, de 13 años de edad, con doble nacionalidad, quien fue vista por última vez el 26 de abril al salir de su domicilio ubicado en calle Vista Bonita, en Otay Vista, Tijuana, pidió que ZETA replicara.

El hombre se manifestó angustiado porque, asegura, la Fiscalía no está buscando a su hija, aunque publicó una Alerta Ámber el miércoles 27 de abril. Del total de desaparecidos este año en Baja California, 179 han sido menores de edad y 155 continúan sin ser localizados.

 

CINCO MESES SIN LA MENOR ESTEFANY RAMOS

El año pasado, también se denunció la desaparición de 734 menores de edad, de los cuales, 378 continúan sin ser localizados. Una de ellos fue Estefany Ramos Rodríguez, quien actualmente tiene 17 años, pero desapareció cuando tenía 16, el 27 de noviembre del 2021; la última vez que fue vista fue en su lugar de trabajo: restaurante “Héctor´s” en la calle 8 y Constitución de Tijuana.

“… no sabemos qué paso después, han sido cinco largos meses de angustia, de terror, de una pesadilla, es mi hija mayor, pero es una menor de edad, siento que las autoridades no la buscaron rápido”, dijo su madre, Zury Rodríguez.

“Ella desapareció el sábado, me dijeron que me tenía que esperar 71 horas; y el lunes puse el reporte en CAPEA como desaparecida, me asignan un agente, a los dos días me hablan y me dicen que no era mi agente, entonces pasan 5 días. Yo seguí buscándola en área – laboral- y me dijeron que no sabían que ella estaba desaparecida y en su trabajo la verdad, me dieron versiones diferentes”.

“Yo lo que le pido a la fiscalía es que le pongan atención a mi caso… se cumplen cinco meses de una larga espera, me ha cambiado la vida totalmente, no puedo dejar de pensar en ella.  ¿Qué paso con ella?, ¿por qué no la buscan?, ¿cuánto tiempo más tengo que esperar? Siempre me dicen que el agente salió de vacaciones, que no está, que no tiene nada nuevo”.

“Hablaron de unos videos donde no se ve salir del lugar, pero no hay más información. A las personas que la vieron por última vez sólo las entrevistaron una vez; dijeron que salió y cruzó la calle, pero en los videos no se ve eso”.

“Yo quisiera saber qué es lo que investigan, porque en casi todos los casos, lo que yo me he dado cuenta es que los familiares realizamos nuestra propia investigación, y aun así, no quieren agarrar las pruebas, porque dicen: ‘si nosotros no lo investigamos, entonces no fue’. ¿Pero qué están haciendo?, ¿qué están investigando ellos?, me pregunto”, concluyó la madre.

 

TANIA RIVERA Y CIENTOS DE MUJERES DESAPARECIDAS

Entre noviembre de 2019 y abril de 2022, 509 mujeres han desaparecido en Baja California sin ser localizadas. 256 de estas desapariciones se denunciaron en el 2021, el mismo año en que empezó la angustia de la señora Laura Paulina García.

“Yo busco a mi hija Tania Rivera, ella desapareció el 21 de abril del 2021, en Rosarito, vivía en la colonia Morelos, en casa de la suegra y tenía 3 meses de embarazo”, dijo la señora García.

“No sé nada de ella, ni llamada anónima ni nada. La suegra me dice que ella la vio salir, que le dijo: ‘suegra, ya me voy con mi mamá’. Ella preguntó: ¿ya le hablaste? Y respondió ‘sí, ya le hablé’”.

“Toda la mañana estuvimos mensajeando. En el último mensaje que recibí de ella, nos dijo: ‘los amo mamá’; y el 21 de este mes cumple un año ya que no está con nosotros. Sí es una desesperación no saber nada de ella, más porque llevaba un bebé en su vientre”.

