Emboscan y acribillan a dos policías municipales de SLRC

Foto: Cortesía.- Evidencia de la impunidad que gozan las células delictivas.
Ezenario lunes, 25 abril, 2022 12:00 PM

Varios tiradores, con armas de uso exclusivo del Ejército, ultimaron a dos elementos de la Policía Municipal de San Luis Río Colorado, Sonora, cuando estos se encontraban estacionados a un costado de una vialidad de aquella comunidad.

El ataque ocurrido la tarde del lunes 19 de abril, causando gran conmoción, pues la escena se convirtió en una clara evidencia de la impunidad que gozan y la pugna que protagonizan las células del Cártel de Sinaloa, encabezadas por un lado por e las células al servicio de Ismael Zambada, y por el otro, por Iván Archivaldo, Alfredo y Ovidio, hijos de Joaquín Guzmán Loera.

Alrededor de las siete de la noche se emitió el llamado de emergencia donde se informó que en la intersección de la calle Mérida con calle 36, en aquel municipio, se había perpetrado una balacera donde estuvo involucrado un par de agentes preventivos.

Al llegar, policías municipales confirmaron el ataque armado en contra de una patrulla de la corporación, en la que dos elementos yacían sin vida en los asientos frontales, por lo que resguardaron la escena y pidieron el apoyo de sus compañeros.

Los dos uniformados fueron identificados al poco tiempo como Víctor Martínez Acosta y Gilberto Robles Zepeda, ambos conocidos elementos de la institución, mismos que no tuvieron la oportunidad de accionar sus armas ante el sorpresivo ataque de los criminales que los emboscaron desde dos vehículos tipo pick-up, uno color negro y otro blanco.

Los matones dispararon a discreción en contra del frente y el costado derecho de la patrulla, y posteriormente se retiraron de la escena a gran velocidad sin que pudieran ser detenidos.

No es la primera vez que en San Luis Río Colorado son acribillados dos policías en un solo ataque armado. En diciembre del 2019, el mismo número de agentes se encontraba cenando en un restaurante de comida china, en una zona de la periferia de la comunidad, cuando un individuo irrumpió para ultimar a Raúl Ramos y Ricardo Castro, dos policías preventivos que tampoco tuvieron la posibilidad de responder al ataque.

Ese crimen se le atribuyó a un sujeto de nombre Jesús Eduardo Pérez Jiménez, conocido como “El Charal”, mismo que fue asesinado 19 días después de ocurrido el hecho, durante un enfrentamiento con policías y militares.

Comentarios

Tipo de Cambio