Detienen a “Boliqueso”, capo colombiano requerido por EU; operaba en Acapulco y CDMX

Destacados jueves, 21 abril, 2022 7:00 PM

El capo colombiano Eduard Fernando Giraldo, alias “Boliqueso” -acusado de liderar la mayor banda de sicarios de Cali, responsable del 70 por ciento de los crímenes cometidos en dicha ciudad, y de ser cabecilla del Cártel del Norte del Valle- fue capturado el 20 de abril del 2022, en la Ciudad de México, según lo confirmó, por separado, la Policía Nacional de Colombia y el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El arresto de “Boliqueso” ocurrió en la avenida División del Norte, de la colonia El Rosario, en la alcaldía Coyoacán, donde elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) capitalina, implementaron vigilancias fijas y móviles debido a que, según diversas investigaciones, se encontraba una persona extranjera posiblemente relacionada con un grupo delictivo colombiano.

Según un comunicado, “en un despliegue conjunto, efectivos de la SSC y personal del [Instituto Nacional de Migración] INAMI detuvieron a un hombre de 35 años de edad, ciudadano colombiano, el cual, al no poder comprobar su legal estancia en el país, fue trasladado al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para aclarar su situación jurídica y con fines de extradición a Colombia”.

La Policía Nacional de Colombia había informado que las autoridades ubicaron a Giraldo en uno de los sectores más exclusivos de la alcaldía Coyoacán, después de que las autoridades mexicanas y colombianas lo siguieran por varios meses en Acapulco y en otras ciudades.

Jorge Luis Vargas Valencia, director de dicha institución colombiana, indicó que Giraldo fue deportado a Colombia para iniciar el proceso de extradición a Estados Unidos en donde es requerido por la Corte del Distrito Este de Nueva York, acusado de tráfico internacional de cocaína.

El mismo general colombiano sostuvo que “Boliqueso” habría sido socio de Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, jefe del llamado Clan del Golfo y quien está próximo a ser extraditado a Estados Unidos, también bajo cargos de narcotráfico.

Las autoridades colombianas enfatizaron que la detención de “Boliqueso” es un importante golpe al tráfico de drogas y que la operación de captura de Giraldo Valencia fue coordinada con sus pares de México, Reino Unido y Estados Unidos.

El general Vargas sostuvo que Giraldo es investigado en Estados Unidos por supuestamente enviar toneladas de cocaína hacia Centroamérica, Estados Unidos y Europa. Mientras que en Colombia, la Fiscalía General de la Nación también lo investiga, pero no hay acusación formal en su contra.

Según la Policía Nacional colombiana, “Boliqueso” ya había sido detenido en 2016, pero un juez le otorgó la libertad en el 2018. “Después de ‘Otoniel’, esta es la segunda captura más importante para la DEA, las autoridades del Reino Unido y de Colombia”, agregó el general.

Vargas Valencia, reveló que las autoridades siguieron a Giraldo “en Acapulco, Ciudad de México y otras ciudades, donde se detectaron botes, vehículos, apartamentos de lujo. Además, mujeres que llegaban de varios países, fueron seguidas para lograr ubicarlo”.

El presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, destacó, en su cuenta de la red social Twitter, que el “Boliqueso” es considerado como “uno de los últimos narcotraficantes puros que heredó los negocios del extinto cartel del Norte del Valle”.

“Sí hubo cooperación con Colombia, con agencias internacionales, y la detención se hizo en la Ciudad de México por parte de la Secretaría de Marina”, respondió el presidente López Obrador, durante su conferencia de prensa matutina del 21 de abril del 2022, luego de ser cuestionado respecto a la participación de la Administración de Control de Drogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) en la captura del capo colombiano.

“[Fue] una detención de un presunto delincuente de Colombia, parece que famoso en Colombia, buscado por agencias internacionales de varios países y se detuvo en México. Lo detuvo la Secretaría de Marina y fue deportado ayer mismo”, detalló López Obrador.

“Lo que sucede también en estos casos es que nosotros no exageramos o maximizamos los hechos, sino que es nuestro trabajo y tiene que haber cooperación, entonces sí se llevó a cabo esa detención, como otras”, indicó el político tabasqueño.