“La señora no me habló hasta el día 23 de abril, para preguntarme si mi hija estaba conmigo y decirme que se había ido desde el miércoles, fue cuando yo me empecé a mover para buscarla, a poner la denuncia. Aquí –Tijuana-, no me hicieron caso, me mandaron a Rosarito y estuve yendo durante tres meses seguidos para que me hicieran caso, pero nada más mandaron declarar a la suegra y a la cuñada, y al muchacho me dijeron que no lo podían mandar llamar para declarar”.

— ¿Ya la buscó la Fiscalía en aquella zona?

“Nosotros hemos hecho dos búsquedas: el año pasado y éste, y nada. La señora -suegra-, dice que no sabe nada, el muchacho -la pareja de su hija-, igual, no me ha dado la cara, él estaba detenido en el otro lado, y hasta ahora no se ha sabido nada de él”.

Foto: Rosario Mosso.- Colectivo preparándose para una búsqueda

“Yo les he dicho ¿por qué no mandan a declarar al muchacho?, y lo único que me dicen es que no se puede, porque no fue violencia familiar, que fue por desaparecida, -y por violencia-, sólo ella puede poner la denuncia”.

— ¿Él estaba aquí cuando ella desapareció?

“En los mensajes, ella me decía que iba a venir, pero no sé si vino o no”.

— ¿Qué fue lo último que le dijo la autoridad?

“Que el año pasado, 26 de marzo, él vino y se cruzó para allá le día 29, él se quedó 5 días aquí supuestamente, pero en los mensajes que mi hija me mandó me dijo que él iba a venir a la casa de su mamá”.

 

HOMBRES NO LOCALIZADOS: TRES AÑOS SIN ERICK CARRILLO

Esta misma semana, el lunes 25 de abril, los familiares de Kevin Moreno de 20 años -quien desapareció el sábado 25 de marzo cuando salió de su trabajo como guardia en el centro nocturno “Shorts”, en la calzada L. Montejano-, se manifestaron frente a las oficinas de la FGE Mexicali, porque no han informado avances de la búsqueda; exigieron resultados, declararon temor y expusieron públicamente su dolor.

Precisamente, los desaparecidos localizados más recientemente fueron hombres y en Tijuana: Gregorio Sandoval fue reportado el 25 de abril y localizado el mismo día, no existen más detalles; pero Diego Emanuel Cháirez Ortiz -cuya desaparición se denunció el 25 de marzo-, se localizó sin vida el 5 de abril, con 2 lesiones en la cabeza, al parecer provocadas por arma de fuego.

Las estadísticas oficiales evidencian que el 71 por ciento de las víctimas de desaparición son hombres mayores de 18 años. Erick Carillo desapareció el 31 de mayo de 2019, y desde entonces su padre lo ha buscado prácticamente todos los días; integró un colectivo de búsqueda que lleva su nombre, y ayuda a otros padres para rastrear a sus hijos.

“Se van a cumplir tres años de la desaparición de mi hijo Erick, cuando desapareció contaba con 16 años de edad, es ciudadano americano tenía dos trabajos en Estados Unidos, viajaba dos veces al año a Tijuana a visitar a sus hermanos y su mamá, yo lo visitaba en San Diego”, recordó Eddy Carrillo.

“Vino a celebrar el cumpleaños de su mamá y apoyarla hacer su casa, tenía dinero guardado. No pudo venir el 10 de mayo y llegó el día 29 de mayo, a llevar a comer mariscos a su mamá”.

“El 30 estuvieron ayudando a construir la casa, el 31 se fue son sus amigos al malecón; llega a las 11:00, lo invitaron a más lugares, se va al bar El Karma donde está conviviendo con disque amigos, o amigos de la infancia. A las 6:30 aparece el último video donde él salió de las instalaciones del bar, se ve que está unos 25 minutos platicando y se va 50 metros en la misma cuadra a una casa con una guitarra a seguir tomando, y de ahí se pierde cualquier imagen de él”.

