“La literatura nos ha salvado la vida montones de veces”: Benito Taibo

Fotos: Cristian Torres
Cultura sábado, 16 abril, 2022 12:15 PM

El autor presentó en Mexicali “Persona normal” a más de una década de su publicación. “El libro está presente en nuestras vidas y lo único que hace falta es tener los ojos bien abiertos para descubrirlos”, expresó a ZETA el promotor de la lectura

Ha transcurrido más de una década que Benito Taibo publicó “Persona normal”, novela editada por el sello Destino de Grupo Editorial Planeta en 2011; desde entonces, no ha dejado de reimprimirse y reeditase, al grado que clara y sorprendentemente se ha convertido en un best seller de la literatura mexicana que su autor presenta en ferias del libro, siempre con gran respuesta de los jóvenes que acuden a las tertulias y firma de ejemplares.

En la XXIII edición de la Feria Internacional del Libro de la Universidad Autónoma de Baja California (FIL UABC), el 2 de abril de 2022,  Taibo presentó “Persona normal” en el Teatro Universitario del Campus Mexicali del alma mater, con la participación de la maestra Laura Figueroa Lizárraga, directora general del acontecimiento editorial.

“Estos once años han sido un sueño con dos años de pesadilla que fueron la pandemia, pero a pesar de esos dos años de pesadilla, también fueron una suerte de prueba para la humanidad”, expresó a ZETA Benito Taibo, al tiempo que recapituló sobre su quehacer como promotor de la lectura con los jóvenes, la literatura en tiempos de COVID-19 y, claro, en torno al origen de “Persona normal”.

 

EN 2011

Todo empezó cuando Benito Taibo publicó su primera novela, “Polvo”, en 2010. Previamente había escrito los poemarios “Siete primeros poemas” (1976), “Vivos y suicidas” (1978), “Recetas para el desastre” (1987) y “De la función social de las gitanas” (2002).

“Me causó mucho cansancio escribir ‘Polvo’, novela histórica hipercomplicada que me llevó cinco años entre la investigación y la redacción. Y de repente, surgió esta suerte de divertimento que es ‘Persona normal’. Mi madre me dijo ‘Escribe algo que te salga del alma’,  y ‘Persona normal’ me salió del alma; es mi peculiar manera de darle gracias a la literatura, es una suerte de carta de amor a la literatura por todo lo que me ha dado, que me ha entregado a lo largo de los años”, contó a ZETA Benito Taibo durante la FIL UABC que se llevó a cabo del 31 de marzo al 5 de abril.

Evocó que escribió “Persona normal” en sus ratos libres: “Escribía a la hora de la comida en mi oficina del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) durante meses, o sea, cerraba la puerta, me comía un sándwich y escribía. Claro, seguía escribiendo en la noche en casa, los sábados y domingos en casa”.

 

MÁS DE 150 LIBROS

En “Persona normal”, Sebastián, el protagonista, cuenta algunos pormenores de los libros que le obsequió su tío Paco cuando cumplió 13 años. El joven lector recuerda los primeros libros que lo deslumbraron, de aventuras, por supuesto, entre ellos “Sandokán y los tigres de la Malasia” y “El corsario negro”, de Salgari; “La vuelta al mundo en ochenta días” y “De la Tierra a la Luna”, de Julio Verne; “El Conde de Montecristo” y “Los tres mosqueteros”, por Alejandro Dumas.

Entre los libros que Sebastián descubre no pueden faltar clásicos de la literatura universal, desde novela, poesía, teatro e historia, como “La tempestad”, de William Shakespeare; “Visión de los vencidos”, de Miguel León-Portilla; “La Ilíada” y “La Odisea” de Homero; “Los nueve libros de la historia”, por Herodoto; “El halcón maltés”, de Dashiell Hammett, por citar sólo algunas obras fundamentales.

En total, más de 150 libros son contados o reseñados en “Persona normal” por Sebastián, de la mano de Benito Taibo, incluidos algunos títulos que su padre, Paco Ignacio Taibo, puso a su alcance.

“Mi padre puso en mi mesa, en mi mano, en mi corazón, un montón de libros que me transformaron y que me cambiaron la vida, uno de ellos fue ‘Helena o el mar del verano’, de Julián Ayesta, un autor asturiano, amigo de mi padre que me volvió loco; otro fue ‘Tú estás loco, papá’, de William Saroyan; o ‘El señor de las moscas’, de William Golding. Son libros de tránsito, de crecimiento, de paso de la infancia hacia la adolescencia, libros de acompañamiento”.

¿Ya tenías apuntes o ideas sobre aquellos libros fundamentales de la literatura que serían incluidos en “Persona normal”, o cómo fue el proceso de inclusión?