ACUSACIONES DE ESTADOS UNIDOS CONTRA ‘BOLIQUESO’

En un documento de la Corte del Distrito Este Nueva York, que se filtró después del anuncio de la captura de “Boliqueso”, y que data del 2015, se detalla la suma de acusaciones contra el narcotraficante colombiano reveladas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Según la acusación, entre mayo de 2011 y diciembre de 2014, “Boliqueso” y sus cómplices habrían distribuido cocaína por el continente para al final intentar ingresarla a Estados Unidos. Además, el capo colombiano pretendía traficar cinco kilogramos de cocaína y más de una sustancia que contenía el estupefaciente.

“Entre mayo de 2011 y diciembre de 2014, siendo ambas fechas aproximadas e incluyentes, dentro de la jurisdicción extraterritorial de los Estados Unidos, el demandado Eduard Fernando Giraldo, también conocido como ‘Boliqueso’, junto con otros, conspiró intencionalmente para distribuir una sustancia que contiene cocaína con la intención y sabiendo que dicha sustancia sería importada ilegalmente a los Estados Unidos”, se lee en el documento.

Después de la captura de “Boliqueso”, la Corte del Distrito Este de Nueva York anunció que ordenará el decomiso cualquier bien del capo colombiano, que haya sido usado para cometer o facilitar la comisión del delito mencionado.

“Estados Unidos notifica al demandado que, a su condena por el delito imputado en esta acusación, el gobierno buscará el decomiso de conformidad con el Título 21, Código de los Estados Unidos, Sección 853(a), que requiere que cualquier persona condenada que haya obtenido, directa o indirectamente, un bien como resultado de dicho delito, y cualquier bien utilizado, o destinados a ser utilizado, de cualquier forma o parte, para cometer o facilitar la comisión de dicho delito”, indicó el tribunal neoyorquino.

​¿QUIÉN ES “BOLIQUESO”?

Eduard Fernando Giraldo nació en Cali, tiene más de 15 años de trayectoria en el mundo criminal y, de acuerdo con los reportes de la Policía, es el líder de una red de narcotráfico que mueve grandes cantidades de droga hacia hacia Centroamérica, Europa, Estados Unidos y Emiratos Árabes.

Su trayectoria en el mundo delincuencial comenzó muy abajo. En sus inicios “Boliqueso” perteneció a la estructura criminal que reemplazó al narcotraficante Wilber Varela, alias “Jabón”, en el liderazgo del Cártel del Norte del Valle.

Tras la desaparición de Varela, quien fue hallado muerto junto con su escolta en una cabaña de Mérida, Venezuela, dicha organización quedó en manos de los hermanos ‘Comba’, Javier Antonio y Luis Enrique Calle Serna, oriundos de Caquetá y vinculados durante décadas con el Cartel del Norte del Valle, pero que crearon la banda delincuencial Los Rastrojos.

Una investigación del diario colombiano El País, realizada en el año 2016, confirmó que “Boliqueso” delinquía como sicario en la estructura de los hermanos “Comba”, junto a otro delincuente caleño conocido con el alias de “Manila”.

Ambos hacían parte del grupo de alias “Palustre”, extraditado a Estados Unidos en 2015. Cuando este fue detenido, “Boliqueso” y “Manila” asumieron el liderazgo de Los Rastrojos. Según información de inteligencia militar, el centro de operaciones de los dos hombres era el barrio La Base, donde nacieron y crecieron juntos.

Dicho barrio, junto a otros como Santa Fe, El Rodeo, Asturias y Lleras, eran su zona de mayor injerencia. Luego, cuando cayeron los antiguos capos de Los Rastrojos, ambos tomaron el control de otros sectores de la ciudad y de la región, creando su propia organización de narcotráfico.

“Manila” tenía estructuras criminales en Cali, Popayán y en Envigado, Antioquia. Mientras que, según las autoridades, “Boliqueso” se dedicó a abrir rutas de narcotráfico desde Colombia hacia Brasil, Europa y África.

“Pero los reacomodos y las disputas por el poder entre las estructuras de los antiguos miembros de ‘Los Rastrojos’ y los nuevos capos, desataron a mediados de la década pasada una sangrienta guerra en Cali y otras ciudades del occidente colombiano”, indicó el diario colombiano.

El mismo rotativo señaló que a mediados del 2016, la Policía Nacional colombiana le atribuía a “Boliqueso” por lo menos el 70 por ciento de los homicidios cometidos en Cali. Todas las víctimas de esos crímenes, estaban relacionadas con las bandas rivales de Giraldo y “Manila”.