“La Fiscalía en Baja California no me ha dicho nada, ha sido una inepta en el caso. Todo lo que está en la carpeta de investigación lo he encontrado por mi cuenta. Ahorita ya se venció la fecha para que la FGE se declare incompetente y se mande el oficio a la FGR”.

— ¿Y Usted cree que en la Federación va a tener mayor avance?

“No creo. Tenemos compañeros con sus carpetas federales y no veo avances en ningún caso, ninguna persona localizada con vida o sin vida”.

Foto: Rosario Mosso.- Lic. Denisse Hernández Chacón, Fiscalía de Unidades Especializadas

EL DESORDEN EN LA FISCALÍA

Actualmente, la FGE de Baja California no está en posibilidad de manejar estadísticas reales de los desaparecidos, de los localizados, de las fosas y de los hallazgos.

Primero: 3 de los 6 municipios están fuera de la jurisdicción de la Fiscalía de Unidades Especializadas; y segundo: Ensenada, Mexicali y Tijuana no manejan la estadística con el mismo protocolo, situaciones que la Fiscal Hernández aseguró ya empezaron a corregir”.

— ¿Los cuerpos que localizaban enterrados no los clasificaban, ni contaban como homicidios dolosos?

“Era un tema de la anterior administración, fue un tema que ya se tocó, y con la finalidad de dar el nombre correcto a lo que es. Evidentemente, si es un cuerpo que está inhumado pues sería un homicidio doloso, la persona no pudo por su propio pie entra ahí, la lógica lo indica. También, si se localiza que la persona estaba maniatada, pues evidentemente no se va a tratar de una muerte natural”.

“Lo único que sí, cuando se localizan restos óseos, que están como a la intemperie, que no tienen ningún tipo de ataduras ni nada, pues ahí se haría cargo homicidios culposos, que podría ser una persona que se perdió haciendo senderismo y no pudiéramos determinar que fue una muerte violenta”.

— ¿Cuándo se hizo el cambio?

“Fue de una junta que tuvimos hace dos semanas. Es una reciente indicación, con la intención de dar a conocer los datos reales: si es doloso se investiga como tal, y si no tenemos datos de violencia de inicio se iría como un homicidio culposo. Si el ADN lo tenemos registrado, esa carpeta de investigación se atrae con nosotros, para ver si fue algún tipo de privación ilegal de la libertad y si en realidad se cometió un delito”.

Denisse Hernández Chacón informó también que se está creando un área de “Análisis de Contexto” en la Unidad de Desaparecidos: “El protocolo de búsqueda nos obliga a tener este grupo, pero no se tenía. Ahora ya nos asignaron partida. Serán expertos que se encargarían de apoyar al Ministerio Público para saber cuáles son las zonas donde hay más frecuentes delitos, el ambiente en que la víctima se relacionaba y que pueda generar líneas de investigación”.

— Ustedes trabajan con los colectivos de padres. ¿Son ellos los que más encuentran desaparecidos?

“Depende. También nosotros, con búsquedas en base a investigación”, replicó Hernández Chacón, aunque no dio cifras, pero refirió los dos casos más recientes.

 

LOCALIZADOS CON INVESTIGACIÓN

El pasado 18 de abril, tras seis meses de investigación, la FGE obtuvo la vinculación a proceso de Janeth Berenice “N”, y Carlos Iván “N”, por su presunta participación en los delitos de desaparición cometida por particulares agravada y homicidio.

Gabriel Keiki Lani desapareció el 5 de noviembre de 2021; la última vez que se le ve es en el domicilio de Carlos Iván “N”, en la calle Cabo San Lucas de la colonia Buenos Aires Sur en Tijuana. Su vecino, y amigo de la infancia, ese día lo privó de la libertad en compañía de la mujer, por unas horas; posteriormente lo asesinan, y lo inhuman dentro de uno de los cuartos, adentro de un bote azul, le ponen capas de ropa y cal, todo frente a testigos, “al parecer hubo un tema relacionado con drogas”.