“Qué chistoso, pero en absoluto. Yo iba escribiendo y luego me daba cuenta qué libros entraban dentro de ello. O sea, fueron homenajes casi involuntarios, empezaban a pasar cosas y decía: Pues eso pasa en ‘La tempestad’, de Shakespeare; eso sucede en ‘Crónicas marcianas’, de Bradbury; claro, eso está en Frankenstein. Pero no iba pensando qué libros iba a meter, fueron surgiendo solitos, espontáneamente. Y sigo, ahora, diez años después, sorprendido, porque eran los personajes los que decidían qué iba a suceder y no yo”.

 

EN LA ADOLESCENCIA

Una incógnita común de los lectores de “Persona normal” es por qué Sebastián, el protagonista, debía tener 13 años y no otra edad.

¿Por qué es fundamental la etapa de la educación secundaria?, se le cuestionó a Benito Taibo.

“Porque entre los 13 y 15 años es cuando te vuelves lector. Si no te enamoraste de los libros entre los 12 y los 15, es muy difícil que luego puedas convertirte en lector. He visto fracasar a montones de amigos míos que no lo lograron en ese momento y que luego lo intentaron y les costó un montón de trabajo. Es justo entre los 13 y los 15 años cuando formas tu personalidad, cuando generas lo que yo llamo educación sentimental”, argumentó.

“Los 13 años es una edad significativa en muchas culturas: a los 13 años los niños masai salen a orar a la selva o a la sabana a buscarse a sí mismos; porque a los 13 en muchos pueblos indígenas te conviertes en hombre; porque a los 13 es una edad particularmente significativa. Tal vez es un número cabalístico, es tan cabalístico que ni yo mismo lo sé”.

Ciertamente, la etapa de la secundaria es fundamental en la formación de un lector; no obstante, puede haber lectores que descubren los libros en la preparatoria, a los 16 o 17 años, en la universidad o en la edad adulta…

“Sí, pero los descubren de una manera distinta, se habrán vuelto lectores antes, estoy casi seguro de ello. O sea, hay libros que te marcan, que se quedan para siempre en ti como una enorme cicatriz o una pequeña plumita que te sale en la espalda un día y que tú no sabes lo que surgirá posteriormente es un ala; pero el hábito de la literatura se desarrolla antes, luego hay libros que te marcan para siempre. Para mí, por ejemplo, ‘Rayuela’ es un libro fundamental en mi vida que lo leí como a los 18 años; o ‘Cien años de soledad’, que lo leí también como a los 18 o 19, pero yo ya era un lector”.

 

“LA LITERATURA QUE NOS HA SALVADO LA VIDA”

Tras once años de la publicación de “Persona normal”, Benito Taibo se mostró sorprendido, pues actualmente sus lectores que en 2011 tendrían 13 o 14 años, cuentan ya con 23 o 24 años, aproximadamente.

“¿Sabes qué me ha sorprendido más que otra cosa? Que ‘Persona normal’ se lo han dado a sus hermanos más pequeños, a sus sobrinos; que esos de 23 se han vuelto profesores y se lo dan a sus alumnos, eso me sorprende, porque es un libro que no solamente me cambió la vida a mí, sino a muchas personas, de muchas maneras, porque es el libro con el que comenzaron a leer, con el que abrieron su camino a la literatura. Yo no tengo más que palabras de agradecimiento. Yo sólo soy un lector que un día se atrevió a dar un salto al vacío y empezar a escribir, pero sólo soy un lector y como tal me asombro”, compartió con este Semanario.

No en todas las familias de los adolescentes hay una biblioteca para empezar a leer. ¿Cuál es la recomendación que haces a los adolescentes y jóvenes para que empiecen a tener sus propios libros, independientemente si hay o no libros en su casa?

“Hay libros en su escuela, hay libros alrededor, hay libros en casa de sus amigos. El libro está presente en nuestras vidas y lo único que hace falta es tener los ojos bien abiertos para descubrirlos; siempre hay una suerte de ángel guardián que te lo acerca, un promotor de lectura, un bibliotecario, una maestra, tu tío Paco (personaje de ‘Persona normal’), tu amigo que te dice: ‘Tienes que leer este libro porque a mí me cambió la vida’ y se transmite así, de boca a boca. El libro es un generador de educación sentimental y, particularmente, un generador de personalidad, el libro te ayuda a generar personalidad”.

Finalmente, se le cuestionó a Benito Taibo cómo han sido estos once años promoviendo la lectura a través de “Persona normal”, incluso en tiempos de COVID-19:

“Estos once años han sido un sueño con dos años de pesadilla que fueron la pandemia, pero a pesar de esos dos años de pesadilla, también fueron una suerte de prueba para la humanidad. Lo dijo muy bien Yuval Harari, el filósofo israelí: ‘Tranquilos, esta pandemia no es la peste negra, no estamos en el medievo; ahí está la ciencia para salvarnos la vida’. Y yo añadiría: la literatura nos ha salvado la vida montones de veces”.

Comentarios

Tipo de Cambio