Uno de esos asesinatos fue el de la modelo Lady Johana Gómez Restrepo, quien en diciembre del 2015 salía de ejercitarse en un gimnasio en la Calle 4C con Carrera 86, del barrio Meléndez, cuando dos hombres a bordo de una motocicleta le dispararon en varias ocasiones.

La investigación de la Fiscalía encontró que la orden de asesinar a la joven había sido dada por “Boliqueso” a “Manila”, quien a su vez contactó a los sicarios que la acribillaron. El crimen supuestamente obedeció a una disputa con un familiar de la modelo, conocido como “El Tío”, quien se había entregado a la DEA en Panamá.

Otros de los crímenes por los que investigó a ambos hombres fue el doble homicidio en el barrio El Caney de Andrés Fernando Jaramillo y Wandy Alberto Sevillano Benítez, futbolista que había surgido en las divisiones inferiores del club colombiano América y había estado jugando en un equipo de segunda división en España.

Según la Fiscalía, este hecho se trató de un ajuste de cuentas presuntamente ordenado por ‘Boliqueso’ y ‘Manila’. También estuvieron investigados por el homicidio del periodista deportivo Luis Alfonso Bonilla Bustamante, radicado en Estados Unidos y quien se encontraba de visita en Cali.

Así como el de Ruyardi Prado, quien se desplazaba en un vehículo blindado cuando fue atacado por sicarios. En ese último caso, ocurrido en el 2015 en el barrio Puertas del Sol, fue herido alias “Grillo”. Estos dos hombres, según la Policía, habían trabajado para “Manila”.

Además, se le atribuye el homicidio de otras personas, entre las que destaca María del Socorro Patiño de Moreno, de 81 años de edad, ocurrido el 5 de junio de 2015, en el barrio Uribe de Yumbo, en Valle del Cauca. Igualmente, el homicidio del funcionario Julián Bernardo Tacuma Cortés, reportado como desaparecido desde el 6 de junio del mismo año.

En el año 2016, “Boliqueso” era uno de los hombres más buscados por las autoridades de Brasil y fue capturado en dicho país por el delito de tráfico de cocaína. Un equipo especializado de la Dijín, en coordinación con las autoridades brasileñas, siguió a su pareja en un viaje que la llevó hasta Leticia, en Amazonas, desde donde viajó a Sao Paulo.

Cuando la mujer llegó a dicha ciudad fue recogida en el aeropuerto por un empleado de “Boliqueso”, quien la llevó hasta el hotel donde este se ocultaba y fue capturado. Las autoridades lo detuvieron cuando intentaba abrir rutas para exportar cocaína desde ese país hacia Europa y África.

En esa época, Giraldo ya estaba relacionado con el Clan Úsuga, más conocido como el Clan del Golfo. Desde su centro de reclusión, en Brasil, “Boliqueso” asistió a una audiencia virtual en la que la Fiscalía de Cali le imputó cargos por los delitos de concierto para delinquir con fines de narcotráfico, homicidio y tortura agravada.

Sin embargo, después de escuchar los delitos, Giraldo se declaró inocente. “Boliqueso” tenía en ese entonces una orden de captura en Colombia y dos pedidos de extradición en Miami y New York. Para autorizar que pagara su condena en Colombia, la justicia de Brasil exigía una orden de aseguramiento.

Después de que la Fiscalía caleña presentó las evidencias, el Juez 31 de Control de Garantías de Cali emitió una orden para hacer efectiva la medida de aseguramiento intramural contra el delincuente. Pero la misma no se cumplió.

Según el diario colombiano El País, aunque en Brasil, el capo colombiano estaba recluido por sus nexos con el narcotráfico, hasta ahora se desconocen las razones por las que un juez de dicho país lo dejó en libertad.

Al parecer, el 24 de noviembre del 2017, “Boliqueso” había salido de la cárcel, pero la noticia llegó a Colombia casi dos meses después. Tras este hecho, el juez brasileño fue investigado por otorgar la libertad a Giraldo sin ninguna restricción.

“Sin embargo, pasaron más de cuatro años entre la noticia de la libertad de ‘Boliqueso’ y su recaptura. Según la Policía Nacional, el pasado martes el jefe de sicarios fue ubicado en uno de los sectores más exclusivos de Coyoacán, en Ciudad de México. Una vez más, una mujer habría sido su punto débil”, reveló El País.

-Con información de los diarios colombianos El Tiempo y El País.

Comentarios

Tipo de Cambio