La desaparición la reporta la madre. Empezaron la investigación y localizaron a dos testigos presenciales, quienes por tema de amenazas se habían negado a declarar, con esa información solicitan y obtienen la orden de cateo cinco meses después, el 9 de abril del 2022.

Carlos Iván “N” los recibió; le preguntaron y negó saber dónde estaba la víctima, con lo que se configuró en su contra el delito de “desaparición por su intento de ocultar el paradero”, y lo detienen en flagrancia delictiva por esconder información. Cuando ingresaron, los agentes encontraron varias personas en posesión de dosis de marihuana y cristal; incluida Janeth Berenice “N”, quien ya había sido mencionada por los testigos como coautora.

En las 48 horas de investigación por el tema de narcomenudeo, uno de los testigos identificó a la mujer por el delito de privación.

Actualmente, enfrentan una pena de 30 a 60 años, por homicidio calificado (mínima 20 años en abreviado), y de 15 a 20 años por desaparición, previa privación.

Foto: Cortesía.- Búsqueda en vida de “Colectivo Erick Carillo”

La segunda carpeta con avance fue la localización del 4 de abril de 2022, del cuerpo de Francisco Javier de la Torre Fabela, 47 años, albañil, desaparecido hace 11 meses, la ropa coincide, pero esperan los resultados del ADN. Caso similar a los restos localizados el lunes 11 de abril, en la colonia Lomas del Escorpión, en el que las autoridades esperan que la prueba científica determine si se trata o no, del cuerpo de Marylin Suárez Dorado, desaparecida desde agosto del 2021.

Pero en ninguno de estos dos casos, que evidencian muertes violentas, los investigadores han encontrado a un presunto responsable.

Respecto a Miguel Ángel Tapia Franco, quien fue detenido la tarde del pasado 18 de abril, cuando lanzaba el cadáver de un hombre en una canaleta, en la colonia Lomas de la Misión, en Tijuana, la fiscal dijo que por inhumación ilegal sólo enfrenta una pena de 6 meses a 5 años, y puede llevar el proceso en libertad si no le comprueban su participación en el homicidio.

 

COLECTIVOS Y BÚSQUEDAS

El tema de los desaparecidos se agudizó en Baja California en 2007, en medio de una crisis de violencia generada por los cárteles del narcotráfico, y desde entonces los padres de familia empezaron a crear colectivos de búsqueda para encontrar a sus hijos y ayudar a otros padres.

Actualmente, la Comisión Estatal de Búsqueda y la FGE trabajan mayormente con ocho de estas agrupaciones, a las que incluye en un calendario de búsqueda mensual, usualmente de lunes a viernes.

En Tijuana: “Una Nación Buscando T”, “Todos Somos Erick Carrillo” y “Movimiento Estatal por los Desaparecidos”; en Mexicali: “Madres Unidas y Fuertes” y “Unidos por Nuestros Desaparecidos; y en Ensenada: “Siguiendo Tus Pasos”, “Armadillos de Ensenada” y “Buscando a José Alfredo”; y una asociación que representa diversos colectivos, a cargo de Fernando Ocegueda.

“Nosotros buscamos todos los días, en vida y sin vida, pero sólo nos apoyan dos días al mes”, explicó Eddy Carrillo, y el apoyo es muy limitado; cuando buscan fosas ni siquiera escarban.

La FGE asigna un agente con K9 (perro entrenado para buscar); sólo tenían elementos en Tijuana, y este mes nombraron a otro en Mexicali; lleva el perro y una unidad solamente. Si la búsqueda es específica en una zona y no es cerro, acuden con el geo-radar. Cuando piden apoyo fuera de calendario, la Fiscalía solicita el apoyo de la Guardia Nacional para que les brinde seguridad.

“Son varios colectivos, lo ideal sería que hubiera una comunión entre ellos. Pero hay días en que hasta tres colectivos hacen búsqueda y es complejo poderlos acompañar a todos. También, tenemos a la semana yo creo que aproximadamente cinco colaboraciones de otros estados”, expuso la Fiscal Hernández.

