Fracaso de Reforma Eléctrica atora trabajos en el Congreso

Foto: Daniel Augusto/Cuartoscuro.com
Edición Impresa lunes, 25 abril, 2022 9:55 PM

Diputados refirieron que haber rechazado la Reforma Eléctrica de López Obrador relegará sus propias iniciativas: “(las bancadas oficialistas) no van a aprobar nada que venga de la oposición”. Iniciativa presidencial “afectaba a pequeños consumidores”: PRI. Legisladores deploraron Ley Minera: Artículo 27 ya establece el litio como bien de la nación. Diputado de MC apuesta por bloque de contención más que por alianza legislativa  

Con el rechazo de la oposición a la Reforma Eléctrica el domingo 17 de abril, por primera vez se echó abajo una iniciativa de orden constitucional enviada por el Presidente de la República. En opinión de legisladores, al mismo tiempo se consiguió un triunfo ante los “excesos” del régimen. Sin embargo, con ello se avizora que las propuestas de las fracciones opositoras puedan quedar relegadas como represalia del oficialismo.

Además las descalificaciones del primer mandatario Andrés Manuel López Obrador, referentes a que los legisladores de la oposición cometieron “un acto de traición a México” y “respaldaron a los saqueadores” de la nación, pues se negaron a que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) absorbiera la rectoría del sector eléctrico, desde la bancada de Morena se advirtió que las iniciativas procedentes de las fuerzas opositoras no prosperarán en la LXV Legislatura, según recalcó el diputado priista Pedro Armentía López.

Foto: Tomada de Internet.- Pedro Armentia López, Diputado Federal del PRI por Campeche, Secretario de la Comisión de Energía

“Ya la cantaron de frente, lo dijeron el día domingo, estos días han estado con esa posición dentro del Congreso, de que no van a aprobar nada que venga de la oposición, que van a polarizar el discurso dentro de la Cámara de Diputados y que no cuenten con el grupo mayoritario para apoyar las reformas que nosotros habíamos propuesto”, indicó a ZETA el diputado federal.

Mencionó que reformas como “la del doble remolque” (referente a no permitir que camiones con esa característica transiten por carreteras), o en materia de igualdad de género, paridad, seguridad y ganadería, podrían quedar en mero proyecto, en razón de la aparente renuencia de las fracciones oficialistas a sacarlas adelante. “Vamos a ver cómo se comportan, creo que sería absurdo que caigan en un juego y nada más decirnos ‘no’ porque votamos en contra de la reforma del Presidente y parar iniciativas que son en beneficio de la gente”, argumentó Armentía.

Sobre quiénes en específico dijeron que los planteamientos de la oposición no prosperarían, subrayó: “Los presidentes de las comisiones”.

Los grupos de trabajo que estuvieron a cargo de dictaminar la iniciativa de López Obrador, fueron las comisiones unidas de Energía y Puntos Constitucionales, presididas respectivamente por los diputados morenistas Manuel Rodríguez González y Juan Ramiro Robledo Ruiz.

“Totalmente paran el marco regulatorio de este país, paran cualquier iniciativa que puede ser en beneficio de los ciudadanos, sin anteponer el interés principal, que es que cada uno de los diputados estamos ahí para trabajar y legislar por los ciudadanos, no por caprichos, arranques, impulsos de un grupo nada más”, aseveró el legislador priista.

Para el coordinador del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, las posibles represalias a las bancadas que se opusieron a la iniciativa de AMLO no habrán de darse en circunstancias inéditas: “Digamos que en ese momento ya estábamos en eso, no hay mucho más que perder frente a un régimen que de todos modos no tiene disposición a construir, a generar consensos, a generar propuestas de unidad. Creo que no perdemos mucho, porque nuca se tuvo una posibilidad de cambio con el actual régimen”.

Vía telefónica, aseguró que cerrarse a la separación de poderes “es dañino, porque los daños institucionales se quedan”. En ese tenor, “el daño que se le está haciendo a la Suprema Corte de Justicia de la Nación es brutal, escandaloso”.

Asentó que en lo que resta de la LXV Legislatura la actividad legislativa podrá enfrentar algunos altibajos, “pues no es fácil enfrentar al régimen, cuando está fuera de sí, fuera de control, desquiciado, encabezado por el Presidente de la República”, de quien considera, está “muy distraído de la actividad de gobierno”.

