Desaparecidos (Segunda parte)

Foto: Internet
Opinionez lunes, 25 abril, 2022 12:00 PM

“No perdona nunca bastante, pero se olvida demasiado”.

-Sophie Soymonof de Swetchine.

 

La Brigada Internacional terminó con su jornada de búsqueda de personas desaparecidas y los resultados en Baja California dan sin duda esperanza a algunas de las familias de las personas desaparecidas.

En una de las jornadas más impactantes para la Brigada Internacional, los más de 150 voluntarios pegaron hojas con información de sus seres queridos, varios de ellos ausentes desde hace varios años. Han caminado más de 3 kilómetros y medio desde la Catedral ubicada en la ciudad de Tijuana, B.C., en la Zona Centro, hasta el Museo de Cera; en su trayecto colocaron en los postes de las calles los testimonios de las fichas en un aviso dirigido al público, con la nota de que alguien los espera en casa.

La jornada de búsqueda de desaparecidos terminó el pasado viernes 4 de marzo del presente año (2022) en las zonas fronterizas de Sonora y Baja California y fueron en las ciudades de Mexicali y Tijuana en donde se encontraron los hallazgos más impactantes: en Mexicali, cinco osamentas y piezas óseas que serán analizadas por la Fiscalía; y es que el colectivo de Brigada Internacional está considerando que haya aproximadamente 10 mil personas desaparecidas solo en el estado de Baja California.

Jolcyn Martínez Corrales recorrió la Zona Norte -zona de tolerancia- en Tijuana, B.C., portando en el pecho la fotografía de su hermana, desaparecida en abril del 2010 en Acapulco, Guerrero. Solo dos veces su familiar pudo comunicarse con ella y le dijo que estaba en un lugar muy peligroso de Tijuana, por lo que en años anteriores intentó buscarla dentro de los antros y el 1 de marzo del 2022 fue la tercera vez que acudió a la zona de tolerancia con tal fin. No la dejaron entrar a los bares, por lo que consiguió un trabajo como repartidora de alimentos para así poder ingresar a dichos antros, pero luego la detectaron porque se quedaba viendo mucho a las muchachas y la corrieron diciéndole que no se volviera a parar en esos lugares porque le iría muy mal.

Recientemente la ONU consideró que hacen falta muchas medidas preventivas, cultura de la denuncia, secrecía y eficiencia en investigación de los delitos para que México esté en capacidad de avanzar hacia la erradicación de la desaparición de personas y atención a los derechos de las víctimas.

Casi cuando se cumplen 4 años de que entró en vigor la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, desaparición cometida por particulares, la oficina en México del alto comisionado de la ONU-DH, la gravedad del fenómeno de la desaparición de personas continúa atormentando a muchas familias mexicanas.

Los retos siguen siendo enormes para atender a más de 96 mil casos de personas oficialmente reconocidas como desaparecidas, así como más de 52 mil personas cuyos restos permanecen sin identificar en los servicios forenses y en los panteones públicos. Existe una grave desvinculación y grave colaboración por parte de la mayoría de las Fiscalías en México para buscar a las personas desaparecidas.

Para que el lector tenga una visión del abandono a esta gravísima situación que angustia a miles de familias, en nuestro país no se ha creado el Banco Nacional de Datos Forenses, el Registro Nacional de Personas Fallecidas no identificadas y no reclamadas, el Registro Nacional de Fosas y que también se haya emitido el Programa Nacional de Exhumaciones previsto por la ley.

En fin, un verdadero caos y un alto dejo de irresponsabilidad por parte de las autoridades, a quienes parece no importarles este gravísimo y lacerante tema.

 

Benigno Licea González es doctor en Derecho Constitucional y Derecho Penal. Fue presidente del Colegio de Abogados “Emilio Rabasa”.

Correo: liceagb@yahoo.com.mx

Comentarios

Tipo de Cambio