De acuerdo a la Fiscalía, en el 2020 se localizaron 3 fosas, todas en Tijuana; y en el 2021 fueron ocho; siete en Ensenada; y una en Mexicali.

 

LOS PADRES

Como una muestra de la forma en que los familiares de los desaparecidos enfrentan la ausencia de resultados de las autoridades, ZETA conversó con integrantes del colectivo

“Todos Somos Erick Carrillo”, uno de los más grandes en el que se han integrado personas de otros estados y países.

“Buscamos más de ocho mil personas. De Tijuana son alrededor de dos mil personas, unos dos mil 500 en toda Baja California. También hemos participado en varios estados: Sonora, Estado de México, Hidalgo, Michoacán, con recursos propios”.

De acuerdo a estos padres, estiman haber localizado a más de 600 desaparecidos; aproximadamente 223 en vida, y más de 450 sin vida; de los cuales unos 150 ya estaban en Fosa Común. Y esto en uno solo de los grupos.

También han apoyado a las familias sin recursos a quienes obligaban a pagar hasta 120 mil pesos para recuperar a su gente de la Fosa Común; les pedían cinco mil pesos por cada cuerpo que debían sacar, que estuviera encima de su ser querido.

“Decían que era por el precio de las bolsas térmicas de los cuerpos, pero resulta que esas bolsas cuestan 200 pesos, entonces nosotros hacemos el trabajo de sacarlos y hablamos con la Comisión de Víctimas para aquellos se hagan cargo de los servicios funerarios”.

 

VAN POR CARPIO Y LAS JORNADAS DE BÚSQUEDAS FORENSES

Para los buscadores, el Semefo de Baja California es el peor del país, porque las fotos que les muestran para identificar son en papel, blanco y negro, desgastadas de tantas revisiones; “no se distinguen”.

Por eso, después de cinco meses continúan intentando conocer y contactar al Fiscal Ricardo Carpio para que reinstala las Jornadas de Búsqueda Forense, de las cuales el ex fiscal Guillermo Ruiz hizo tres el año pasado.

“El anterior fiscal no resolvía mucho, pero contestaba el teléfono, éste ni lo conocemos, pero lo estamos buscando para que haga una mesa en la que se reúna con todos los colectivos por igual y pedirle que regresen esas jornadas, y un análisis de los protocolos de búsqueda porque piden que se denuncie 71 horas después, cuando es sabido que las primeras 48 hora son determinantes para encontrar rastros que permitan localizar a los desaparecidos”, dijo Carrillo.

Entonces, los padres se reunían en torno a una pantalla grande, la FGE exhibe las fotos a color, que toma Periciales en el levantamiento de los cuerpos, de lo artículos, tatuajes, cicatrices, lunares, ropa. Y fotos de los cuerpos, ya bañados y lavados.

Carillo recordó el ejemplo de la señora Esmeralda Morales, que llegó de Chiapas buscando a su hijo, un muchacho de 17 años que tenía un mes en Tijuana. Desapareció el 1 de diciembre del 2020, el 2 de diciembre apareció sin vida en Otay-Módulos; la señora fue varias veces a Semefo y jamás lo pudo identificar; “para cuando llegó a la fundación ya la habían extorsionado con más de 80 mil pesos. Pero con las fotos a color, lo pudo identificar en una de las jornadas”.

Finalmente, Carrillo expuso que los colectivos trabajan con recursos propios, y apoyo de gente y grupos de Estados Unidos. Reiteró el deficiente apoyo de la Comisión de Búsqueda y la Fiscalía, por lo que exigió que mínimo cumplan el compromiso de otorgarles transporte en recorridos largos, y seguridad; y pidió que informaran en qué se están gastando los 33 millones asignados a la comisión.

Comentarios

Tipo de Cambio