Armentía López asumió que “se pueden percibir a simple vista” complicaciones para sacar adelante las actividades en el Congreso tras la votación de la iniciativa de Reforma Eléctrica. “Ojalá no, y que pueda privilegiarse el sentido común y el trabajo legislativo, y que también entienda el Ejecutivo que hay una separación de poderes, que el Legislativo no es empleado del gobierno”.

La diputada Lizbeth Mata Lozano, del Partido Acción Nacional, sacó a colación que el martes 19 de abril se dio “una confrontación de groserías y de insultos por parte del partido oficialista hacia la oposición en dictámenes que ya estaban presentados y por votar”. Si previo al debate legislativo del domingo “era muy difícil transitar a que nos aceptaran un dictamen de la oposición, hoy menos lo vemos reflejado”, observó.

“Se presentan iniciativas principalmente en temas de salud, hemos exigido en tema de los medicamentos a los niños con cáncer, hay muchas iniciativas en materia de salud, buscando este beneficio, cosa que han rechazado y por lo visto seguirán rechazando”, sostuvo en conversación telefónica.

Foto: Cortes.- Jorge Alvarez Máynez, coordinador del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano en San Lázaro

“Se solicitaba también en temas de seguridad y de justicia, entonces, si nada de lo que nosotros proponemos pasa, toda la responsabilidad de lo que está pasando en el país, de esta crisis económica, de salud y seguridad es cien por ciento su responsabilidad”, advirtió.

A mediados de 2021, AMLO dijo que, además de la eléctrica, impulsaría otras reformas constitucionales: una en materia electoral, y otra para pasar la Guardia Nacional a las filas castrenses.

El domingo 17 de abril, el diputado y dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, advirtió desde tribuna que si Morena y aliados continuaban con lo que denominó “esa actitud soberbia”, ninguna de las tres reformas pasaría.

“Si vuelven a plantear una iniciativa sin orden legislativo, sin estructura orgánica, sin impacto presupuestal, cargada de ideología y privilegiando la soberbia, la vamos a votar en contra, eso es muy sencillo”, secundó Pedro Armentía López en el encuentro periodístico con este medio.

“Ninguna reforma constitucional va a pasar si no hay un diálogo, y si nuestras propuestas que son acompañadas de los ciudadanos, no se aceptan”, asentó por su parte Lizbeth Mata.

A decir de Jorge Álvarez Máynez, los diputados del oficialismo “no le van a hacer ajustes” a las dos iniciativas pendientes. “El Presidente ya lo dijo en la mañanera, que hay que hacer el intento, no creo que vaya a apostar por consensos ni diálogos, creo que lo que quiere es llevarlo a la cancha electoral, no le interesaría reformar en el terreno legislativo y, como tiene sometida a la Corte, piensa que con eso le alcanza en el tema institucional de que va a convertir al Legislativo más bien en un campo de batalla, en un circo electoral”, esbozó el líder de la bancada naranja.

En ese contexto, Mata Lozano mencionó que existe “una crisis legislativa, pero sobre todo por (falta) de apertura del partido oficialista”. Desde la oposición, dijo, se han formulado reservas para cada Ley que se presenta, con “más de quinientas” en lo que toca al tema del presupuesto, “sin embargo, hay una cerrazón”.

De manera que “si eso sigue sucediendo, por supuesto que veo una parálisis legislativa, una falta de avance en el país”.

Para que la Reforma Eléctrica pasara, era necesario que votaran dos terceras partes de los diputados presentes en la sesión. En total se emitieron 498 votos, de los cuales 275 fueron a favor y 223 en contra, con lo que no se logró mayoría calificada.

“Era una iniciativa totalmente dañina al país, sobre todo en temas de contaminación”, expuso Mata Lozano,  “es una falacia que el recibo de la luz fuera a bajar, porque es todo lo contrario, cuando hay un monopolio que controla el Estado, por supuesto que no hay participación, no hay inversión y no hay competitividad, y eso es reflejo de que la luz sube al contrario de que vaya a bajar. Si bien, el gobierno puede subsidiar, los subsidios, finalmente como luego pasa en Baja California, terminamos pagándolos en nuestros impuestos”.

A su vez, Dulce Janeth Valdez Valerio, dirigente municipal del PRI, comentó que “se votó en contra de esta Reforma Eléctrica porque afectaba principalmente a los pequeños consumidores, como son los hogares y los negocios”, ya que “la luz se iba a pagar más cara en un 27%” y “eso es lo que no le dicen a las y los mexicanos”.

Describió que la propuesta “no resolvía los problemas actuales de abastecimiento de luz”, pues “nos llevaba a producir la luz con carbón”; además de que apuntaba a la eliminación de “los incentivos para producir energía limpia y renovable”.

La Reforma Eléctrica “amenazaba con cancelar contratos ya comprometidos, que nos podrían generar 60 mil millones de pesos en indemnizaciones”, y con semejante enmienda, “México iba a faltar a todos sus compromisos internacionales como el Acuerdo de París y la Agenda 2030, porque no se iba a cumplir la meta para 2024, de producir el 35% de energía limpia”, estableció la entrevistada.

Desde el plano del oficialismo, el día de la votación se vertieron señalamientos de que con la reforma (energética) aprobada en el sexenio de Enrique Peña Nieto, las tarifas de luz nunca bajaron. A propósito, la dirigente estatal del tricolor, Guadalupe Gutiérrez Fregoso, admitió: “El PRI ha reconocido de manera abierta que hay necesidad de adaptar, los tiempos cambian, el México de 2012 a 2018 sin duda es diferente a 2022”.

En ese tenor detalló: “El debate está abierto, el problema continúa, debe haber energía más barata, tiene que haber el cumplimiento de los compromisos y muy importante: la parte constitucional”.

Foto: Eduardo Andrade.- De izquierda a derecha: Dulce Janeth Valdez Valerio, dirigente municipal; Guadalupe Gutiérrez Fregoso, dirigente estatal; Bernardo Sánchez Ríos, secretario general en el estado

Sobre el referido ambiente de confrontación, el secretario general del PRI en Baja California, Bernardo Sánchez Ríos, indicó: “Las venganzas legislativas van en contra del interés de la ciudadanía, entonces la ciudadanía se va a dar cuenta de cuáles son las actitudes,  la moral e intención que hay detrás de esas actitudes, y ella sabe muy bien cobrar en las urnas”.

 

LITIO, PROPIEDAD DE LA NACIÓN; “LEY ESCUETA”

El domingo 17 de abril, Andrés Manuel López Obrador envió una propuesta al Congreso para reformar la Ley Minera, planteamiento del que en su momento expresó, lo enviaría en caso de que no pasara la Reforma Eléctrica.

Encaminada a que la exploración, explotación y aprovechamiento del litio estén a cargo del Estado, la iniciativa salió adelante con 298 votos a favor y 197 abstenciones.

De acuerdo con Pedro Armentía López, la propuesta sólo constituyó “una narrativa y un discurso de victoria”. Precisó que cuando se modificaron los artículos “Primero, Quinto, Noveno y Décimo” dentro de la Ley Minera, “el Artículo 27 ya establece el litio como un bien de la nación”.

Por otro lado, reveló, no se planteó con qué recursos explorar y extraer el mineral, como tampoco una Ley orgánica. De ahí que describiera la enmienda como “escueta, vaga”.

En alusión a las modificaciones aprobadas en una sesión de la que diputados de oposición se retiraron para no votar la iniciativa, Lizbeth Mata Lozano enunció: “Me parece un grito desesperado, porque el uso del litio no ayuda a tema de energías limpias, a que el recibo de la luz de los ciudadanos baje. Es un tema que ya estaba institucionalizado en la propia Constitución, donde el litio es un tema de atención pública para México”.

 

BLOQUE DE CONTENCIÓN

Pedro Armentía López admitió que la oposición en el Congreso tiene como reto mantenerse unida, en un afán de revertir iniciativas de orden constitucional que no lleven consenso. En cuanto al hecho de que Movimiento Ciudadano no suscribió en su momento alianza legislativa con los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática, asentó que finalmente “MC se mostró a la altura”, para luego asumir: “Estoy convencido de que MC, junto con PAN, PRD y PRI, seguiremos en la misma ruta”.

Para concluir, Jorge Álvarez Máynez opinó que ante todo, los cuatro partidos deben “centrarse menos en aspirar a ser un solo bloque opositor”, recalcando que “Movimiento Ciudadano no es parte de ninguna coalición, pero sí (es preciso) tener muy claro que se debe  conformar, como se ha hecho en el Senado de la República, un bloque de contención”, lo cual “significa un bloque que actúe unido, sólido frente a los excesos del régimen”.

ZETA buscó al legislador de Morena, Leonel Godoy Rangel, para efectos de complementar el presente trabajo periodístico. En mensaje de texto, arguyó que se encontraba “en sesión de la Cámara de Diputados”. Ante la insistencia de este Semanario, por la misma vía y telefónicamente, ya no respondió.

Comentarios

Tipo de Cambio